Opinión

  • | 2001/07/16 00:00

    CARLOS HOLGUIN - JAIME DUSSAN

COMPARTIR

El fuerte intercambio verbal protagonizado por los dos congresistas la semana pasada en la plenaria del Senado, que incluyó palabras de grueso calibre, es un síntoma más de la tremenda pobreza intelectual y de la carencia de mesura que debe tener la clase dirigente para superar los tiempos de crisis.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1821

PORTADA

Venezuela: los coletazos de la crisis

La invasión de 60 soldados venezolanos a territorio colombiano provocó una crisis que pudo terminar en tragedia. SEMANA relata cómo fueron las 24 horas de alta tensión diplomática y explica por qué puede volver a ocurrir.