Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2016/09/26 13:23

Sobre los gastos de guerra en colombia

Sobre los gastos de guerra en Colombia como sobre los costos del pos conflicto hay mucha confusión que es bueno aclarar.

Diego Otero Prada.

En el libro que recientemente escribí ‘Gastos de guerra en Colombia 1964-2016: 179.000 millones de dólares perdidos‘, que salió a la luz pública el 8 de septiembre, presento los gastos de guerra para el Gobierno Nacional, cuyo valor es bastante alto. Estas cifras se refieren a lo que ha costado la guerra de 1964 a 2016, haciendo el supuesto que el exceso del gasto militar entre 1,0 % y 1,5 % del PIB es lo que corresponde a guerra. Parto de que en condiciones normales el Estado debe dedicar entre 1,0 - 1,5 % a seguridad ciudadana y defensa de la soberanía y el territorio, que son los porcentajes promedio del gasto militar en Latinoamérica y el Caribe. Adicionalmente hablo de los gastos en Justicia y otras entidades para atender el conflicto, pero esta suma no es superior a 12 % del gasto total en guerra que he estimado con cifras oficiales.

En el cálculo que he hecho no están los costos para el sector privado por secuestros, amenazas, extorsión, abigeato, atracos y robos de todo tipo y apropiación de tierras y bienes rurales; ni los costos o daños a la infraestructura como voladura de torres de transmisión de energía eléctrica, puentes, oleoductos, gasoductos... Ni los gastos de los paramilitares y guerrilleros. Estimaciones que hecho en otros estudios me dan una cifra mínima de por lo menos de 70.000 millones de dólares.

En pocas palabras, en precios de 2016 los gastos de guerra han costado para el gobierno entre 151.000 y 186.000 millones de dólares. En pesos, entre 355 y 434 billones de pesos, es decir casi dos veces el presupuesto nacional de 2016, cifras realmente impresionantes. Es decir, con estos billones dedicados a matarnos y a destruir el país, si se hubieran gastado en inversión, Colombia sería en 2016 un país muy adelantado.

¿En que podrían gastarse 400 billones de pesos? Aquí una lista de posibilidades:

- 80 billones en vías nacionales
- 40 billones en vías secundarias
- 40 billones en vías terciarias
- 20 billones en investigación
- 70 billones en construir gratuitamente 1 000 000 de viviendas
- 70 billones en educación pública gratuita
- 20 billones para mejorar la cobertura en acueductos y alcantarillados
- 20 billones en distritos de riego
- 20 billones para fomento industrial
- 20 billones para fomento agropecuario

Todo un plan económico y tendríamos un país desarrollado. Eso es lo que nos ha costado esta guerra sin sentido que todavía algunos quieren que continúe y para esto apelan a desinformación y argumentos falsos.
Pero lo que he mencionado se refiere solo a los gastos del Gobierno Nacional. Al incluir el resto de costos privados y de daños a la infraestructura, fácilmente se llega a casi 600 billones de pesos perdidos.

Si tenemos en cuenta que estamos en guerra desde 1946, o sea, setenta años, los billones de pesos perdidos se vuelven terriblemente altos. De ahí que hay que terminar esta locura de matarnos entre nosotros, cuando las diferencias se pueden arreglar políticamente y a través de la competencia democrática para que los ciudadanos decidan quien tiene las mejoras propuestas de desarrollo económico y social. Hay que acabar la discusión de guerra o no guerra y pasar a la verdadera disputa política de decidir sobre el modelo económico.

Exministro de Minas y Energía.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.