03 agosto 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Curso de educación sexual Alejandro Ordóñez Maldonado

Por Daniel Samper OspinaVer más artículos de este autor

OPINIÓNReconozca cuándo acudir al porro y cuándo al pase para poder repetir: repetir periodo, se entiende.

Curso de educación sexual Alejandro Ordóñez Maldonado.

Foto: Guillermo Torres

“Nos lo están metiendo con vaselina”.
A. O. M.

Objetivos
Al finalizar este curso, el estudiante estará en capacidad de reprimir sus fantasías sexuales; perseguir a quienes las realizan; rechazar el sexo inane (e inano); perfeccionar la posición del
misionero (esto es: hacer catequesis desde los puestos del Estado). Y ‘tirarse’ el proceso de paz. 

Primer módulo: de la mermelada a la vaselina
De la mano del reputado sexólogo Alejandro Ordóñez Maldonado, creador de todo el programa, descubra diversas ayudas para hacer de su vida sexual un asunto menos placentero. Aprenda técnicas de flagelación; utilice el cilicio y otros objetos de placer; pase de repartir mermelada a untarse con vaselina. 

Reconozca cuándo acudir al porro y cuándo al pase para poder repetir: repetir periodo, se entiende. Inste a salir del clóset a quienes estigmatice como guerrilleros, y no permita que las partes se toquen en el proceso de paz: porque tocarse las partes ofende al Señor. Reciba talleres prácticos de anorgasmia. Vuélvase puro y casto en la repartición de puestos, y organice una fiesta lujosa, a la manera de la película Ojos bien cerrados, con capas, máscaras e invitados vinculados a la parapolítica.

Segundo módulo: del sexo no reproductivo al sexo excremental
Con la tutoría del historiador y masajista Roberto Gerlein, descubra cómo cocinar un pastel burocrático y, posteriormente, aprenda a repartirlo. El pastel. Averigüe los límites elásticos de un suspensorio para subirlos al tope y sentir placer culposo. Diferencie un buen catre de un mal catre mientras reinventa algunas frases en latín, como ‘Coito ergo sum’. Y aprenda de desviaciones sexuales (la necrofilia, que es cuando los muertos votan, o la coprofilia, que es cuando votan por usted) para practicarlas en secreto.

Tercer módulo: cómo seducir con tres huevos y el pecho protuberante
Con la guía del domador de potros, potrancas y potras hinchadas Álvaro Uribe Vélez, exhiba los senos en un río y capitalice aquel lema publicitario, de enumeración anatómica, que sedujo a las mayorías: ‘Mano dura, corazón glande’. Encabece una plancha y quémese con ella. Critique a su expareja en su cuenta de Twitter. Tome un taller de lluvia dorada sobre materas con la calumniada profesora Yidis Medina. Y practique el voyerismo a las altas cortes con la ayuda de la huidiza conejita (de Play Boy) María del Pilar Hurtado.

Cuarto módulo: la importancia de ponerse los cucos al revés
La profesora Dilian Francisca Toro le enseñará todos los secretos del mundo de la lencería. Póngase unos calzones al revés para la buena suerte y recupere su libertad. Oculte la prominencia de abdomen con una faja, así sea presidencial. Aprenda con ejemplos variados que el sexo es salud, y que la salud, en Valle del Cauca, es un fortín político indispensable. 

Quinto módulo: hablemos de posiciones
El poeta y escritor Roy Barreras, autor de las novelas eróticas Polvo eres y Las 50 sombras de Roy, enseñará en este módulo la importancia de cambiar de posición para evitar la monotonía. Asuma nuevas posturas y tápelas bajo una ruana. Dé saltos del lado derecho al izquierdo de la cama sin perder el puesto: incluso pidiendo puestos. Y haga del amancebamiento un estilo de vida.

Sexto módulo: el punto G
El colectivo valluno Juego de palabras, encargado de diseñar las medallas de los juegos mundiales, dictará este taller para reconocer la importancia que tiene cada letra. Encuentre el punto G. Planifique con la T. Inscríbase al partido de la U y váyase a la M. Pero no se coma la L a fin de evitar un gran ridículo púbico. Corrección: un gran ridículo público.

Séptimo módulo: planificación
De la mano del terapista Gustavo Petro, elector de quien hoy en día está a punto de sodomizarlo, aprenda todo lo concerniente a la planeación. Practíquese usted mismo la vasectomía y contrate firmas de abogados para revisar las firmas ciudadanas. (Módulo no apto para mujeres celosas; para tomarlo no se requieren estudios previos).

Octavo módulo: instrucciones para salar un carro
Bajo la guía de doña Carmen Gualteros, famosa juez de la república –juez promiscua, por demás– reparta medidas preventivas diferentes al preservativo. Ingiera licor, tenga sexo en un Audi y reciba libertad automática, como la caja de cambios. Aprenda que, a excepción de Roy Barreras, la Justicia es para los de ruana. 

Anatomía (opcional: único módulo dictado por dirigentes liberales)
Descubra con el anatomista Ernesto Samper lo que sucede a sus espaldas. Pélele el diente a César Gaviria. Identifique los cuerpos cavernosos (o al menos cavernícolas) del concejal Jorge Durán Silva. Y sepa lo que es un hueso gracias al gobierno de Juan Manuel Santos. 

Metodología
Los estudiantes tendrán un mes de cursos presenciales y dos de abstinencia. La decana Ilva Miriam Hoyos indicará a los alumnos las fechas de los exámenes parciales, y a las alumnas las fechas de los exámenes de embarazo. 

El curso constará de dos periodos, el segundo de los cuales será obtenido con la ayuda de los seguidores del senador Juan Fernando, es decir, de los Legionarios de Cristo.
Está completamente prohibido el ingreso del fiscal general de la Nación.
PUBLICIDAD

Otras columnas de este autor

Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad