Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2015/01/07 23:00

    Violette - La libertad de la literatura

    Violette tiene un guión escrito con minuciosidad y una actriz principal que nos entrega una soberbia actuación.

COMPARTIR

El cine existe para ubicarnos en el mundo y para mostrarnos el camino hacia las cosas que perdemos de vista en la vida. Puede sonar a excusa, pero quisiera decir mejor que es el preámbulo a una disculpa necesaria por no conocer la vida gloriosa de una mujer como Violette Leduc.

De esta película solo conocía que era dirigida por Martin Provost, el mismo de Séraphine. Para mi fortuna, la historia de Violette, una mujer triste, solitaria y extremadamente temperamental, resultó modificar mi melancolía de sábado en la tarde en inspiración. Se trata del viaje íntimo por la vida de Violette Leduc, escritora francesa que marcó a la literatura europea después de la Primera Guerra Mundial y que significó mucho más para la mujer de la época.

Violette es la hija bastarda de un noble, una mujer que vive sus días sintiéndose abominable y no deseada. Una mujer que lucha contra su propio fantasma para encontrar la libertad. Después de la postguerra en Saint Germain des Prés, Violette conoce a Simone de Boudoir, quien luego de leer un manuscrito de Violette, la motiva para que siga escribiendo dándole sus mejores consejos y apoyo.

Ambas entablan una relación para toda la vida, en la que Violette expone toda su sensibilidad, ingenuidad y de cierta forma inocencia. El espectador es testigo del viaje de descubrimiento que esta mujer realiza para encontrarse como artista, como escritora. Un guión escrito con minuciosidad y una actriz principal que nos entrega una soberbia actuación. Emmanuelle Devos es la encargada de darle vida al personaje de Violette. Su temperamento nos transmite la inseguridad del personaje, su inestabilidad y su manera obsesiva de vivir.

La fotografía de la película destaca, transportándonos a la Europa de la posguerra y contagiándonos de esa atmósfera fría y melancólica.

Violette, un personaje a simple vista hostil, dramático y vulnerable que al final se nos presenta como glorioso, al mostrarnos a una mujer que fue tan valiente como para vencer sus fantasmas y no solamente alcanzar su libertad sino ofrecer inspiración para que otras mujeres también la encontrarán.

@CaroEscarlata
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.