Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2002/06/02 00:00

Eficiencia y respeto por los usuarios y los contribuyentes

Eficiencia y respeto por los usuarios y los contribuyentes

Una de las más grandes preocupaciones de la administración de la Dian ha sido brindarle seguridad jurídica tanto a los contribuyentes como a los usuarios de comercio exterior en todas sus acciones.

Dentro de esta filosofía, la entidad ha sido enfática en señalar que será implacable con aquellos que pretendan burlar la ley e incurran en prácticas como el contrabando y la evasión, pero también ha dicho que les facilitará cumplir con su deber a aquellas personas que, conscientes de su obligación, contribuyan con el desarrollo del país.

La Dian no cobrará ni un peso más ni un peso menos de lo que ha establecido la ley, por esto ha tomado medidas concretas que pretenden garantizar eficiencia en el servicio, optimización de procedimientos, unificación de conceptos y sobre todo el respeto a los derechos de nuestros clientes.

Como base de estos principios el 29 de octubre de 2001 se adoptó la circular 175 sobre seguridad jurídica, mediante la cual se impartieron directrices frente a las actuaciones de los funcionarios de la Dian, tales como la no retroactividad de las normas, publicación de los actos administrativos, la prevalencia de lo sustancial sobre lo formal y la eficiencia, celeridad y economía con que se debe actuar de manera que se garanticen y respeten los derechos de los contribuyentes y usuarios de comercio exterior.

En este sentido se dio vía libre a la Orden Unica de Devoluciones, con la cual se le da claridad jurídica a los contribuyentes, quienes a partir del momento mismo de la petición de devolución, sabrán exactamente que este proceso no durará más de 30 días, salvo que la Dian considere que se necesiten algunas aclaraciones y se amplíe la investigación. La demora en la respuesta de la administración, era anteriormente una de las quejas más comunes de los usuarios.

De igual manera se creó el manual único de procedimiento de importación ordinaria, con el cual se estandarizó este proceso en todas las administraciones de aduanas del país. Con este manual se beneficiarán todos los empresarios, puesto que ningún funcionario podrá solicitarle documentos adicionales de los que allí están consignados. Se busca garantizar el respeto de sus derechos, así como optimizar y agilizar todas las operaciones de comercio exterior. Esto genera competitividad y desarrollo para el país.

Dentro de estos parámetros de generar seguridad jurídica, ya son tema del pasado los 7.600 conceptos que existían en la entidad sobre el IVA, muchos de los cuales eran contradictorios y confundían tanto a contribuyentes y tributaristas, como a los mismos funcionarios.

A partir de junio tendremos un concepto unificado el cual, ordenado por temas y sectores, interpretará todo lo relacionado con el IVA.

Con esto, tratamos de facilitar las consultas. Para la Dian es igual de importante un pequeño comerciante o un gran inversionista, queremos llegar a todos los sectores y generar confianza y credibilidad en la institución.

Sin embargo y pensando en que a pesar de estos esfuerzos se pueden presentar reclamaciones o inconformidad por parte de nuestros usuarios, este año le dimos vía libre a la figura de la defensoría del contribuyente, la cual encabeza la doctora María Isabel Silvia Negrinis, que tiene como objetivo garantizar el respeto de los derechos de los contribuyentes responsables, agentes de retención, declarantes y usuarios aduaneros en las actuaciones que se cumplen en el ejercicio de las funciones asignadas por la ley a la Dian.

Con la defensoría estamos trabajando conjuntamente para atender las recomendaciones que permitan asegurar una adecuada, justa y oportuna prestación del servicio fiscal y destacar a la Dian como una entidad líder en la facilitación del comercio internacional y el cumplimiento de las obligaciones tributarias, aduaneras y cambiarias, con un servicio de excelente calidad y alto grado de confianza ciudadana.

Una muestra de que nuestro propósito de brindar seguridad jurídica es una realidad, es la entrega por parte del Icontec, de la certificación de calidad ISO 9000 en su última versión a la administración de grandes contribuyentes.

Esta distinción le permite a los contribuyentes incrementar su nivel de confianza en la entidad, certificando la transparencia en procesos tan sensibles como es la devolución de saldos a favor y garantizando solidez en las actuaciones frente a la administración.

El certificado ISO 9000 significa para la Dian un gran avance, por cuanto constituye una herramienta para el control de las actividades dentro de la entidad, en procura de garantizar la confiabilidad, oportunidad, eficacia y rapidez en los diferentes procesos que maneja, así como en el cobro de los tributos.

Finalmente y conscientes de nuestro ideal institucional, no podemos olvidar que la Dian tiene la responsabilidad de contribuir a la productividad y competitividad del país y facilitar el desarrollo de las distintas actividades económicas, para aquellas personas que quieren realizar empresa cumpliendo con la ley.

*Director de la Dian

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.