Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2004/12/05 00:00

    Blanco y negro

    'Marulanda' no considera gesto humanitario devolverles guerrilleros a sus familias y no a sus filas

COMPARTIR

BLANCO

El país sintió un alivio con la noticia de que 23 guerrilleros de las Farc fueron indultados como un gesto de buena voluntad del gobierno. Pero detrás de todo existe una jugada de alta política con la que Álvaro Uribe pretende ganar con cara y con sello.

l Los ex presidentes y los familiares de los secuestrados

tendrán que reconocer que el gobierno hizo un gesto unilateral para abrir las puertas del acuerdo humanitario. Si las Farc no responden, el gobierno podrá aliviar en algo su responsabilidad sobre una falta de política frente al drama de los secuestrados.

l El mundo entero será testigo de la testarudez de este bloque insurgente.

l Extraditar a 'Simón Trinidad' tendrá una mayor base moral.

l Pero no extraditarlo, en caso de que las Farc se sintonicen, podría convertir a Trinidad en el principal interlocutor del acuerdo humanitario.

l No extraditar a Mancuso será mejor entendido como disculpa de que el paramilitarismo, al contrario de las Farc, realmente se encuentra involucrado en un proceso de paz.

l ¿Si hoy se indultan guerrilleros de las Farc, por qué pasado mañana no podrán indultarse paramilitares?

l Uribe tendrá menos posibilidades de que lo acusen de ser un guerrillero a ultranza. Triunfó el corazón grande sobre la mano dura.

l Y si es acusado de ser muy blando con los paras y muy duro con las Farc, ¿no es esta una muestra de que emparejó las sensibilidades?

NEGRO

Injustamente llamados 'chivos del diluvio' quienes tienen grandes reparos sobre la movida del gobierno, no sobra recoger los principales argumentos de este sector para tener una visión global de lo que puede pasar en adelante.

Quienes no creen en las bondades del indulto a los 33 guerrilleros sostienen lo siguiente:

l La medida es efectista pero no efectiva. Puede que el gobierno les gane esta mano a las Farc dando muestras de su generosidad no correspondida, pero los secuestrados, desgraciadamente, seguirán secuestrados.

l Se abre una puerta muy efectiva para indultar paramilitares. Como decíamos atrás, si guerrilleros que no han cometido delitos atroces se libran de las cárceles, ¿por qué no sucede lo mismo con paramilitares en la misma situación?

l Se le ha abierto una esperanza inútil a los sufridos familiares de los secuestrados y a la opinión pública que comparte su drama. Aquí no arranca ningún acuerdo humanitario.

l El gobierno, hábilmente, dice que no negocia con las Farc, pero aparece negociando, mediante la fórmula de ofrecerle a la contraparte cosas que sabe que ésta no va a aceptar. Es la táctica de crear hechos inconducentes para presionar a la contraparte.

l Cuando las Farc exigen el canje es porque quieren recuperar a quienes piensan que son sus militantes. Con los indultados se corren en este aspecto tres tipos de riesgos:

A) Que las Farc consideren que han traicionado la causa por ganarse un anticipo de su liberación. B) Que si es cierto que no están dispuestos a regresar a las filas guerrilleras sino al seno de sus hogares, las Farc consideren que ya no pertenecen a ese grupo guerrillero, y por consiguiente pierdan todo valor de canje. C) Que las Farc definitivamente digan que esos 33 señores nunca fueron de las Farc.

l La prueba de que 'Marulanda' no considera gesto humanitario devolverles guerrilleros a sus familias y no a sus filas (él cree tener derecho sobre unos tipos que son de él) se dio cuando en el gobierno Pastrana exigió que los 14 guerrilleros que se canjearon por 360 uniformados le fueran entregados a él en una zona predeterminada.

l En esa época se canjearon 14 guerrilleros por 360 uniformados. Ahora se entregan 33.¿a cambio de una expectativa?



ENTRETANTO. ¿Por qué será que Bernardo Moreno, el reciente estrenado secretario general de Palacio, se nota tan poquito pero se le achacan tantas travesuras en puestos y en auxilios?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?