Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2015/01/15 14:40

    ¡El Chocó está en venta!

    Varias multinacionales están arrasando con los recursos naturales de Chocó con la complacencia de: Codechocó, el gobierno central y el Ministerio de Medio Ambiente.

COMPARTIR

¡Pero corran, señores de las multinacionales, que de pronto se quedan sin nada! Busquen información detallada en Codechocó, que tiene la complacencia del Ministerio de Medio Ambiente para cometer semejante arboricidio y destrucción. También pueden hacer alianzas con las multinacionales ya establecidas, todo este tipo de marrullas son admitidas para explotar irregularmente los recursos naturales de Chocó, patrimonio de la humanidad.

¿Será que los hocoanos no son conscientes de la inmensa riqueza de su departamento, pero sobre todo de sus selvas vírgenes donde se respira el aire más puro de planeta, considerado patrimonio de la humanidad? ¿Dónde -por enésima vez nos preguntamos- está su clase dirigente para que admita semejantes exabruptos?

¿Será que tan bello departamento con un caudal de recursos naturales y humanos tan impresionante se va a seguir dejando mangonear de los pillos y ladrones de cuello blanco que desde los poderes del Estado se amangualan con los políticos de turno para hacer todo clase de negociados con el pulmón del planeta tierra que a todos nos pertenece?

Nadie entiende por qué el presidente Santos está guardando tanto mutismo sobre tema tan delicado, que donde los medios de comunicación nacionales y extranjeros inicien una cruzada de rescate, muy seguramente su gobierno no quedará bien parado, puesto que esta masacre medioambiental se viene cometiendo desde hace varios años, incluso con el soporte legal y jurídico -por cierto que traído de los cabellos- para favorecer intereses extraños.

Esperamos que los organismos de control investiguen semejante crimen de lesa humanidad, pero lamentablemente parece que entre los dirigentes del tan sufrido departamento no existe conciencia, o a lo mejor lo cuadraron a punta de mermelada.

Las denuncias que nos llegan sobre este aberrante caso de destrucción medioambiental están lo suficientemente soportadas y son de fuentes de alta credibilidad, por consiguiente no podemos pasar de agache tan grave denuncia y, si es necesario, emprenderemos una campaña por los medios de comunicación hasta obtener explicación del alto gobierno de por qué está tolerando semejante arbitrariedad, con la absoluta seguridad de que no serán intentos fallidos y el mundo se movilizaría en defensa de tan importante patrimonio universal.

No se justifica que semejante barbarie medioambiental este soportada jurídicamente, son varios los intentos que han hecho las comunidades para someter tanta arbitrariedad a los estrados judiciales, pero todos han sido fallidos puesto que las consultas que se han realizado con las comunidades al final resultan toda una farsa, es decir, manejadas por los poderosos de la corrupción, hasta permitir que las multinacionales empiecen a hacer de las suyas sin importarles en daño que están causando:

La empresa Colombia Hardwhood ha comenzado a tumbar árboles en Bahía Solano, para exportar a China las maderas más finas de Chocó: algarrobo, sande, cedro amargo, bálsamo, caimito, chanul y virola; se precia de no ser una empresa cualquiera, es dueña nada menos que de: Rem Forest Products, propiedad del billonario Canadiense Frannk Giustra, corsario financiero que obtuvo licencia de aprovechamiento forestal otorgada por Codechocó en el año 2006, según resolución No.2293, para explotar durante 15 años más de cinco millones de metros cúbicos de madera, por un valor de más de US$1.500.oo millones.

A su vez, está compañía tiene vínculos con Pacific Rubiales, Energy, Medoro, Resources, Alange Corp, entre otras. Es decir, se trata de un proyecto de tal envergadura para la explotación de: madera, oro, platino y petróleo en vía de exploración; para ello han instalado en playa Huaca una docena de empleados canadienses, ochenta nativos, además de las comunidades de la región que ante el hambre y la miseria en medio del paraíso chocoano, no tienen otra alternativa que doblegarse ante tamaña destrucción, todo esto a ojos vistos de las autoridades Colombianas, muy seguramente que manejadas por don “corrupto”.

La empresa, con toda su infraestructura, se propone cortar su primer millón de metros cúbicos en 44.596 hectáreas.

Como cosa rara en el departamento de Chocó, donde ocurren los casos más horripilantes de corrupción, el territorio en mención, según Ley 70 de 1.993 fue declarado patrimonio inembargable e inalienable: se extiende entre Bahía Solano y Juradó pacífico y la serranía del Baudó y ocupa una extensión de: 67.327 hectáreas, donde viven 18 comunidades, 1.329 familias, esto quiere decir que el 70 % del territorio descrito es controlado por la Empresa Multinacional antes mencionada.

Las maderas que se exportarán en los próximos años costarían U$$280.oo, de los cuales reconocen a los nativos la pírrica suma del 10 %, sin embargo, las comunidades allí asentadas no están de acuerdo con semejante destrucción natural de las selvas chocoanas, que son consideradas un verdadero tesoro para la conservación de los recursos naturales e hídricos de la región.

El mundo entero es consciente de que Chocó es el departamento de despensa inagotable de todos los recursos naturales existentes en el planeta tierra, pero, lamentablemente, por falta de gestión administrativa lo han convertido en predio baldío y barril sin fondo de los dirigentes políticos y funcionarios corruptos. 

Siempre hemos sostenido a través de esta columna que el departamento de Chocó bien administrado es fuente inagotable de industrialización y generación de empleos tanto directos como indirectos, pero, lamentablemente, sus gobernantes siempre han sido inferiores al clamor popular de sus gentes, que mueren de necesidades en medio de un emporio de recursos naturales que si se explotaran adecuadamente, muy seguramente pasaría a ser el departamento modelo de Colombia.

Sus recursos hídricos y pesqueros representan un gran caudal de abastecimiento para los mercados internos y de los países fronterizos. Lamentablemente, con regularidad se apropian partidas con el fin de estructurar proyectos productivos, pero los dineros se esfuman en manos de instituciones fantasmas que siempre están al acecho para ver cómo pueden pescar  en rio revuelto.

urielos@telmex.net.co
urielos@hotmail.es
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.