Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2015/07/25 22:00

    Clase de moral con el profesor Ordóñez

    Para tener dos morales, es necesario que la primera de ellas sea muy religiosa, como pueden notarlo con mi ejemplo. Hay que rezar, persignarse, destituir, rezar, persignarse, destituir.

COMPARTIR

Jóvenes, de pie. La bendición del Padre Todo Poderoso descienda sobre vosotros. Se pueden sentar. Buenos días.

–¡Buenos días, señor procurador!

–Saquen sus cuadernos. Allá, el senador Gerlein, ¿dónde tiene la mano? ¡Sáquese la mano de la bragueta!

–Es que me rasca el pecho, profesor.

–A veces toca educarlos de ceros… Por ejemplo, usted, señorita: ¿qué es esa facha?

–Es Ilva Miriam, profesor.

–Me refiero a la pinta: ¿qué es esa pinta, señorita? La falda debe ir diez dedos abajo de la rodilla: como penitencia reza tres María del Rosarios. Qué Guerra la que dan. Bueno: hoy vamos a ver en nuestra clase de moral cómo es tener dos morales. ¿Quién agarró el borrador?

–Se lo llevó usted para absolver a Sabas, doctor.

–Entonces limpio con la manga. ¿Germán? ¿Germán Manga? Venga y limpia. Sigamos. Para obtener dos morales, es muy importante… sí, allá atrás: señor Londoño, ¿levantó la mano?

–No, profesor: es el saludo nazi.

–Perfecto. ¡Heil! Continúo. Para tener dos morales, es necesario que la primera de ellas sea muy religiosa, como pueden notarlo con mi ejemplo. Hay que rezar, persignarse, destituir, rezar, persignarse, destituir. Que esa sea la dinámica. Y pongo por caso lo que hice con Petro: ¿qué se dice cuando menciono la palabra ‘Petro’?

–¡Vade Petro, Satanás!

–Muy bien. Al señor Petro…

–¡Vade Petro, Satanás!

–…cuando traté de destituirlo, lo critiqué por decir que su fallo era una persecución política. ¿Y qué hago yo ahora? Lo mismo, decir que si fallan en mi contra es una persecución política. ¿Y eso es por que tengo dos…?

–¿Glúteos?

–¡Pecadora, señorita Amada Rosa! ¡Se sale y reza! ¿Quién dice, a ver? ¿Porque tengo dos…?

–Dos morales.

–Correcto, sí. Pongamos más ejemplos: pienso destituir a Sergio Fajardo por participar en política, pero en realidad es para que no compita conmigo en las próximas presidenciales, con lo cual estoy participando en política… ¿Y eso es porque tengo dos…?

–Morales.

–Dos morales, sí, bien. A ver, allá, ustedes dos: Marta Lucía y Gómez, Miguel: compartan con todos el chiste, de qué se ríen…

–Que Pachito quiere ser alcalde de Bogotá, profesor.

–¿Eso es verdad, Francisco?

–Sí, profesor.

–Bueno: todos podemos reírnos un rato, por qué no. Ya. Orden. Levanten la mano negra quienes tengan preguntas hasta acá… Allá, José Félix.

–No me quedó clara la definición de pornografía de la clase pasada.

–Buena pregunta. Te ganaste el cilicio de esta semana. Repasemos la definición de pornografía: si no puedes dejar de pensar en eso, es pornografía. Pongo ejemplos y ustedes me dicen. ¿Las enaguas de la doctora Carreño?

–No es pornografía.

–¿Dos homosexuales musculosos?

–Es pornografía.

–¿Ilva Miriam comiéndose una fresa?

–No es pornografía.

–Pero con los labios recién pintados y todos carnosos.

–No es pornografía.

–Un señor todo gordo, todo peludo, en ropa interior.

–Sí es pornografía.

–Muy bien: ¿ven que sí se puede?

–¿Profesor?

–¿Sí, señor Nieto?

–¿Los judíos tienen alma?

–Jaja, no, Rafael, no: léete mi tesis. La única religión verdadera es la nuestra.

–¿O sea que no venimos del mono?

–Pero será del de Sweet, senadora Paloma, que además vive en el pecado nefando. Miren: proviene del mico la reforma a la justicia, nada más, ¿correcto?

–Sí, profesor.

–Bueno: ahora saquen los libros que vamos a armar una fogata. Cada uno se pone el brazalete y dice cuál quemar. La Constitución… Óscar Iván.

–¡Sí!

–¡Bien! ¿Cien años de soledad? Allá, la doctora Cabal.

–¡Sí!

–¡Muy bien! ¿La Biblia, César Mauricio!

–¡No!

–Bien. A propósito de la Biblia, para mañana deben traer una tarea sobre san Ezequiel Moreno, el único moreno que tiene alma: gracias a él sabemos que, para salvar a la sociedad, debemos encaminarla hacia la teocracia. A ver allá, tú, Francisco: ¿qué es una teocracia? Lo vimos ayer…

–¿Como River, que depende de Teo?

–No seas bruto, mijo. Una teocracia es cuando todo gira en torno a un Ser Supremo.

–¿Como usted en la Procuraduría?

–Sí, señor, muy bien, señor Rangel: tiene diez. Bueno: dejemos cinco minutos para hablar de la fiesta del prom… Haremos algo sencillo, en la catedral primada, con adornos de oro del siglo 17, como el matrimonio de mi hija, y al final presentaremos un espectáculo. Un espectáculo triste y folclórico. Después habrá una cena.

–¿Podemos traer a nuestros familiares?

–Claro que sí, doctor Bustos. Trae a tu esposa que yo la vuelvo a ubicar. También aprovecho estos últimos minuticos para repartir las tarjetas de la fiesta del doctor Galat: ¡felicitaciones, doctor Galat! ¿Cuántos años cumple?

–No sé, profesor: las pruebas de carbono 14 no han salido.

–De todos modos, que sean muchos más.

–Gracias.

–Por último, les anuncio que desde este año las electivas de cacería y ortografía se fusionarán para evitar equívocos: muchos alumnos nos malinterpretaban cuando decíamos que los homosexuales sí se deben cazar. ¿De acuerdo?

–Sí, profesor.

–Bien. Ahora quédense en sus puestos que ya viene el prefecto Uribe a hacerles un dictado. Él mismo será el dictador. La bendición del padre caiga sobre todos ustedes. (Señor Gerlein: otra vez esa mano…). Podéis ir en paz.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.