Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2012/08/23 00:00

    Del reguetón de la Policía Nacional y otros videos

    Esos videos que nos distraen de las cosas "realmente importantes" en Colombia.

COMPARTIR

La red colombiana se volvió loca la semana pasada con el reguetón de la Policía Nacional, video que muestra a policías cantando y bailando y que circuló por doquier en las redes sociales. Un par de semanas antes fue la pelea entre Óscar y Elianis, dos Protagonistas de Novela, o de Nuestra Tele, o como se llame ahora, del cual hicieron muchas imágenes con frases célebres como “estúpida tuerta”, “prospecto de travesti de pueblo”, entre otras perlas del repertorio de insultos del español, que se volvieron ahora parte de los estados y tuits, o al menos en los que me salen a mí.
 
Y estas no son las únicas frases célebres dichas en televisión nacional que muchos conocemos ahora. Yo no vi en vivo y en directo el “Yo soy Senador de la República”, “Vamos a ver cómo se utiliza el tapabocas”, o “Yo hablo inglés pero despacio”, entre tantas otras, y, sin embargo, me las sé casi de memoria.
 
Pero si yo, como muchos otros, sé qué nuevo video aparece en YouTube cada semana, hay otras cosas que pasan en el país de las que no tengo ni idea. Por ejemplo, ¿qué pasó con la demanda a la llamada Ley Lleras 2.0? ¿Y al fin en qué quedó la Reforma a la Justicia? ¿Qué terminó de pasar con los indígenas y el Ejército en Cauca? ¿Apareció Merlano? ¿Qué pasó con el diputado Mesa, el de “perfumar un bollo”? ¿Y con la demanda de Ingrid Betancourt al Estado colombiano? Tal vez qué pasó con el tipo del tapabocas o la Señorita Guainía no cambie el destino del país, pero las otras preguntas puede que sí.
 
Esto no está bien ni está mal. En unos países lo más importante son los Óscar y Elianis; en otros, las próstatas. En todo caso, parece ser que en este, cada quince días un nuevo escándalo ocupa la atención de los colombianos, y los viejos empiezan a retroceder de a pocos en la memoria. El problema del que nos quejamos siempre es que sepamos qué es 'Playa Baja' y qué signifique 'amenazar por convivencia' a alguien y no de lo que “realmente importa”. Yo creo que el problema no es sabernos de pé a pá esos videos en vez de los otros temas, sino que se nos olviden con el tiempo. ¿Será en serio problema de los realities o más bien tendrá que ver con lo que creemos que es importante en Colombia? ¿O más bien de lo que nos quieren hacer creer que es importante?
 
Yo no me quejo de los realities. He visto muchos y en realidad no me importa que la gente los vea o no. No sé si sea por el rating o porque es más entretenido ver una pelea en televisión que un debate en el Congreso (que también transmiten en televisión), pero el caso es que lo que pasa en los realities o en las novelas en el país tiene una mayor recordación. El hecho de que yo sepa quiénes son los personajes de estos videos y no el edil de mi localidad dice mucho del tipo de país y del mundo en el que yo vivo. Aquí, creo, es cuando hay que pensar más allá del entretenimiento para llegar a las consecuencias de ese ritmo acelerado de escándalos; escándalos que tienen consecuencias graves en materia de política, leyes, economía o educación. En estos días revivió el caso Santoyo y pregunto: ¿cuántos de nosotros nos acordábamos de él, incluso después de que fue tan famoso hace unas pocas semanas?
 
*Investigador del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad (DeJuSticia)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.