Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2003/06/09 00:00

    El Futuro de la radio y la televisión digital en Latinoamérica

    La televisión digital es término aún desconocido en Colombia. Sin embargo, para Antonio Bustos, miembro de la Comisión Nacional de Televisión, este nuevo reto tecnológico está más cerca que lejos en el país. La recepción móvil, la interactividad y otra gama de servicios serán algunos de los beneficios que obtendrán los televidentes con este nuevo sistema que ya se está planeando.

COMPARTIR

Televisión Digital es un término que en Colombia, no todos conocen, fuera de este foro de expertos; el común de los colombianos, tal vez ni lo ha escuchado jamás. Sin embargo, la televisión digital está ahí, más cerca que lejos. Todo parece indicar que la revolución digital aún está en pañales en el mundo, especialmente en nuestros países, y si bien su historia tiene unos cuantos años, los expertos en el tema aseguran que todavía faltan muchas definiciones.

La televisión, principal vía de acceso a la información, está experimentando un cambio tecnológico sin precedentes, mediante la transición de sus medios técnicos basados en tecnología analógica a unos nuevos que procesan la señal de televisión en modo digital prácticamente desde la cámara hasta el televisor o receptor. La digitalización permitirá la incorporación de nuevos servicios avanzados y acercará la inminente Sociedad de la Información a todos los ciudadanos.

La llegada de la televisión digital supone un cambio tan radical como el que supuso el paso del blanco y negro al color. Se trata de conseguir imágenes mejores, pero no se queda ahí, sino que también se van a abrir las puertas a la futura introducción de servicios hasta ahora inimaginables, como la recepción móvil de televisión, la interactividad, la televisión a la carta o los servicios multimedia tan de moda hoy en día con la explosión de Internet.

Recordando un poco la historia de la televisión en Colombia, ésta llegó al país en 1954 como un servicio prestado directamente por el Estado. Su inauguración se llevó a cabo el 13 de junio de ese mismo año, para celebrar el primer aniversario del Gobierno del General Gustavo Rojas Pinilla.

Al año siguiente se creó la Televisora Nacional, como organismo encargado del funcionamiento y operación del nuevo medio, y se autorizó a una empresa privada, proveniente de la radio, para emprender una incipiente labor de comercialización de espacios.

Una década más tarde, las finanzas de la televisión estatal hicieron crisis y se impuso un sistema mixto, en el cual el Estado conservaba la propiedad del medio, pero entregaba a la empresa privada la programación y explotación de los espacios. La Televisora Nacional se transformó en Inravisión, (Instituto Nacional de Radio y Televisión) cuya Junta Directiva era nombrada directamente por el gobierno de turno. En 1979, llega a Colombia la televisión a color.

A mediados de los años 80, el órgano directivo de Inravisión sufrió un profundo cambio y en su reemplazo se constituyó el Consejo Nacional de Televisión. Además de los delegados del Gobierno, entraron a formar parte de este Consejo, por primera vez, los representantes de la comunidad.

Por esa época, se empezaron a distribuir las primeras señales incidentales (antenas parabólicas), se crearon canales regionales de televisión y se adjudicaron concesiones para prestar el Servicio de Televisión por Suscripción.

Finalmente, para garantizar la libertad consagrada en la Constitución Política de fundar medios de comunicación, surgió la necesidad de crear un organismo encargado de dirigir, regular y controlar el servicio público de televisión. Ese organismo es hoy día la Comisión Nacional de Televisión.

Al igual que en su momento la televisión en blanco y negro se vio obligada a migrar hacia el color, la televisión analógica tendrá que hacerlo hacia la digital, es la consecuencia inevitable del desarrollo tecnológico y de la dinámica comercial.

La Comisión Nacional de Televisión, no es ajena a los vertiginosos cambios que el medio está sufriendo en el mundo, por ello, ha venido analizando los aspectos que considera serán relevantes antes de definir un período de transición para la migración de la televisión analógica a la digital, de manera tal que a partir de una fecha determinada sólo se emitan señales digitales.

