Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2017/06/01 07:47

    ¡Solidaridad con nuestros policías!

    No se trata de empuñar las armas contra los delincuentes para cobrar venganza, pero sí, rodear la institución armada de: reconocimiento, afecto y cariño, expresado a través de los medios masivos de comunicación, pero, sobre todo, valorando su trabajo, en los diferentes frentes en que se desempeñan.

COMPARTIR

No podemos quedarnos inermes, ante la acción criminal contra nuestros agentes del orden; están siendo masacrados y asesinados, aleve y cobardemente, por bandas delincuenciales, simplemente por cumplir con su deber; a través del macabro “plan pistola”.

El clan del golfo, una vez cometidas sus fechorías en diferentes ciudades del País, asesinando a mansalva a valerosos agentes de policía, casados, padres de familia y todos de conducta intachable, ahora pretenden trasladar su campo de acción criminal a la Capital de la República.

No podemos ser indiferentes ante hechos tan aberrantes, como demenciales y criminales; debemos manifestarnos masivamente a favor de la institución, dándoles todo el respaldo ciudadano que requieren, para que cumplan con sus funciones, de no hacerlo, más tarde tendremos que beber en las fuentes del terrorismo, las pócimas de nuestra propia desgracia.

Todos los ciudadanos de bien, debemos solidarizarnos con nuestros policías, ya que últimamente varios de ellos, en diferentes ciudades del país, han ofrendado sus vidas en cumplimiento del deber, al ser asesinados por bandas criminales, que por estar menguadas y desestabilizadas sus organizaciones por la acción policial, quieren cobrar venganza.

El desafío que estas bandas delincuenciales están ejerciendo contra nuestros policías, es también contra la sociedad misma, cada uniformado que cae abatido por las balas asesinas, hiere profundamente nuestros sentimientos patrios y los estamentos sociales, económicos y políticos del Estado de Derecho; poniendo en grave peligro la seguridad ciudadana y la convivencia pacífica en comunidad.

En conclusión, no debemos mostrarles miedo, rodeemos de respaldo ciudadano a nuestra fuerza pública de la cual forma parte la Policía Nacional; durante 107 años, han sido los garantes para conservar la vida, honra y bienes de los colombianos.

Colaborémosles decididamente, denunciado en los cuarteles más cercanos, las actividades ilícitas y sospechosas que observemos en nuestro entorno, esta sería una valiosa ayuda, para darles ánimo, no dejarlos solos en su patriótica y abnegada labor.

De por sí, el delincuente es cobarde y temeroso; al ver que hay una manifestación masiva de ciudadanos acompañando la institución, muy seguramente declinarán en su accionar y terminarán entregándose a las autoridades.

¿Pero cómo debería ser esta solidaridad? No se trata de empuñar las armas contra los delincuentes para cobrar venganza, pero sí, rodear la institución armada de: reconocimiento, afecto y cariño, expresado a través de los medios masivos de comunicación, pero, sobre todo, valorando su trabajo, en los diferentes frentes en que se desempeñan.

urielos@telmex.net.co

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.