Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 1992/05/18 00:00

    DE FUJIMORI FUJIMORI A OSPINA SARDI

    EN MATERIA POLITICA, EL MINISTRO OSPINA SARDI NO SE HA<BR>GRADUADO DE KINDER

COMPARTIR

NO HAY DUDA. CADA DIA QUE PASA se hace más factible que la moción de censura, esa herramienta que la nueva Constitución le entregó a los congresistas para que hicieran sentir su poder, sea utilizada finalmente contra un ministro del despacho. Entre otras razones, porque el golpe del presidente Fujimori contra el Parlamento peruano no le ha sido indiferente ni a sus vecinos venezolanos, ni a los colombianos.
Para Carlos Andrés ha representado un poquito de calma en las bancas de la oposición, que no descartan que la salida del presidente venezolano pueda ser la misma de Fujimori: aliarse con los militares en contra de la clase política, para evitar que lo tumben.
En Colombia las consecuencias son parecidas, pero distintas. De pronto el "fujimorazo" le ayude al presidente Gaviria para pasar la reforma tributaria y no precisamente por contraste con el caso peruano, sino por reflejo. Pero si bien parece que nuestros congresistas están condenados a pasar el controvertido proyecto de ley (de pronto previo el show de reformarlo para hacerlo menos drástico), también aumenta en ellos la necesidad de demostrarle al país su independencia frente a Gaviria, para reivindicar el fuero parlamentario en momentos en que la popularidad del Presidente se mantiene incólume, pero en cambio la del Congreso decae progresivamente enredada en escándalos de corrupción y desgreño.
Si cada día es más factible que el Congreso utilice la moción de censura, cada hora es más probable que lo haga contra un ministro conservador. Con la clase política en su mayoría liberal sometida a humillante indagatoria judicial, y con el alcalde liberal preso, el partido de gobierno no podría permitirse el lujo de jugar a tumbar ministros liberales, porque tal y como van las cosas, podría costarle las próximas elecciones presidenciales.
De hecho, la reciente encuesta publicada por SEMANA indica, con Andrés Pastrana a la cabeza, que el país puede estar cayendo en el efecto péndulo, cuyo sentido podría resumirse en algo parecido a esto: votar por lo que sea, menos por lo que hay. Mayor razón para que, en el abanico de censurables, las preferencias se acerquen más a ministro conservador pastranista que a cualquiera otra cosa.
Por qué, entonces, si blanco es, gallina lo pone y frito se come, el ministro de Desarrollo, Jorge Ospina Sardi, continúa empeñado en candidatizarse para tan novedoso proceso?
Quienes lo rodean se queman la mano por su inteligencia. Pero admiten que en materia de manejo político no se ha graduado de kinder. Y los recientes hechos relacionados con el superintendente de Sociedades les dan la razón.
Yo realmente no creo que el doctor Ospina haya cometido la torpeza -por no decir la inmoralidad- de decretar la controvertida insubsistencia del superintendente porque éste se negó a atender las presiones de su cuñado, el senador Rodolfo Segovia. Podrá ser torpe políticamente, pero al ministro Ospina Sardi se le reputa como un hombre absolutamente correcto. Otro cantar es la forma como ha manejado este incómodo incidente, que sólo tiene una explicación verdadera. La de que el doctor Ospina, como buen pastranista, botó al superintendente, por buen alvarista.
Mientras para su cuñado, el senador Segovia, las cosas se complican jurídicamente, para el ministro Ospina las perspectivas son oscuras políticamente. Primero está la desfavorable coincidencia de destituir precisamente al hombre que se negó a ahorrarle a su cuñado 500 millones de pesos en impuestos.
Después está su defensa, basada en el poco improbable hecho de que, como lo declaró textualmente, "no se habla con su cuñado". Y después está la defensa del cuñado, que no tuvo mejor idea, para demostrar la independencia frente al ministro, que solicitarle que le ayudara a escribir un comunicado para que éste fuera publicado por los conductos oficiales del propio Ministerio de Desarrollo, con lo que todo, como dicen, quedó en familia.
Insisto. No tengo nada personal contra él ministro de Desarrollo. Pero es que no sólo es el mejor candidato para el voto de censura, sino que además se ayuda.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com