Esos aspectos son de varios órdenes, encabezados por el técnico, que incluye, entre otros, comprender las ventajas y desventajas de los tres estándares existentes para televisión digital terrestre; analizar el espectro radioeléctrico y la canalización a usar; realizar inventarios de las redes actuales de televisión analógica terrestre y de los equipos requeridos para el funcionamiento de televisión digital terrestre, estudiar su comportamiento en la geografía colombiana, y analizar las fases de implementación.

En cuanto a las consideraciones económicas que el tema implica, es imperativo analizar los costos de implementación de la televisión digital terrestre; la reutilización de las redes y equipos analógicos; los costos para el usuario (del nuevo televisor y/o el decodificador); el producto interno bruto per cápita y el parque de televisores en Colombia, así como el valor de la concesión.

Igualmente importantes son los aspectos sociales que la transición digital involucra, como los beneficios para el usuario derivados de la denominada convergencia; las políticas estatales que deberán desarrollarse con el ingreso de la televisión digital terrestre; la capacidad del usuario de acceder a los televisores digitales y la penetración del servicio a corto, mediano y largo plazo.

Por último, elementos jurídicos como el análisis de las competencias del Estado para el manejo de la televisión digital terrestre; la regulación que la debe acompañar; los procedimientos para la concesión del servicio de televisión digital y las incidencias de los actuales contratos de concesión de televisión frente al cambio a televisión digital terrestre, tienen tanta relevancia como los demás aspectos mencionados.

Con lo anterior he querido indicar que la migración a la televisión digital no es sólo una decisión de estándares; es fundamentalmente una decisión social y económica detrás de la cual existen muchos intereses a los cuales debemos atender con conocimientos profundos, para evitar que el país se vea deslumbrado por lo accesorio y por los vendedores de ilusiones; adoptar un estándar de televisión debe ser el resultado de la concertación de una política pública que nos afecta a todos.

Las anteriores consideraciones y todos los elementos que ellos comprenden, no deben ser una rueda suelta o una base única para la implementación de la televisión digital terrenal en Colombia. En nuestro concepto, es interesante la idea de que los proyectos nacionales para la adopción de la televisión digital, deberían integrarse al contexto de países andinos y/o latinoamericanos, que reunidos en el seno de organismos que como el Comité Andino de Autoridades de Telecomunicaciones ? CAATEL- o el Comité Interamericano de Telecomunicaciones de la OEA- CITEL-, han comenzado a hablar de un trabajo conjunto de sus países miembros para la implementación de la televisión digital terrenal en sus territorios, bajo la adopción de un estándar digital común, que ofrecería entre otras, ventajas comerciales a los países del área.

El CAATEL, ha conformado un grupo de trabajo liderado por Venezuela, que tendrá como objetivo determinar el estándar de la región y los cronogramas de entrada de la televisión digital, así como presentar un informe final con un proyecto sobre el tema, previo examen de la secretaría general de la Comunidad Andina de Naciones, para lo cual se ha fijado un plazo de dos años.

La Comisión Nacional de Televisión se acoge a este tipo de iniciativas integracionistas, que en muchas ocasiones facilitan las negociaciones y que hacia el futuro traerían ventajas comerciales a productores, operadores y a los usuarios.

La discusión sobre la adopción de televisión digital terrenal en Colombia está abierta, así como lo estamos en la Comisión Nacional de Televisión, a la participación activa de todos los sectores de la industria, involucrados en la materia. El de la televisión digital terrenal, es un tema complejo, que va más allá de lo puramente técnico y que incluso deberá tener en cuenta la opinión de los televidentes, razón última de los esfuerzos y labores de todas las entidades y empresas, que trabajamos por el desarrollo y mejoramiento continuos del medio de la televisión, quizás el más revolucionario en la historia de los medios masivos de comunicación.

*Miembro de la Comisión Nacional de Televisión

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.