Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2017/12/11 04:25

    El Congreso 2018: listado de bandidos y socios políticos

    Tal vez la primera conclusión es que el cartel de Odebrecht, el cartel de la toga y los carteles de la hemofilia, los enfermos mentales, entre otros, siguen vivos, se harán elegir en cuerpo ajeno, y dominarán por los menos el 40 por ciento del Congreso de la República. La corrupción será reelecta. La Fundación Paz & Reconciliación elaboró un informe sobre los candidatos cuestionados para las legislativas de 2018, varios de los mencionados, de diferentes colectividades, pertenecen a clanes que tienen un gran control de la política regional y una influencia decisiva en la política nacional. La otra conclusión es que a grandes rasgos, Paz & Reconciliación afirma que aproximadamente 12 clanes políticos y familiares tendrán el control del país. En otras palabras, un país de 48 millones de habitantes podría gobernarlo 12 familias.

COMPARTIR

A continuación se mencionan algunos casos: Cambio Radical, tal vez es el partido que recicló el bandidaje. Figuran en su lista 15 personas cuestionadas o que las rodea un círculo de corrupción y criminalidad. Dentro de los casos más vergonzosos se encuentra Richard Aguilar, candidato al Senado. Es hijo y heredero de la estructura criminal de Hugo Aguilar, el padre de Richard, condenado a 9 años por la Corte Suprema de Justicia por sus relaciones con el Bloque Central Bolívar. Richard Aguilar fue gobernador de Santander en el periodo 2012–2015, tras la captura de su padre y tiene varias investigaciones por temas de corrupción. Aspira a ocupar el cargo que deja su hermano, Mauricio Aguilar, quien se desempeñó como senador del partido Opción Ciudadana. De igual forma, Didier Lobo Chinchilla aspira al Senado por el partido Cambio Radical. Es heredero de la estructura política del Clan Gnecco. Desde 2016 la Contraloría le remitió a la Fiscalía y a la Procuraduría unos hallazgos de posibles sobrecostos por más de 3.000 millones de pesos, en un contrato para el suministro de paquetes nutricionales que Lobo hizo mientras era mandatario de La Jagua de Ibirico. También en este listado está Juliana Escalante García, hija de la actual senadora Teresita García y quien heredará el caudal de su tío Álvaro García, condenado a 40 años de cárcel por la masacre de Macayepo.

Por los lados del cartel de Odrebecht los encarcelados quieren gobernar en cuerpo ajeno, el Partido de la U ayudará a este reciclaje. El Ñoño Elías le heredó su curul en Senado a José Tous, quien además tiene cuestionamiento por cuando fue director del ICBF en Córdoba. A Cámara, el Ñoño, pone a su hermano Julio Elías Vidal. Musa Besaile hace lo propio, le hereda su curul en Senado a su hermano Johnny Besaile Fayad, candidato por el Partido de la U.

Sobre Odebrecht, concretamente, Sandra Villadiego, Alfredo ‘Ape’ Cuello, Ciro Rodríguez, Arleth Casado, Juan Diego Gómez Jiménez entre otros. Al mismo tiempo, en el cartel de la toga se encuentra Lidio García, Nilton Córdoba, Argenis Velázquez, Álvaro Ashton capturado por parapolítica, le hereda su curul a Laura Fortich.

Por los lados del Centro Democrático vuelve Jaime Amín, quien años atrás fue financiado por Uniapuestas, empresa del chance que dominaba La Gata. También está Sergio Araujo heredero de la estructura de la parapolítica de la familia Araujo. Otro caso aberrante, está en Opción Ciudadana, quien le dio el aval al hijo de Kiko Gómez, Fernando Gómez Bacci.

En la lista inicial salen un total de 61 candidatos cuestionados, aunque puede aumentar a medida que se conocen e investigan todos los nombres de las listas de los partidos políticos. También, adicional a los 61 cuestionados, están los 12 miembros del partido político Farc, quienes son un caso atípico, ya que están en medio de un proceso de justicia transicional y conforman una fuerza política que viene de la ilegalidad.

Casi todos los partidos políticos tiene candidatos cuestionados: Cambio Radical, Opción Ciudadana, el Partido de la U, los liberales, conservadores, el Centro Democrático, todos ellos alimentan sus listas con personas mal rodeadas o cuestionadas por sus comportamientos. Pero la ciudadanía no castiga. Uno no puede elegir bandidos y pretender que al otro día lo gobiernen bien. Hasta el momento, el Mira, los Verdes y el Polo Democrático no tenían este tipo de candidatos. Aunque, el listado fue una revisión inicial, lo cual puede cambiar en los próximos días.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?