Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/03/15 00:00

Colombia no aprendió la lección

Podría decirse que con las pasadas elecciones para Senado y Cámara se comprobó que Colombia es un país que no aprende de los escándalos políticos.

Óscar Fernando Sevillano

Por el momento todos los analistas políticos han señalado la posición lograda por el Partido de Integración Nacional (PIN), como un fenómeno sin precedentes en la historia del país, argumentando que esta fuerza fue creada desde la cárcel La Picota para darle continuidad en el poder a una clase política que tejió pactos con el paramilitarismo, sin importarles que para lograr tales fines, sus socios causaran centenares de muertes, desapariciones y millones de desplazamientos. Pero se olvidan que este hecho no ocurre únicamente en el PIN, para la muestra tenemos a Musa Besaile, en el Partido de La U; en el liberalismo a Arleht Casado de López, esposa de Juan Manuel López Cabrales, condenado por parapolítica; a Samy Merheg, familiar de Habib Merheg, en el Partido Conservador; a Antonio Guerra de la Espriella, en Cambio Radical; lo que indica que con tal de no perder votación, la mayoría de fuerzas y partidos no se dieron a la tarea de limpiar sus listas de candidaturas cuestionadas.

Es triste darse cuenta que la mayoría de los colombianos no hayan entendido lo que fue en realidad la parapolítica, muchos creen que se trató de un apoyo que se dio por una simpatía entre un paramilitar y un político, cuando la cosa fue mucho más allá, porque detrás de esa supuesta simpatía estaba la clara intención de tomarse el poder local, por la vía armada y desangrar el presupuesto público de los departamentos y municipios a través de empresas fachadas y de amigos en los cargos principales de la administración.

También es muy curioso que la mayoría de los colombianos pidan a grito entero que se ponga tras las rejas a quienes se cree que fueron puestos por la guerrilla en el Congreso de la República, pero que poco les importe una condena de 40 años para Álvaro García por crímenes de lesa humanidad y se elija como senadora a su sucesora y hermana, Teresita García.

Lo anterior en lo que tiene que ver con la parapolítica, pero sin embargo hay más. Se ha señalado también el desplome del Polo Democrático Alternativo, hecho indiscutible por demás, pero lo que no se dice es que en el fondo al alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas, no le fue tan mal, a pesar de su mala gestión como primer mandatario en la capital del país. Su hermano, Iván Moreno, continúa como senador, colocando la segunda votación en su partido sin importar que su paso por el legislativo lo ha hecho sin pena ni gloria. Hasta el momento no se le ha visto dando un solo debate interesante para la nación.

Tampoco se aprendió de los escándalos en los que semana tras semana se ha visto involucrado el ex ministro Arias. Independientemente de los resultados de la consulta conservadora, los más de 500 mil votos a su favor demuestran que a los electores no les importa la poca transparencia en sus actuaciones como ministro de Agricultura del gobierno de Álvaro Uribe.

Electoralmente el único castigo que se dio indudablemente fue al PDA, a quien se le cobra que como partido haya rebosado la administración de Bogotá en clientelismo y politiquería, lo malo es que en esa lección se arrastró a su candidato a la presidencia, Gustavo Petro, a quien le tocó pagar los platos rotos por la mala gestión de Samuel Moreno Rojas en la capital del país y las peleas internas entre el ala radical y el ala moderada en su partido. Sin embargo, este hecho por el cual se le da una lección electoral al PDA resulta ser un juego de niños, en comparación con lo que se debió hacer con quienes se les abrió investigación por vínculos con la ilegalidad.

Por cierto: Ahora que se sabe que el PIN entra a jugar con pie firme en el escenario democrático del país, es bueno que los candidatos presidenciales desde ya manifiesten su decisión de aceptar o rechazar el posible apoyo de los miembros que conformarán la bancada en el Senado y en la Cámara de Representantes.

Sevioscar@hotmail.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.