Opinión

  • | 2000/07/31 00:00

    BERNARDO HOYOS

COMPARTIR

El sacerdote Bernardo Hoyos, alcalde de Barranquilla, por la condena a tres días de arresto y a una multa de tres días de salario mínimo que le impuso la Corte Suprema por desacatar una tutela interpuesta por un trabajador a quien no le pagaban su salario. Los funcionarios de ese nivel deben estar siempre dispuestos, así no estén de acuerdo con el fallo, a respetar las decisiones de la rama judicial.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1818

PORTADA

La coca se dispara

Más de 150.000 hectáreas de coca sembradas, la cifra más alta de la historia, es el gran desafío para el posconflicto y para el futuro de la violencia en Colombia.