Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2016/12/10 00:00

    ¿A quién llevamos a Oslo, mi Juan?

    Así fue la conversación con la que el presidente y la primera dama definieron hace un mes la lista de invitados para la ceremonia del Nobel.

COMPARTIR

–Tutina: o-oye esos gritos, allá en la plaza: ha de ser la juventud herida, que de nuevo marcha para reclamar una paz que es suya…

–No, Juan, mi amor, y no empieces a hablar así: desde que te dieron el Nobel ahora arrancas a echar discursos a cada rato…

–Así era Mamá…

–¿Perdón?

–Ma-mandela…

–Sí, mi amor, pero Mandela es Mandela, y tú eres tú: te queda mejor hablar más sencillito, como siempre…

–¿Como mamá?

–¿Ah?

–¿Como Malala?

–Sí, como Malala, mi vida: mucho mejor…

–Bueno: te digo que oigas los ruidos de la plaza, deben ser los estudiantes…

–No, mi vida: es la gente que quiere cupo en el chárter para Oslo…

–¿Amigos?

–Sí, mi amor: amigos de Anapoima, amigos del club, amigos de Enrique: mejor dicho, todo el mundo pide cupo en el avión…

–¿Y qué hacemos?

–No te preocupes: ya todo está arreglado. Salvo hacer la paz, claro…

–Bueno, eso es secundario: a-ahora lo importante es que lo del Nobel salga pepe.

–¿Lafourie? No está invitado…

–Salga peper-fecto, quiero decir: que no lancen otra vez un Kfir mientras hablo, por ejé…

–No, mi vida: no habrá repetición, como dice Humberto.

–...ejé…

–Y Aída se va a ocupar de tu pinta, la va a comprar otra vez en España.

–...mplo…

–Estás nerviosísimo, mi Juan.

–Es que no todos los días se gana uno el Nobel de la Paz, Tutina: ¿vamos a llevar músicos, como Gabo?

–¡Ay!, no, mi Juan, no seas ordinario: ya se murió el maestro Puyana. Los niños me recomendaron a un tal Pipe Bueno, que avisa si hay ladrones durante su show...

–Tutina, pero no podemos darnos ese gusto: ¡no puede haber ladrones!

–Sí, mi amor, pero a alguien de La U tendremos que invitar, de todos modos…

–Entonces mejor no llevar a Pepe Malo, porque comienza a gritar…

–Es Pipe. Pipe Bueno. Pepe Malo es Lafourie, precisamente.

–Eso…

–El hecho es que la turba de gente que quiere ir a Oslo está rodeando Palacio, y esos son los gritos…

–¿Y quiénes la encacá?

–Pues los obvios…

–…¿bezan?

–¿Munir está ahí?

–No, mi vida: él, Patricia y el hermano de Patricia ya están en Oslo, en un Marriott. Me chateó anoche, que si ya tengo la agenda y que dónde nos vemos…

–¿Entonces quiénes están en la plaza?

–Mira por los binoculares …

–¿Vicky? ¿Vicky Turbay?

–Obvio que está Vicky: pero mira a su lado, la gente de las pancartas…

–No alcanzo a ver…

–Dice: “Hemos sido amigos desde ‘El Tiempo’”…

–Dios mío, ¿las hermanas de Plinio? Esto va a estar pe-peor de lo que imaginé…

–Y lee la de atrás, la que está tapando Pum Pum Espinosa…

–¿Las que sostienen la de “¡SintraMesa de Yeguas unidos!”?

–Sí, las Lara: piden seis puestos, una fila entera del chárter. Y ya no cabe nadie más. Si a Carlos Urrutia y Nani me tocó acomodarlos en el puesto de la salida de emergencia…
–La situatua-ción es grave…

–Grave no es palabra: mira al fondo…

–¿Salo y Claudia Hoyos?

–No, Juan, la pancarta de atrás…

–¿La de Adriana Bernal?

–¡No! La Serafino Iacono y María Paula Mejía…

–A ver… ¡Uy!, sí: “¡Examigos de Pacific, presentes, presentes, presentes!”: ¿dios mi-mío, qué hacemos?

–No sé: ¿nombramos una comisión que renegocie la lista?

–Buena idea: que por el lado nuestro va-vayan Aída y tu hermano Mamá…

–Ay, sí, Juan, tan adorado, vieras: se puso feliz con tu detalle de nombrarlo negociador… te mandó unos chocolates y que te jura que va a aprender rápido…

–…Uricio… Ese Mauro, tan querido: después le damos otra cosa, para que vea quién es su supercucú…

–En la comisión pon también a Rafael.

–…Ñado. ¿A Pardito?

–Pues, sí, mi vida: él acepta feliz lo que uno le ofrezca…

–Li-listo…

–Entonces, por parte nuestra, Mauro, Pardito y Aída (que entre otras salió divina en un programa español, la sorprendió el reportero y a ella se le salió un “Oh, my God” que va a ayudar a que sepan que acá también hablamos inglés, mi Juan… )

–Unos con mejor acento que otros, Tuti: no hard feelings…

–Bueno, ¿y por el lado de los que quieren ir, que negocien quiénes? ¿Mariela Barragán? ¿Jean Claude?

–¡¿Y qué tal María Jijí?!

–¡María Jimena!

–¡¿...Ji Memena?!

–¡Genial! ¡Ella se moriría! Listo: pongo entonces a María Claudia a que verifique la negociación y cruce la lista que salga con nuestro Excel…

–¿Cuál Excel?

–Ay, Juan, pues el que sacamos del Hay Festival: el de la firma en Cartagena, mi amor: el Excel de los invitados de siempre…

–¿El de la bo-boda de María Antonia?

–Sí, aunque filtrado…

–Hay que lle-llevar unas víctimas…

–Pues podemos llevar a Christian, que lo blanqueamos de Buckingham: apareció vestido de blazer con escudo y todo, y no lo llevamos…
–Pero di-digo, otras más humildes…

–Pues invita a Piedad, a Alan Jara, a Ernesto y a más gentecita de izquierda; y que Ana María nos preste una artesana, pero solo una: ya estamos full. Y eso que llevamos dos aviones, como la vez pasada…

–¿Dos?

–Sí, Juan: para invitados y para traer la cuna y otros encarguitos de María Antonia…

–Li-sto. Pe-pero entonces que se dispeperse ya la gente, o les mandamos al Pepe…

–Es Pipe, Juan: Pipe Bueno…

–Al pe-pelotón del Esmad. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.