Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2017/06/13 09:04

    Todos pierden

    Recordemos la campaña donde se hacía alusión a la famosa pirinola, con el "todos ponen". Tan sencillo como eso. Hacer reflexionar a la ciudadanía sobre la importancia de poner todos un granito de arena, para que la ciudad resurgiera y saliera adelante. Ahora todo es diferente.

COMPARTIR

En las discusiones sobre los temas de Bogotá prima la ignorancia, la ausencia de visión a largo plazo, la demagogia y la politiquería. A esta ciudad le falta mucho para salir adelante, y será poco lo que podamos avanzar en estos dos años y medio de mandato que le quedan al actual alcalde si la situación se mantiene y peor aún, si se agrava.

Cuando Mockus fue alcalde, lo primero que sorprendió fue su capacidad para lanzar y mantener campañas cívicas de alto impacto que cambiaron el curso y la historia de la ciudad.

Recordemos la campaña donde se hacía alusión a la famosa pirinola, con el "todos ponen". Tan sencillo como eso. Hacer reflexionar a la ciudadanía sobre la importancia de poner todos un granito de arena, para que la ciudad resurgiera y saliera adelante. Se notaba entusiasmo y participación de la ciudadanía en torno a campañas tan sencillas como ceder el paso, pasar la calle por la zebra y cuidar lo público.

A Mockus lo sucedió un alcalde visionario que cambió por completo el rumbo de la ciudad, legalizando barrios ilegales, haciendo obras de infraestructura y acabando de raíz con un problema tan serio como la guerra del centavo en el transporte público. TransMilenio fue (y aún es) un icono de la ciudad del cual todos deberíamos estar orgullosos. Pero el sistema decayó, como decae todo lo que no se mantiene, o a lo que no se le invierte en actualización y desarrollo. ¿Cuántas troncales nuevas hicieron los tres gobiernos de izquierda que sucedieron a la segunda administración de Mockus ?

La solución demagógica de quienes no pudieron hacer nada por esta ciudad en 12 años, durante los cuales la saquearon por completo y la acabaron, fue decir que el TransMilenio es una porquería, y que lo que ha debido hacerse es el metro, que precisamente no se hizo. Por Dios. ¿A quién se le ocurre que la solución del transporte masivo de una ciudad está dada únicamente por el metro?, máxime cuando se trata de una pequeña línea inicial que no cubre por completo la ciudad. Absurdo, como resultan absurdas la gran mayoría de discusiones desinformadas que se llevan a cabo todos los días.

Para rematar, inició a finales de la semana pasada un enfrentamiento entre el Concejo Distrital y el alcalde mayor, con ocasión de la no aprobación de la valorización.

A ver señores, ¿de dónde se va a sacar la plata ? Resulta que es nuestra ciudad, donde vivimos, donde criamos a nuestros hijos y donde muy seguramente moriremos, eso sí, si aún tenemos ciudad para ese entonces. Si la cosa es así, entonces ¿ por qué no permitir que la ciudad crezca y se desarrolle a partir de cobros por valorización?, lo que permite como es apenas elemental que la ciudad crezca y se valorice. Si nos quedamos reparchando huecos y haciendo obritas esta ciudad nunca va a avanzar. La valorización como sistema de financiación de obras públicas es indispensable, no es un capricho.

Es un tema elemental, todos debemos poner, todos tenemos que hacer sacrificios por nuestra ciudad, y no pensar que la fórmula mágica aparecerá algún día, de la mano de genios como los que proponen que la solución está en algo que se debía haber hecho, pero que no se hizo.

Acá el "todos ponen" de Mockus, se está convirtiendo en un "todos pierden". Bienvenidos al pasado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.