Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2015/04/23 16:25

    Gina Parody vs. Luis Grubert

    El pulso entre la ministra y el presidente de Fecode va en aumento. ¿Hasta dónde irá?

COMPARTIR

Este jueves se abrió aún más la brecha entre la ministra de Educación, Gina Parody, y los maestros del país que mantienen una parálisis que afecta a nueve millones de alumnos. Con el distanciamiento, es incierto el momento en el que se reanudarán las clases.

Las partes se muestran inflexibles. “No vamos a negociar mediante la presión de un paro”, dice la jefe de la cartera de Educación. “Si es así, pues nosotros no vamos a levantar el paro hasta ver hechas realidad todas nuestras peticiones”, responde Luis Alberto Grubert Ibarra, presidente de un gremio con casi 300.000 afiliados.

¿Y cuáles son las peticiones? Los educadores argumentan que son sencillas. “Básicamente pedimos que Santos cumpla sus promesas hechas en su discurso de posesión de su segundo mandato”, le dice Grubert a Semana.com. Él mismo recuerda las palabras del presidente. Dijo que gobernaría para tener a la nación más educada de la región. “¿Qué significa la meta de ser el país más educado de América Latina en el 2025?”, preguntó en aquel 7 de agosto el jefe del Estado. “Significa que todos los niños y niñas de Colombia en su primera infancia reciban la mejor atención, sin importar su condición económica”, “significa que nuestros maestros sean los ‘héroes’ de nuestra sociedad”, respondió él mismo. “¿Y cómo vamos a hacerlo? ¿Cómo vamos a avanzar en este cuatrienio sobre lo que ya hemos hecho? –insistió–. La primera decisión que tomé es que, a partir del año entrante, el presupuesto destinado a la educación sea el más grande de todos dentro del presupuesto nacional, por encima incluso del de Defensa y Seguridad. ¡Eso nunca había pasado! ¡Y así debe ser en adelante!”.

Grubert asegura que estas afirmaciones se las llevó el viento. Basta ver, dice, las condiciones de los niños, en especial en las zonas rurales, para estudiar. Hay colegios en donde un único profesor dicta clases a alumnos de varios niveles, todos en un hacinamiento indolente. Para él, el actual presupuesto fija en 800 pesos por niño el costo de la alimentación para la jornada única. ¿Qué se puede comprar con esa plata? Según su cálculo, se necesitan mínimo 2.800 pesos.

Todo esto se resolvería en parte si de verdad se destina el 7,5 % del PIB a la educación, como Santos se lo prometió personalmente durante la campaña electoral. “Esa cifra no se ha cumplido, no está en el diseño del presupuesto del año entrante y tampoco en el Plan de Desarrollo”. ¿Entonces? Grubert dice que han estado en reuniones con funcionarios del gobierno durante cinco meses. Sin embargo, en este tiempo la ministra sólo se hizo presente 40 minutos. Según sus análisis, el salario de un profesor en Colombia oscila entre 650.000 pesos y dos millones y medio. “¿Realmente podemos construir el país mejor educado con esta radiografía?”, pregunta.

En el ministerio, por su parte, aseguran que son conscientes de las dificultades, pero también ven en el paro la negativa de los maestros a ser evaluados. “No es una opción para Colombia eliminar la evaluación docente. Los profesores nos han dicho que el mecanismo del examen es engorroso y complicado y que no tiene relación con la práctica de aula, por eso propusimos erradicar la evaluación escrita. La propuesta también fue rechazada por Fecode”, asegura la ministra.

Parody insiste en la necesidad de aumentar la calidad en la educación, como contribución a las numerosas inversiones que se han hecho en los últimos años. “Todos queremos que los profesores ganen más, mucho más, pero también queremos llegar a la excelencia educativa. Lo que se invierte en educación se debe ver reflejado en ella”.

Los profesores ven la otra cara de la moneda y ahora aseguran que no se va a sentar con la ministra sino que exigen que en la mesa esté el propio Santos, “quien fue el que nos hizo las promesas”. Este miércoles no hubo clases, este jueves tampoco, es improbable que la situación se resuelva este viernes. ¿El lunes? “El lunes vamos a traer 80.00 maestros de todos los rincones del país a la plaza de Bolívar para que nos escuchen”.

¿Podrán conciliarse estas posiciones tan distantes? ¿Cederán Parody y Grubert? Por ahora, no parece. Al contrario, la situación en lugar de mejorar amenaza con deteriorarse aún más.

*Director de Semana.com
Twitter: @armandoneira

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.