Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 1987/03/16 00:00

    CHIQUITO PERO CUMPLIDOR

    El ex presidente Lleras se las arregló para proyectar una imagen de "viejo importante"

COMPARTIR


La esperada entrevista del ex presidente Carlos Lleras por televisión desilusionó al país, porque no dijo nada nuevo, y lo viejo que dijo era absolutamente previsible que lo volviera a repetir.

Desde luego, nadie lo afirmó así de claro. Al país le pasó un poco lo del cuento infantil. La gente del reino de marras salió a las calles a ver desfilar a su emperador, de quien se afirmaba que luciría en esa oportunidad un espléndido vestido de fibras invisibles, tejido en plata y oro, que únicamente se haría visible ante los ojos de los honestos y bondadosos. Sólo un niño se atrevió a gritar lo que saltaba a simple vista. Que el emperador, en realidad, estaba absolutamente desnudo.

Pero para el resto de los observadores, el emperador estaba tan vestido, como lleno de planteamientos nuevos y revolucionarios el ex presidente Lleras, ante el interrogatorio incisivo y estratégico de Yamid Amat.

Lo irónico del caso es que los artículos del director de Nueva Frontera aparecen todas las semanas publicados en los periódicos, y repletos, eso si, de cosas profundas e importantes, aunque a nadie parece que le importan. Pero resuelve presentarse en televisión y se paraliza el país, aunque en realidad, en el fondo, el doctor Lleras no tenía nada que decir.

La explicación está en que, mientras el ex Presidente parece haber saturado los medios escritos, valorizó apropiadamente su ausencia de la televisión. Y aunque su aparición ante las cámaras violó las reglas de oro de los políticos en T.V. ("piense y hable en lapsos cortos"; "sonría. La televisión aplana la cara y hace que la gente se vea un 15% más seria que en la vida real"; "sea vivaz, aunque no epiléptico"), el ex presidente Lleras se las arregló para proyectar en la pantalla la imagen de "viejo importante" que, mezclada con un cierto tonito socarrón, dejó convencido al país de que algo de lo que el doctor Lleras había dicho, aunque no se supiera exactamente qué, estaba llamado a cambiar el rumbo de la historia nacional.

Lo que más pareció impresionar fue un punto en el que todo el mundo está de acuerdo: que Luis Carlos Galán debe hacer parte del actual gobierno.

Aunque todos sabían que el acercamiento burocrático entre el Nuevo Liberalismo y el gobierno venía gestándose hacía meses, los colombianos parecieron sorprenderse, sin embargo, al escuchar al ex presidente Lleras confirmándolo.

Pero en realidad, resulta más probable que la declaración de Carlos Lleras termine por retardar el climax de dicho acercamiento, que por acelerarlo. Es conocida la aversión del actual Presidente de la República por los "consejitos". ¿Y es acaso previsible que el doctor Galán acelere su ingreso a la burocracia oficialista porque el ex presidente Lleras aparece en la televisión recomendándoselo?

Por ahí, entonces, no fue por donde el ex Presidente cambió el rumbo de la vida nacional.

Tampoco al decir que el presidente Barco tiene "su estilo propio". En los escritos de Nueva Frontera, el doctor Lleras le ha hecho al presidente Barco críticas más fuertes que, sin embargo, han causado un impacto prácticamente nulo. Le ha dicho a Barco que carece de liderazgo. Le ha dicho al gobierno que como va, va mal. Le ha dicho al Ejecutivo que es totalmente responsable de la ola alcista de enero, y que ojalá mi Dios pueda perdonárselo.

Pero, en cambio, el doctor Lleras aparece en la televisión diciendo que Barco tiene su ~estilito", y el país entero se estremece en una mezcla de pena ajena y complicidad.

Y cuando afirma que otro que se "manda" su propio estilo es el ex presidente Turbay, y aunque es bien conocida la ancestral repugnancia que al doctor Lleras le producen las tácticas políticas de su ilustre ex colega, la gente queda convencida de que el entrevistado acabó definitivamente con Turbay como el sastrecillo valiente con las cuarenta moscas de la historia: de una sola palmada.

Con lo que el ex presidente Lleras tampoco es probable que cambie el curso del país es con sus críticas al Partido Liberal por caciquista y clientelista. Lo verdaderamente chivoso habría sido que al ilustre entrevistado le hubieran preguntado por el Partido Liberal, y hubiera respondido que le parecía bien orientado y dirigido.

Y en cuanto a las críticas a Belisario Betancur, no hubo nada que no hubiera dicho ya, de manera más detallada e incisiva, en sus escritos de Nueva Frontera en los que con interesantes por menores ha desmenuzado docenas de veces el pasado, presente y futuro del proceso de paz.

De manera que, aunque el ex presidente Lleras no dice boberías, tampoco, así la mayoría hubiera parecido creer lo contrario, apareció en la televisión para decir genialidades.

En definitiva, si hubiera que hacer un balance de la aparición del ex presidente Lleras por televisión, podrían aplicársele los mismos calificativos que a su protagonista: chiquita pero cumplidora...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.