Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2017/02/05 13:05

    Maduro: ahora a “defender la soberanía”

    En medio de la grave crisis política, económica y social que afronta Venezuela, Maduro echa mano al conocido recurso de “la defensa de la soberanía” para neutralizar a la oposición y mantener a su lado al estamento militar.

COMPARTIR

Maduro apareció la semana pasada en la televisión venezolana, al estilo de un antiguo y pintoresco gobernante africano, manipulando difícilmente una ametralladora y diciendo que iba a distribuir unas 20.000 del mismo tipo, así como algunas “armas secretas que estaba preparando”, en todos los barrios y campos de Venezuela para defender la soberanía nacional. No especificó contra quien la defendería: contra los Estados Unidos, contra Colombia o contra la oposición venezolana…

Lo único que resultaría exótico es que considerara que ahora la defensa sería también contra la OTAN…pero, aunque no se crea, algo va por ahí. En un artículo aparecido recientemente en la publicación digital “Protesta Militar”, el general retirado Fernando Ochoa Antich, ex ministro de defensa y de relaciones exteriores de Venezuela, señaló que el hombre fuerte del vecino país, el general Vladimir Padrino López, firmaría con Rusia y China sendos convenios para adquisición de armamentos.   

Agrega el articulista que la inexplicable decisión del mandatario venezolano, en momentos en que el país está en quiebra total “sólo podría entenderse si se relaciona con la posición crítica mantenida por el gobierno a la firma del acuerdo militar entre la OTAN y Colombia”. Aunque Ochoa considera que ese argumento no tendría justificación por que el acuerdo tiene a su juicio el propósito combatir el narcotráfico, con un criterio netamente castrense se  refiere al  “equilibrio estratégico” entre Colombia y Venezuela, que afirma se perdió durante el gobierno de Chávez.  

Acudir al trillado recurso del riesgo de la amenaza externa, especialmente de Colombia, para sortear problemas domésticos, ha sido frecuente en Venezuela en donde la prevalencia de los militares en aspectos políticos, económicos y en la política exterior es bien conocida. Muchos gobiernos, para asegurar su permanencia en el poder, han hecho compras masivas de armamentos, sea a los Estados Unidos con los sofisticados aviones F-16 en alguna de las crisis con Colombia o a Rusia años después, cuando Chávez adquirió los Sucoi que en alguna oportunidad afirmó que podrían estar en pocos minutos sobre Bogotá.

No se sabe si las ametralladoras y “las armas secretas” que Maduro ha afirmado que distribuirá por el país, así como los armamentos que compró el general Vladimir en Rusia y China, tengan sólo el propósito de amedrentar a la oposición. A menos que sean también para defenderse de una invasión de los 28 países de la OTAN, apoyados por las fuerzas militares colombianas que, gracias a los buenos oficios del gobierno venezolano, ya no tienen que atender “la guerra civil” que existía en Colombia. Vaya…vaya…

El problema es que ya ni el pueblo venezolano y ni el mundo le creen…

(*) Profesor de la facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario   

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.