Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2016/09/24 00:00

    Otras preguntas para el plebiscito

    ¿Está de acuerdo en que Zidane alinee de una vez por todas a James Rodríguez?

COMPARTIR

Votaré por el Sí, apoyo la paz, firmo lo acordado, pero no me engaño, no señores, nada de eso: sé que no porque se desmovilicen los miembros de las Farc, conseguiremos que Colombia sea un país viable; que no porque gane el Sí lograremos la famosa paz estable y duradera que pregona el gobierno.

Observen tan solo lo que ha sucedido esta semana: las Farc organizan una suerte de Woodstock comunista en los llanos del Yarí en el que cantan carranga los guerrilleros: han debido invitar, no digo que a Los Prisioneros, porque habrá penas sustitutas, pero sí a Bomba Estéreo, siquiera a Molotov. Autoridades confirman muerte de un malandro cuyo alias, mucha atención, es el de Gordo Arepas. La congresista María Fernanda Cabal acusa de vendidos a los militares y les pide que maten sin preguntar, o en su defecto que se vistan de rosado. Y por si fuera poco, Alejandro Ordóñez lanza su precandidatura en un bar nocturno de Queens, en Nueva York, famoso por sus espectáculos nudistas: yo sé que el doctor Ordóñez es un personaje divisorio; que ante su despido por corrupto los fanáticos religiosos se lamentan, mientras los herederos de la Ilustración se la mientan. Pero ¿por qué eligió semejante bar para lanzarse al estrellato? ¿Quería, acaso, ofrecer su propio show de striptease y bambolear con ritmo calzonaria y cilicio hasta desnudar el rabo de paja?

Y así sucede con cada noticia nacional: inclusive en las imágenes de apoyo que utilizan los noticieros, salen a la luz espectáculos deplorables como la forma distraída en que Alfredo Rangel suele despacharse sucesivos paquetes de papas fritas que masca con la boca abierta, mientras mata tiempo en su curul: así las cosas, y con la mano en el corazón, ¿es viable un país semejante, tenga o no guerrilla?

Ávido de que el país aproveche la jornada del 2 de octubre para corregir, de una vez, asuntos fundamentales de su dignidad, elaboré el siguiente listado de preguntas con el fin de que el gobierno las anexe en el tarjetón del plebiscito:

¿Apoya usted el retiro perentorio del comercial en que Jorge Barón organiza un reality con pacientes que sufren de onicomicosis para construir una paz estable y duradera?

¿Está de acuerdo en que Zidane alinee de una vez por todas a James Rodríguez?

¿Está de acuerdo en que Yamid Amat deje de poner a cantar a la pobre Adriana Tono en los chismes del 1, 2, 3?

¿Está de acuerdo en que Diva Jesurum y el empresario de espectáculos Ricardo Leyva se den una nueva oportunidad en aras de evitar que la prensa ventile sus desencuentros amorosos con frases como “Diva encontró a su prometido en el mismo bar en que estaba con una mujer de 25 años a la que besaba, y se fue a su mesa donde Chiche Mestre y otros cantantes la consolaron”? ¿No pueden hacer algo para lograr una paz estable y duradera, al menos entre ellos?

¿Está de acuerdo con que se les prohíba a los turistas colombianos hacer la fila de emigración portando de una vez el descansa-cuellos, inflado e instalado en la nuca antes del viaje?

¿Está de acuerdo en exigir a Pipe Bueno que no defienda a su primo gritando en pleno concierto la expresión “suéltelo, gonorrea”?

¿Está de acuerdo en prohibir, en general, que un cantante pueda bautizarse como ‘Pipe Bueno’?

¿Está de acuerdo en que se diga “habitante de la calle” en vez del súbito y políticamente correcto “habitante de calle”, y que así lo defienda Humberto? Humberto de Calle, quiero decir…

¿Está de acuerdo en que Timochenko acepte una reunión con Andrés Pastrana y de paso lo alfabetice como parte de las penas sustitutivas que debe purgar?

¿Está de acuerdo con prohibir a Leonel Álvarez que utilice vestidos dos tallas menores que la suya?

¿Está de acuerdo en exigir a Roy Barreras y a Jesús Santrich que abandonen para siempre la poesía?

¿Aprueba que, en su condición de minoría, y en aras de construir un país incluyente, los calvos tengan una curul en el Congreso?

¿Está de acuerdo en condenar a Sabas Pretelt por decir frases como “juro por mi mamacita que nunca ofrecí puestos” ante la majestad de la Corte Suprema de Justicia?

¿Está de acuerdo con que Álvaro Uribe reprenda públicamente a Paloma Valencia por no haber aplazado el gustico hasta después del matrimonio?

¿Está de acuerdo en destituir a María Fernanda Cabal si vuelve a subir videos injuriosos contra los generales del Ejército?


¿Está de acuerdo en destituir a María Fernanda Cabal así no vuelva a subir videos injuriosos contra los generales del Ejército?

¿Está de acuerdo en que José Félix Lafourie se vista de dama rosada?

¿Considera usted que el nuevo oficio de celador de vallas del senador Honorio Henríquez representa un ascenso intelectual en su carrera política?
¿Cree que Martín Santos debe congelar su cuenta de Twitter hasta que se vote el plebiscito?

¿Es partidario de teñir el pelo de Armando Manzanero o de Jorge Otálora, alguno de los dos, y en rapar ora a Rafael Pardo, ora a Rodrigo Pardo, para que nadie los vuelva a confundir?

Votemos, pues, por el Sí, en todas las preguntas anteriores. Será nuestra única salida antes de vernos obligados a huir del país: yo ya inflé mi descansa-cuellos por si gana el No.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.