Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2015/08/08 22:04

Procuraduría: con P de Pretelt (...y de patán)

Las estrategias del Ministerio Público y de la defensa de Pretelt parecen idénticas: alargar los trámites de las investigaciones para intentar que el magistrado termine su periodo.

El procurador Alejandro Ordóñez está empeñado en dilatar el proceso contra su copartidario, el magistrado de la Corte Constitucional, Jorge Pretelt, señalado de pedirle una millonaria suma a una empresa interesada en un fallo de tutela. Lo más interesante es que las estrategias del Ministerio Público y de la  defensa de Pretelt parecen idénticas: alargar los trámites de las investigaciones para intentar que el magistrado termine su periodo antes de que exista decisión disciplinaria o penal en su contra.

Las evidencias son muchas pero vamos a concentrarnos en tres que tienen como protagonista al apoderado disciplinario de Pretelt, Carlos Arturo Gómez Pavajeau. Él también es defensor en lo penal de la esposa del magistrado -y procuradora del equipo de Ordóñez- Martha Ligia Patrón quien afronta un proceso por presunta apropiación ilegal de tierras y desplazamiento forzado.

La más reciente de esas pruebas es una conversación en un lugar público en donde Gómez Pavajeau comparte con una funcionaria de muy alto nivel de la Procuraduría lo que el magistrado debe hacer.

Sucedió en la antesala de una audiencia de la Corte Constitucional sobre el matrimonio igualitario. El abogado Gómez Pavajeau le comenta a la procuradora de familia, Ilva Miriam Hoyos, frente a otras personas y a una cámara de televisión, la estrategia que debe seguir su cliente: “Hasta que Jorge se ponga las pilas, yo ya se lo dije, y arme su pataleta y su vaina, y meta recursos, tutelas, lo que sea contra la Fiscalía porque están investigando, lo están investigando es a él”. (Vea el video de la conversación)

La segunda evidencia es el borrador de un memorando de la viceprocuradora general, Martha Castañeda, que está hecho a la medida de las tácticas dilatorias de Gómez Pavajeau.

Después de largo y acomodado razonamiento, la viceprocuradora le ordena al representante investigador de Pretelt que no lo procese usando el sistema oral sino que se vaya por el camino largo del proceso escrito. Lo curioso es que todo el documento está basado en los argumentos que ha expuesto Gómez Pavajeau. (Vea comunicación de la Procuraduría)

El papel tiene tan difícil presentación que a pesar de estar listo desde el 2 de junio no ha sido enviado aún a la Comisión de Acusaciones de la Cámara. (Vea el documento)

Y la tercera prueba es quizás la más diciente. El doctor Gómez Pavajeau interpuso una de esas tutelas que recomienda en un tribunal muy conveniente para él porque quienes decidieron son muy amigos suyos.

De acuerdo con la ley, el abogado Gómez Pavajeau habría podido elevar su tutela ante el Tribunal Superior de Bogotá, el Tribunal Administrativo de Cudinamarca o el Consejo Seccional de la Judicatura.
 
Eligió este último donde dos amigos suyos son magistrados.

La magistrada María Lourdes Hernández Mindiola, fue subalterna de Gómez Pavajeau en la Procuraduría. Reconoce que tiene amistad íntima con él. Como si fuera poco la hija de Gómez Pavajeau, María Martha Gómez Barranco, de acuerdo con la propia magistrada “labora, desde principios del año en curso, como auxiliar ad honórem en mi despacho”. (Vea la carta)

Otro magistrado del Consejo Seccional de la Judicatura, Alberto Vergara, también reconoce su amistad con Gómez Pavajeau  y además cuenta que ha hecho negocios con él. (Ver video del magistrado)

Por un raro azar en el reparto le correspondió ser magistrada ponente a María Lourdes. El segundo de tres en la sala de decisión fue Alberto. Los dos se declararon impedidos pero les negaron el impedimento.

A los pobres no les quedó más remedio que resolver la tutela interpuesta por el amigo común.

La despacharon con una parte a favor y otra en contra. La parte a favor le sirve mucho a Pretelt para seguir paralizando a su investigador. (Ver fallo)

Las tres perlas las ha investigado y publicado la periodista Cecilia Orozco, directora de Noticias Uno y columnista de El Espectador.

El descubierto doctor Gómez Pavajeau decidió entonces responderle a la directora de la peor manera. Con modales de gañán de vereda, señalando a la cámara de Noticias Uno, exclamó: “Oiga pero de mala leche ustedes. Se lo mando a decir a Cecilia Orozco, que mala leche tan hijueputa”. (Ver video de la declaración)

La buena leche sería que nadie se enterara de lo que viene haciendo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.