Lunes, 22 de diciembre de 2014

| 2013/01/16 00:00

Berlusconi a juicio por sexo

El magnate italiano aspira nuevamente a la primera magistratura en medio del escándalo causado por un juicio por tener relaciones sexuales con una prostituta menor de edad.

. Foto: .

Silvio Berlusconi, exprimer ministro italiano que busca la cuarta reelección en un mes, enfrenta un juicio por supuestamente haber sostenido relaciones sexuales con una prostituta menor de edad. Sus abogados están haciendo esfuerzos por aplazar el juicio, para no empañar la campaña electoral que culmina el 23 de febrero,  pero este intento ha sido rechazado por la Corte. El equipo legal de Berlusconi acusó a la Corte de "interferir fuertemente" en la campaña política, al rehusar la suspensión del juicio para permitir al acusado seguir con su labor política con su coalición de centro derecha.  

Berlusconi atacó al juicio diciendo que era "una comedia, una farsa, una trampa". La fiscalía negó la solicitud de aplazamiento  diciendo que las apariciones de Berlusconi en campaña se hacían por su propia elección y no eran como si se ausentara de un cargo público. La coalición de centro derecha de Berlusconi se enfrenta al partido Democrático de centro izquierda, que lleva la delantera, y partidos centristas aglutinados alrededor de la agenda de Mario Monti.

A principios de la semana se esperaba el testimonio en Milan de  Karima El Mahroug, una cabaretera de origen marroquí que usa el nombre artístico de "Ruby Rompecorazones". Finalmente ella no tuvo que testificar, pero si se tuvieron en cuenta declaraciones que había dado con anterioridad como material probatorio. Los abogados de Berlusconi, que habían buscado su testimonio, decidieron finalmente no dar un show mediático con sus declaraciones como testigo el lunes 14 de enero, que según ellos habría "interferido con la serenidad de una campaña electoral".

El proceso lleva dos años y empezó cuando Berlusconi todavía era primer ministro. La acusación sostiene que Ruby y él habían tenido relaciones sexuales cuando ella tenía 17 años, en el transcurso de las fiestas "bunga bunga". Este término fue acuñado por el mismo Berlusconi en 2011. Su significado es una fiesta con orgías, prostitutas sumergidas en una piscina que nadan alrededor del líder que también está desnudo. Tanto Ruby como Berlusconi han negado que hubieran tenido relaciones sexuales, aunque sí participaron animadamente en la bunga bunga.



Las fiestas en su momento fueron muy publicitadas gracias a las imágenes que lograron los paparazzi en la villa de Berlusconi en Milan, donde aparecía Il Cavaliere, sus amigos y chicas jóvenes supuestamente prostitutas. Siete meses después de ese escándalo Berlusconi renunció y le abrió paso al gobierno tecnócrata de Mario Monti para que enfrentara la amenaza de crisis de deuda soberana e iliquidez que azota a Italia.

Berlusconi ha pedido disculpas por las bunga bunga, diciendo que se sentía solo después de separarse de su segunda esposa, Veronica Laria, que lo dejó en 2009, debido a sus infidelidades con mujeres menores. Tal vez no le ayude al magnate que los tres jueces que tiene que convencer son mujeres que han sido calificadas de feministas.

A pesar de sus problemas judiciales, Berlusconi, de 76 años, ha ido subiendo en las encuestas desde que comenzó la campaña en forma activa. Su popularidad ha aumentado debido a animados debates televisados en los que Berlusconi vence a los periodistas que son críticos suyos.

Il Cavaliere enfrenta otros dos casos en Milan, incluyendo la apelación de una condena a cuatro años por evadir impuestos. La estrategia de sus abogados es tratar de aplazar los juicios lo máximo posible. En octubre recibió la condena pero esta tiene dos niveles de apelación, por lo que no se espera que por ahora Il Cavaliere vaya a la cárcel. El Tribunal lo encontró culpable de usar compañías offshore -paraísos fiscales- para evadir impuestos sobre los derechos de televisión que su compañía Mediaset adquirió para exhibir películas y programas de televisión americanos.

En una declaración los abogados de Berlusconi manifestaron que la decisión era una "sentencia absolutamente increible que va contra los resultados del juicio" y anunciaron que van a apelar. Debido a una amnistía decretada en 2006, los jueces limitaron la condena a un año. Fedele Confalonieri, el presidente de Mediaset, fue encontrado inocente después de un juicio que se extendió por seis años.

Fuera de la condena por fraude en impuestos, Berlusconi está condenado a pagar 10 millones de euros a la oficina de impuestos. Los magistrados milaneses -donde se lleva a cabo el juicio- arguyeron que Fininvest, la compañía holding de la familia del Cavaliere que posee 40 por ciento de Mediaset, ofreció pagos en exceso a un intermediario que adquirió los derechos sobre las películas y series presentadas en el canal, para inflar costos y mostrar una rentabilidad menor. Los pagos en exceso se colocaron en una cuenta offshore perteneciente a Berlusconi.

No es la primera vez que Il Cavaliere recibe una sentencia de prisión, pero en ocasiones previas ha apelado con éxito, o se han vencido los términos, o cambian las regulaciones y no va a la cárcel. Las tres condenas que recibió en el espacio de 8 meses, empezando en diciembre de 1997, fueron por falsificación en la contabilidad y por corrupción (pago de coimas) en las auditorías de las subsidarias de Fininvest. Más tarde fue sentenciado por transferencia fraudulenta de fondos que llegaron a manos de Benito Craxi, entonces primer ministro socialista. Fue finalmente exonerado de todos los cargos, en muchos casos por vencimiento de términos. Berlusconi lleva veinte años frente a los tribunales, doce procesos y nunca ha estado en la cárcel. A pesar de ello ha ganado elecciones desde 1994 y ha sido primer ministro tres veces.

En el juicio que enfrenta ahora, sus abogados quieren llamar otros testigos, entre ellos George Clooney, Cristiano Ronaldo y a la madre de Ruby. Clooney dice que una vez visitó a Berlusconi para pedir fondos para Darfur, lo invitaron a una bunga bunga, pero él declinó la invitación. Cristiano Ronaldo dice que no conoce a Ruby Rompecorazones.

El abogado de Il Cavaliere ha acusado al Tribunal de tomar decisiones políticas. Las encuestas muestran que Berlusconi y sus aliados están por debajo de los Demócratas de centroizquierda, que son los favoritos para ganar las elecciones. Pero la diferencia se ha acortado en los últimos días, con Berlusconi haciendo una campaña populista donde se presenta como el defensor de los intereses de los italianos, en un momento cuando las medidas de austeridad impuestas por el gobierno tecnócrata están afectando a la población.

Mientras tanto, Karima El Mahroug (o Ruby Rompecorazones), niega haber tenido relaciones sexuales con Il Cavaliere. Berlusconi, a su vez, niega haberle dicho al jefe de policía que El Mahroug era familiar del depuesto presidente egipcio Hosni Mubarak. Por otra parte, él no niega que le pagó 60.000 dólares a El Mahroug, pero dice que se los dio para que comprara equipos para un salón de belleza que iba a abrir. La Fiscalía dice que ese es el pago por trece encuentros sexuales que empezaron cuando se conocieron el Día de San Valentín de 2010. La próxima audiencia será el 28 de enero. La Fiscalía confía en finalizar el caso antes del 23 de febrero, día de las elecciones.

¿Se salvará esta vez Il Cavaliere?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×