Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2013/06/03 00:00

    Crowdfunding, ¡adiós a los bancos!

    Hoy, basta con tener una buena idea, publicarla en Internet y esperar a que alguien, uno o varios inversionistas quieran patrocinarla.

COMPARTIR

Las restricciones de crédito y el poder creciente de los bancos provocan el surgimiento de formas innovadoras de intermediación e inversión. Desde siempre me interesó el Crowdfunding porque el concepto es simplemente la democratización del acceso al capital para productos o servicios que por vías tradicionales son desechados. Antes, para sacar adelante un proyecto y si no se contaba con los recursos, tocaba adquirir un crédito bancario, convencer a un familiar o amigo de darnos un préstamo, o esperar a que alguien se asociara con nosotros. De esta forma muchos proyectos terminaban en la basura.

Hoy, basta con tener una buena idea, publicarla en Internet y esperar a que alguien, uno o varios inversionistas quieran patrocinarla. No cabe duda: el crowdfunding está de moda y además, si se hace bien, funciona.

Se trata de una financiación colectiva a través de una plataforma web donde cualquier persona puede financiar directamente aquellos proyectos o iniciativas que decida. Actualmente es raro el día en que no sepamos de un libro, un álbum musical, una película de cine, un vídeo juego o un dispositivo o aplicación tecnológica que se haya convertido en realidad con pequeños aportes económicos de muchas personas. Sin embargo, mucho menos conocido es el impacto que este tipo de plataformas está teniendo en la financiación de la economía productiva en todo el mundo.

Así lo demuestran las cifras del Crowdfunding Industry Report. Sólo el año pasado, este tipo de financiación movió cerca de los 2.700 millones de dólares en todo el mundo en más de un millón de campañas de todo tipo de profesionales, que consiguieron sacar adelante sus proyectos gracias a los pequeños aportes de sus padrinos.

Comparando la cifras de 2011 con 2012, el volumen de dinero movido en este tipo de campañas creció en un 81% durante 2012, casi duplicando los 1.500 millones del año anterior.

El éxito de este tipo de financiación colectiva se da por muchas razones; porque gracias a Internet es accesible para la mayoría de personas, tanto emprendedores como inversores; porque no requiere de grandes aportes; porque es ágil y no necesita de intermediarios que encarezcan el trámite; porque carece de formalismos rígidos y los mecanismos de pago y recepción de fondos son rápidos.

Adicionalmente la delicada situación económica actual contribuye para que a los emprendedores cada vez les quede más difícil acceder a un crédito. Y si debido a la crisis económica mundial no hay dinero disponible en los bancos para financiar proyectos, habrá que buscar otras alternativas y esta es una de ellas, extremadamente eficaz, sin riesgo, ágil y flexible. 

También, el hecho de que permita desarrollar todo tipo de iniciativas le abre la puerta a las pyme, o empresas con poco recursos y “startups” que a cambio de dar participaciones, están dispuestas a recurrir a este sistema. 
Sistema que debido a su rápida evolución ya ofrece diferentes modelos que se adaptan a sus necesidades como emprendedor o inversionista. 

Hablamos de Crowdfunding basado en la Donación, en el que las personas donan sin esperar nada a cambio, Crowdfunding basado en Recompensas, en la que los contribuyentes reciben algo a cambio de la donación, Crowdfunding basado en el Préstamo, en el que los participantes recobran su dinero una vez acabado el proyecto y además obtienen unas ganancias y Crowdfunding basado en Equidad, en el que se recibe parte de los derechos de la obra realizada.

Los tipos de proyectos que se financian mediante esta alternativa no dejan de crecer, desde proyectos creativos hasta solidarios, pasando por empresariales. La especialización es cada vez mayor y se espera que en este 2013, el Crowdfunding explote como opción de financiación.

Si usted tiene una idea loca en la cabeza, arriésguese en compartirla en alguna de las 300 plataformas de Crowdfunding que actualmente hay en todo el mundo. Solo asegúrese que sea realmente motivadora, interesante, generadora de negocio y que mueva a los posibles interesados o empresas que puedan apadrinarlo.

Les comparto algunas de las plataformas mas conocidas:

Kickstarter
Indiegogo
Crowdfunder
Rockethub
Idea.me
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.