Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2016/07/28 18:07

    Recuperar un familiar de la adicción

    Sería ideal contar con todas las garantías disponibles para ayudar a un familiar con problemas de adicción.

COMPARTIR

Sin embargo, como familiares solo podemos contribuir a que se aumente la probabilidad de éxito, pues nunca se tendrá el 100% de certeza de que alguien salga de una adicción. Si quiere ser parte de la solución, considere las siguientes sugerencias:

1. Si realmente quiere que su familiar salga adelante, es importante que el tratamiento sea una prioridad, hay que detener un poco la vida y acompañar de corazón, con dedicación y tiempo. Debe quedar en su consciencia haber hecho todo lo necesario para que su ser querido supere el problema.

2. Tenga en cuenta que su familiar difícilmente abandonará su consumo de drogas si las consecuencias que está experimentando son inferiores al placer que obtiene de las mismas. Si su familiar cree que le está haciendo un favor a usted dejando de consumir, es muy probable que no haya perdido nada como consecuencia de su adicción. Recuerde que nadie deja algo que ama si lo que ama no le trae ningún problema.

3. Es vital que su familiar vea su absoluta transparencia y compromiso con el cambio; si usted guarda secretos o es cómplice de su consumo, abrirá huecos enormes en el proceso. La sobreprotección es su peor aliado en esta  etapa de la vida, no le haga daño a su hijo o pareja evitando que crezcan.

4. Las normas y los nuevos límites hacen parte de este proceso de reorganización; si en un acto de honestidad consigo mismo, usted descubre que le es muy difícil poner límites o manejar sus emociones, ¡pida ayuda! Tal vez usted necesite un programa de tratamiento también. La estabilidad y seguridad de los padres o familiares que acompañan la recuperación, es proporcional al éxito del tratamiento.

5. Cambiar suele ser fácil si estamos dispuestos a hacer las cosas que hay que hacer. El acompañamiento es un proceso activo que implica generar cambios en la manera como nos relacionamos al interior de la familia. Tal vez usted pueda creer que no tiene nada que cambiar o tal vez piense que todo lo ha hecho muy bien y que  su familiar los metió en este problema. Tenga en cuenta que recuperarse no se trata de descubrir quién tiene la razón sino de salvar una vida; si hacer cambios en la manera de relacionarse en familia brinda mayores garantías, ¿preferiría usted simplemente tener la razón? o ¿podría renunciar a la necesidad de tener la razón y hacer un acto de amor?

6. El trabajo personal de cada esposa, madre o padre de familia es una de las mejores garantías; aproveche esta crisis para trabajar sus propios dificultades y conflictos existenciales. El silencio y el miedo llevarán al fracaso cualquier tratamiento. Rompa lo que deba romper y enfrente lo que ha dejado disimulado.

7. Si quiere tener éxito en la recuperación de un familiar no pierda tiempo buscando culpables en su pareja, los hermanos, amigos o colegio; tenga la seguridad de que no existen tantos enemigos afuera, céntrese en lo que usted debe hacer y en sacar a su familia adelante. No pierda tiempo tratando de explicar lo que pasa en traumas infantiles o en el pasado, tal vez sea cierto, pero no es tiempo de lamentaciones ni excusas, es tiempo de cambios.

8. La adicción es un problema serio, no justifique a su familiar ni se haga el loco con manipulaciones evidentes. Recuerde que para que un familiar llegue a donde ha llegado, necesita de unos familiares que se lo permitan.

9. Busque ayuda en donde debe hacerlo, pues no todo lo que brilla es oro. Investigue opciones de tratamiento con buen respaldo científico, legales y con profesionales idóneos.

10. No luche con lo que está pasando, sea humilde, a su familia también le podía pasar un problema de estos. La adicción en casa no le hace un ser inferior ni de segunda categoría. Sea humilde y escuche. Confíe en un buen tratamiento. Usted no es el terapeuta de su familiar, permita que personas idóneas lo acompañen, muy seguramente algunas de sus ideas son muy buenas, lamentablemente no han funcionado. Busque ayuda, entréguese y confíe.

* info@efrenmartinezortiz.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.