Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2011/08/24 00:00

    Aníbal Gaviria Correa, el minero

    Desde el año 2002, el candidato a la Alcaldía de Medellín tiene vigentes licencias de exploración a título personal y contratos de concesión a través de la empresa familiar Minera El Roble S.A. ¿Eso riñe con su aspiraciones políticas?

COMPARTIR

Desde el año 2002, el candidato a la Alcaldía de Medellín Aníbal Gaviria Correa ha sido beneficiado con licencias de exploración y contratos de concesión otorgados por Ingeominas a él y a la empresa Minera El Roble S.A., que es de su familia y la preside su padre, Guillermo Gaviria Echeverri.

Una revisión al Catastro Minero Colombiano permite establecer que hasta el momento este aspirante por el Partido Liberal a una de las alcaldías más importantes del país y quien fuera Gobernador de Antioquia en el periodo 2004 – 2007, tiene cinco contratos vigentes, dos a título personal y tres más a través de la empresa familiar.

Las dos licencias de exploración registradas a su nombre fueron otorgadas por las oficinas regionales de Ingeominas en Bogotá y Medellín en abril y septiembre de 2002, y radicadas bajo los códigos de expediente 00172-27 y 00173-27, respectivamente.

La primera licencia, con una duración de doce años, y la segunda, por diez años, están aplicadas a la exploración de oro, cobre y plata en un predio que abarca áreas rurales de los municipios de El Carmen, Chocó, y en Ciudad Bolívar, Antioquia.

En la base de datos del Catastro Minero Colombiano se encuentra registrado un tercer contrato, pero esta vez de concesión, cuyos titulares son la multinacional Anglogold Ashanti Colombia, en sociedad con Aníbal Gaviria Correa y la firma Minera El Roble S.A. Este contrato, radicado con el código de expediente FJT-15A, fue concedido el 14 de enero de 2008 por la regional Medellín de Ingeominas por 29 años para la exploración, montaje y explotación de zinc, platino, molibdeno, oro y sus concentrados, plata y cobre, en los municipios de El Carmen, Chocó, y Ciudad Bolívar, Antioquia.

Un cuarto contrato de concesión, clasificado con el código de expediente FJT-15R y otorgado el 14 de enero de 2008 por 29 años, tiene como titulares a la multinacional Anglogold Ashanti Colombia y a la firma Minera El Roble S.A., que tiene exactamente los mismos objetivos del contrato anterior.

Por último, aparece un quinto contrato registrado bajo el código de expediente GK3-091, otorgado el 9 de abril de 2010 por 29 años con los objetivos de exploración, montaje y explotación de cobre, oro y plata en el municipio de El Carmen, Chocó. Los titulares de este contrato son la empresa Minera El Roble S.A. y el señor Guillermo Gaviria Echeverri.

El certificado de existencia y representación de la firma Minera El Roble S.A., expedido por la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, establece que esta empresa fue creada el 5 de enero de 1995 como una sociedad comercial anónima que, inicialmente, se llamó Dos Bocas S.A. Mediante escritura pública del número 3435 fechada el 14 de julio de 1998, se cambió la razón social por la de Minera El Roble S.A.

El objeto social de esta firma es la exploración, extracción, explotación y beneficio de minerales, así como su comercialización en el país y en el exterior. Actualmente, los miembros principales de la junta directiva son Guillermo Gaviria Echeverri, Fernando Echavarría Ochoa, Gloria Elena Echavarría Vélez, Irene Gaviria Correa y Juan Esteban Álvarez Bermúdez.

Esos contratos le han generado dudas a un conjunto de empresarios y abogados de Medellín, especialistas en el tema, quienes se han aplicado a su estudio y, preliminarmente, han conceptuado que esos títulos son causal de inhabilidad y, por lo tanto, Gaviria Correa no podría postular su nombre al cargo de elección popular más importante de la capital antioqueña.

Sus preocupaciones han sido tales que el tema ya está en el escritorio del Procurador General de la Nación, Alejandro Ordoñez, a quien le prepararon un análisis detallado en el que le explican por qué Gaviria Correa estaría incurriendo en varias trasgresiones a las normas electorales en su condición de empresario minero.

Son varias las razones que esgrimen quienes están preocupados por las actividades mineras del candidato por el Partido Liberal a la Alcaldía de Medellín. De un lado, alegan que ha incurrido en causales de inhabilidad estipuladas en la Ley 617 del 2000; y de otro, manifiestan que de resultar elegido Alcalde de Medellín podría tener injerencia, para su beneficio personal y empresarial, en la regional de Ingeominas de Medellín, donde le otorgaron a él y a la firma familia, cuatro de los cinco contratos vigentes.

Habrá que esperar si los argumentos esbozados por empresarios y abogados prosperan ante los organismos disciplinarios y electorales. Mientras tanto, veremos al empresario minero Aníbal Gaviria Correa en su carrera hacia la Alcaldía de Medellín recorriendo los barrios de la ciudad y reuniéndose con las comunidades, respaldado por los partidos Liberal, Verde, Conservador y la Alianza Social Indígena. Los políticos curtidos como él saben que en las campañas electorales se arriesgan a este tipo de confrontaciones. La justicia tendrá la última palabra.

* Periodista y docente universitario
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.