Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2015/01/24 22:00

    Avianca y Centro Democrático: ¡Únanse!

    Si tras cada llamado de la justicia los padres del uribismo se convierten en prófugos, ¿quién encabezará la cruzada para que haya paz sin impunidad?

COMPARTIR

Me duele todo lo que le ha sucedido a Álvaro, a quien quiero de manera personal desde aquellos días en que hacía parte del movimiento político de mi tío Ernesto, el Poder Popular, o Popó, como era su apócope familiar. Y me duele porque no ha sido una semana fácil para el Centro Democrático: primero, tuvo que hacer frente a la huida de Luis Alfonso Hoyos, exasesor espiritual de su campaña: ustedes lo recuerdan, el encargado de manejar todo lo que no fueran carnitas ni huesitos; el jefe único del espíritu: aquella palabra que en la etimología uribista proviene de espiar.

Todavía guardo la esperanza de que el doctor Hoyos está presente, sino que no lo han sabido invocar. Porque, a este ritmo, el uribismo en pleno terminará refundando la patria en Panamá. Al equipo de los buenos muchachos, capítulo internacional, se suma ahora un nuevo ‘cerebro fugado’: imagino a Hoyos compartiendo apartamento con Arias, con Yamhure, con Luis Carlos Restrepo, y me pregunto cómo harán para caber. Y a ellos hay que agregar a la Coneja Hurtado, que encarna otra de mis preocupaciones de esta semana frente a las toldas uribistas: la de los conejos. Porque, contrariando a Su Santidad, que pidió a los buenos católicos no engendrar como aquellos roedores, al parecer el doctor Hoyos piensa hacer conejo a la justicia, sí, pero además Uribe hará lo propio a Pacho Santos en su aspiración a la Alcaldía de Bogotá: parece que piensa apoyar a William Vinasco Ch.

Resulta increíble que a estas alturas del partido Álvaro Uribe no confíe en un Santos Calderón, sea el que sea: ni que hubiera tenido malas experiencias. Imagino los reclamos y se me parte el corazón:

–Doctor, ¿es verdad que estuviste con William Vinasco?

–No sea pelota, compañero, compañero.

–¿Y entonces por qué hablas como él, doctor?

–Eso no es verdad: ¡y no me diga más!

–¿Es que ya no me vas a apoyar?

–Uy, te asustates, como dice Williamcito.

–¿Quién?

–Ejem, Williamcito Vélez.

–¿Doctor, ya no me quieres?

–Taca-taca-taca-taca, compañero.

Está bien: apoyarán a Vinasco a la Alcaldía; a Adolfo Pérez en el IDU, ¿y qué piensan hacer con Pacho, entonces? ¿Regresarlo a RCN y que haga llave con Paché, Pacho y Paché? Lamento que en el CD solo piensen en Pachito como mascota. Al menos, deberían postularlo a la Alcaldía de un pueblo que esté destruido de una vez, como Gramalote.

No me había recuperado de semejante golpe cuando me dieron el siguiente: que la Fiscalía vinculó a investigación a Óscar Iván Zuluaga y a su hijo David, el díscolo Zurriaguita.

Frente a la citación, Zuluaga afirmó que asistiría pero dejó en claro que tanto él como su vástago tienen sus reservas. Lo que no dijo fue para cuál vuelo.

Digo que el asunto me preocupa porque, más allá de todo, si tras cada llamado de la justicia los padres del uribismo se convierten en prófugos, ¿quién encabezará entonces la cruzada para que haya paz sin impunidad?

Qué semana para los seguidores del diablo, sean los que sean. Primero, eliminan al América del cuadrangular que diseñaron con el exclusivo fin de ascenderlo a la primera categoría del rentado criollo: solo falta que la Dimayor modifique un articulito para que puedan jugar en la A los equipos que tengan dicha letra como inicial, y que de esa manera el uribismo pierda la opción de reclutar al ahora desempleado DT escarlata, el temible Luis Augusto ‘Chiqui’ García, como nuevo gerente espiritual.

Y ahora la Fiscalía apunta sus dardos al expresivo entrecejo de Zuluaga: ¿no puede el fiscal Montealegre anunciar las investigaciones en época de temporada baja, al menos, para que los pasajes no les resulten tan costosos?

Algunos afirmarán que las investigaciones obedecen a una mera persecución política, y yo también diría lo mismo, pese a que, criado en la doctrina uribista, sospecho que cuando Óscar Iván y su hijo recibían informes del hacker, no estarían recogiendo café.

Pero la antigua militancia de Uribe en el Popó me obliga a ser solidario con él, y si el chaparrón se viene de esa manera, estoy para ayudar. Y esta es mi idea: que Avianca y el Centro Democrático formalicen una alianza estratégica en que las dos partes resulten beneficiadas. Finalmente, Avianca puede encontrar en el uribismo un mercado cautivo, o próximo a serlo; y el Centro Democrático puede convertir a la aerolínea en un eje logístico fundamental para lo que se viene.

No estoy diciendo que contraten a alias La Mechuda como azafata o que reciclen el viejo helicóptero que alguna vez hallaron en Tranquilandia para la flota de la aerolínea.

No. Mi planteamiento es más sencillo. La idea -así es como lo veo yo- es emitir la tarjeta Life Miles Uribista Gold para los miembros del CD, y que dicha tarjeta les permita acumular millas tras cada requerimiento legal, conseguir rebajas tanto en tiquetes como en penas; huir del país en vuelos sin escala a Miami, Toronto y Panamá, y ofrecer un trato preferencial en el transporte de Pachito y otras maletas del partido.

Podrían tener un salón VIP operado por el Inpec y ascensos gratuitos a primera clase. Aunque, después de lo que sucedió con el América, los ascensos a primera no están garantizados.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.