Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2012/09/24 00:00

    Diarios de Venezuela: El ratón

    El triunfalismo entre simpatizantes de Chávez y Capriles se siente en Caracas. Pero también hay preocupación por la resaca electoral del día después.

COMPARTIR

El taxista que me recogió en el aeropuerto de Maiquetía se llama Alex. La noche anterior había celebrado su cumpleaños número 50, por eso tenía un “ratón” tremendo. Ratón se le dice a la resaca en Venezuela y cuando es severa, me dijo, es como tener entre la cabeza a una rata pariendo. A Alex le gusta la rumba y me dijo que si ganaba Capriles iba a festejar durante una semana completa.
 
Como Alex hay muchos venezolanos pensando en la fiesta electoral. En Caracas se siente un triunfalismo anticipado y personas de ambos bandos tienen argumentos para afirmar que ganará Chávez o que ganará Capriles. Cada uno le cree a encuestas diferentes, las que favorecen a su candidato, y cada declaración o aparición en público de los aspirantes de inmediato tiene una doble interpretación. Cada bando ve “señales” de que su candidato va a ganar.
 
Pero aquí no sólo se vive un ambiente de fiesta, porque el ratón del día después también está latente. Aunque en cada bando hay quienes creen ciegamente en la victoria de su candidato, también temen que “el otro” no reconozca el triunfo, que “los otros” enardecidos van a atacarlos en las calles y que lo que se avecina podría ser una nueva edición del famoso Caracazo. Si eso sucede el día después de elecciones, lo que rumiará en Venezuela no será un ratón, sino una enorme rata pariendo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.