Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2011/08/13 00:00

    Calavera en el Almario

    El cabecilla Rubén Polanco asegura que Almario les entregó a las Farc la información necesaria para asesinar a los Turbay. Es la primera vez que miembros activos de las Farc hacen públicamente esas acusaciones.

COMPARTIR

Dos cabecillas de las FARC aseguran que el ex congresista Luis Fernando Almario los ayudó a exterminar a la familia Turbay Cote. Los guerrilleros narraron en video la presunta participación del dirigente político del Caquetá en estos crímenes. La grabación fue entregada a un periodista que me la hizo llegar la semana pasada.
 
Allí aparece Mauricio Gareca, miembro del bloque sur de las FARC y uno de los hombres que estuvo a cargo de San Vicente del Caguán durante el despeje. Sentado a su lado está Ruben Polanco, antiguo miembro de la sanguinaria columna Teófilo Forero y actual jefe de la llamada compañía Héctor Ramírez de las FARC. (Ver video se identifican)
Gareca afirma que Luis Fernando Almario fue quien instigó a las FARC para que secuestraran a Rodrigo Turbay Cote, la primera víctima de esa familia.
 
Refiriéndose a Almario, el guerrillero asegura “él nos proporcionó información detallada sobre los movimientos y actividades políticas que estaba haciendo el turbayismo en el Caquetá. Por ejemplo, en el caso del representante Rodrigo Turbay, a él lo detuvimos porque el mismo representante a la Cámara Almario nos confirmó sobre la forma que se estaban apropiando de unas partidas del contrato de la carretera Suaza-Neiva, Suaza-Florencia. Entonces nosotros decidimos detenerlo para hacerle una investigación y hacerle un juicio político”. (Ver video entrega de Rodrigo Turbay)
 
Rodrigo Turbay Cote fue secuestrado en junio de 1995 en la vereda Galicia del municipio de Paujil, por cierto antes del desembolso de los dineros de la mentada carretera. La operación le tomó apenas minutos a los guerrilleros. Pasó 23 meses secuestrado y murió ahogado en el río Caguán en mayo de 1997.
 
Tres años después –y paradójicamente en medio del fallido proceso de paz entre el gobierno Pastrana y  las FARC-  fueron asesinadas siete personas entre ellas Inés Cote de Turbay y Diego Turbay Cote, madre y hermano de Rodrigo.
 
El cabecilla Rubén Polanco asegura que Almario les entregó a las FARC la información necesaria para asesinar a esas personas: “A propósito, en las épocas del despeje, yo fui autorizado para escuchar, atender por varias veces al señor doctor Fernando Almario para recibirle la información que nos suministraba el doctor, de los movimientos que iban a hacer los Turbay hacia Puerto Rico”. (Ver video Las Citas de Almario)
 
La masacre ocurrió, efectivamente, cuando iban para Puerto Rico, a la posesión del alcalde. Ricardo Gareca reitera “lo concreto es que esa información nos la suministraba Fernando Almario. Y por ende, entonces, se llegó a la derrota del turbayismo en el departamento porque entre otras cosas era una necesidad”. (Ver video Masacre de la familia Turbay)
 
Esta es la primera vez que miembros activos de las FARC hacen públicamente estas acusaciones contra Almario. Sin embargo, la justicia está llena de indicios en el mismo sentido. Varios guerrilleros capturados y desmovilizados han entregado testimonios e información sobre el asunto. Los abogados de la única sobreviviente de la familia Turbay han reclamado decisiones frente a estas evidencias.
 
El caso no avanza. Luis Fernando Almario ha jugado bien sus cartas. Tutelas, habeas corpus, renuncias a su fuero y anulación parcial del proceso han dilatado por años las decisiones.
 
Almario está libre y conserva en buena medida su inmenso poder. Su hermana Nelsy aspira a convertirse en la nueva gobernadora del Caquetá, en representación del Partido Conservador. Su esposa Elsa Piedad Ramírez, quien era fiscal delegada ante el Tribunal Superior de Bogotá, fue nombrada notaria en la exclusiva zona de Santa Bárbara en Bogotá. El decreto designándola fue expedido el 29 de diciembre de 2009.
 
Con la habilidad de siempre, Almario ha empezado a convertir la demora judicial en inocencia. Hace apenas unas semanas le dijo a El Líder, un periódico del Caquetá, que el caso de sus relaciones con FARC y paramilitares ya había sido resuelto a su favor “este mismo tema se desvirtuó en la Corte Suprema de Justicia y en la Fiscalía General de la Nación”.
 
En otra entrevista anunció que sus enemigos políticos querían hacerle un montaje poniendo a las FARC a hablar en su contra en un video. Como ustedes pueden verlo en semana.com, el video existe y no es un montaje. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.