Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2008/08/05 00:00

    Consejos para el presidente Uribe

    El Presidente puede descartar sus temores, o los que supongo le insinúan sus áulicos, que una vez él esté por fuera del poder las Farc tomarían un segundo aire. Por eso le aconsejo que reafirme sus confesas convicciones democráticas con el más democrático de los ejemplos que es permitiendo la alternación en el poder.

COMPARTIR

Fue impactante, por decir lo menos, la marcha del pasado 20 de julio. Salí a marchar desde la carrera 7 con calle 116 y lo primero que me impresionó fue observar como se desencadenaron cientos de aplausos al paso de unas patrullas de la policía en motocicleta. Más adelante, en la carrera 7 a la altura de las calles 106 y 103, quienes marchaban aplaudían a los soldados de las guarniciones del cantón norte. Otros combinaban expresiones de exaltación al Ejército Nacional, al Presidente Uribe y el unísono rechazo a las Farc.

Debo confesar que me llenó de emoción observar el reconocimiento de la ciudadanía a la fuerza pública y su repudio por los violentos. Es preciso recordar que hace apenas una década la mayoría de los colombianos desconfiaban de las fuerzas militares. Uno de los principales logros del presidente Uribe y de la política de Seguridad Democrática fue el de aprestigiar a la fuerza pública, orientando con persistencia y audacia su accionar hasta lograr los innegables éxitos que lo tienen a él en su mejor momento frente a la opinión pública.

Lo anterior me conduce a pensar que la principal aspiración del presidente Uribe, hoy esta asegurada, que es la reelección de la Seguridad Democrática, según lo ha manifestado el mismo. Por ello creo que el Presidente puede descartar sus temores, o los que supongo le insinúan sus áulicos, que una vez él esté por fuera del poder las Farc tomarían un segundo aire. No, definitivamente no, la inmensa mayoría de los colombianos no le entregarán su confianza a quien no garantice mantener un pulso firme en la lucha contra los violentos. La mayoría de quienes aspiran al solio de Bolívar a partir del 7 de agosto de 2010 es consciente de eso, inclusive varios de los que representan sectores políticos de centro y de centro izquierda. Es más, me atrevo a decir que en Colombia se superó la idea de la seguridad como propuesta política exclusiva de la derecha.

Así las cosas, si me contara entre las personas cercanas al presidente Uribe, con todo respeto, me arriesgaría a expresarle los siguientes consejos: El primero de ellos es que debería reafirmar sus confesas convicciones democráticas con el más democrático de los ejemplos que es permitiendo la alternación en el poder. Le diría también que vale la pena pensar en las bondades de su eventual condición de ex presidente, pues sería el más influyente de ellos en la política nacional. También como ex presidente de Colombia podría recorrer el mundo dictando conferencias en las más prestigiosas universidades y centros de pensamiento sobre como luchar contra el terrorismo. Valdría la pena que luego de abandonar el Palacio de Nariño pensara en escribir un libro que bien podría llamarse “así empezó la derrota del terrorismo en Colombia” y no me cabe duda que sería un best seller. Por lo demás, podría dedicarle más tiempo a doña Lina, a sus hijos, y a sus nietos, que a raíz del matrimonio de Tomás seguramente están próximos a llegar.

Para terminar, le diría a nuestro Presidente: la Seguridad Democrática será reelegida en cabeza de su sucesor, independientemente de si pertenece o no a la actual coalición de gobierno, y con ello se fortalecerían las instituciones para bien de la democracia colombiana y las generaciones por venir.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.