Martes, 2 de septiembre de 2014

"Países como Estados Unidos –que representa aproximadamente el 40% del comercio mundial de los armamentos–, Rusia y en menor medida China, India, Indonesia y Egipto, entre otros, los que tradicionalmente se han opuesto a esta iniciativa y los que, de manera tajante, llevaron al fracaso de la firma del Tratado sobre Comercio de Armas en el mes de julio del año 2012". Foto: Archivo SEMANA

| 2013/02/01 00:00

El liderazgo colombiano en el tráfico de armas

por Rocío Pachón*

El país trabaja en el control al tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras, municiones y explosivos. ¿Por qué es importante?

Después de la política de responsabilidad compartida para luchar en contra del problema mundial de las drogas, el control al tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras, municiones y explosivos, así como su comercialización internacional, es otro tema en el que Colombia ha jugado un papel de liderazgo a nivel mundial.

Infortunadamente, muchos de esos esfuerzos han perdido vigencia en la diplomacia nacional de los últimos años. Aunque la Declaración de la Cumbre CELAC-UE hace un llamado para que se concluyan las negociaciones de un Tratado de Comercio de Armas en marzo del 2013, a propósito, en gran parte, de la intención que llevó el presidente Santos a dicho encuentro, esperamos que este hecho se traduzca en la acción de volver a tomar el liderazgo en este tema de gran importancia e impacto para Colombia, y que no se maneje por algunos funcionarios, simplemente, como algo coyuntural.

Lo primero que hay que decir es que lo que promovió el presidente Juan Manuel Santos en dicha Cumbre los pasados 26 y 27 de enero no fue una idea nueva, ni tampoco una política de control de armas sin antecedentes. Formalmente, esta preocupación ha estado en la agenda de la Asamblea General de las Naciones Unidas desde el año 2006, cuando se adoptó la Resolución 61/89, frente a la que 94 Estados parte contestaron solicitando al secretario general de la ONU que recogiera la opinión de los Estados parte sobre la viabilidad del establecimiento de normas internacionales comunes.

La Unión Europea (UE)y los países de la región latinoamericana y caribeña, con excepción de Cuba, dieron su apoyo dese el inicio a esta iniciativa. Más bien, han sido otros países como Estados Unidos –que representa aproximadamente el 40% del comercio mundial de los armamentos–, Rusia y en menor medida China, India, Indonesia y Egipto, entre otros, los que tradicionalmente se han opuesto a esta iniciativa y los que, de manera tajante, llevaron al fracaso de la firma del Tratado sobre Comercio de Armas en el mes de julio del año 2012.

Reactivar las negociaciones conducentes a la firma y la posterior ratificación de dicho Tratado es una necesidad y si Colombia le apuesta a tal reto, sin duda alguna, ganará su diplomacia, pero, sobre todo, la seguridad del país y la de sus ciudadanos. Sin embargo, la tarea no es sencilla. Cuatro razones simples explican tal dificultad:

1. Son los intereses de otros países más no los de la UE o los de la región latinoamericana y caribeña los que siempre se han opuesto al establecimiento de normas internacionales comunes para la importación, la exportación y la transferencia de armas convencionales.

2. Si bien para el presidente Barack Obama este es un tema en el que quiere marcar historia, un cambio permanente y duradero en dicho país implicará, más que un Decreto Presidencial, una Ley que pase por un Congreso con una Cámara de Representantes con mayoría republicana y en el que tienen gran poder de lobby e influencia las organizaciones de interés privado que representan a las empresas productoras de armas.

3. Aunque buena parte de la población estadounidense hoy reclama rigor en los controles mentales a los usuarios de armas, todavía se trata de una población apegada a sus tradiciones constitucionales que ve con temor cualquier efecto colateral a su segunda enmienda constitucional, que permite el derecho y la libertad para que cualquier ciudadano estadounidense posea armas de fuego.

4. Y finalmente, porque la Asamblea General de las Naciones Unidas ya había definido que será marzo de este año el mes en el que se celebrará otra Conferencia para concluir el trabajo iniciado en julio del 2012, y Colombia, hasta el momento, que se sepa, no ha jugado un papel de liderazgo.
El hecho de que la Declaración de la Cumbre CELAC-UE hubiese hecho un llamado para que se concluyan las negociaciones que llevarían a la aprobación de un Tratado de control de armas no es factor suficiente para afirmar que Colombia haya retomado el tema para liderarlo. Tal esfuerzo debe ir mucho más allá de haber incluido un párrafo en una declaración política realizada por Estados, en general, a favor del tema.

El Tratado no es del todo la solución al problema de la proliferación de armas en el mundo. No obstante, su firma y su ratificación implicarían el compromiso de los 193 Estados Parte a obligarse para impedir la entrega de armas convencionales a países o personas que pudieran usarlas para cometer actos de genocidio o crímenes de guerra, o contra los derechos humanos.

En otras palabras, el Tratado generaría la responsabilidad a los Estados de que frente a cualquier exportación de armas convencionales, previamente deberían realizar análisis del riesgo y valorar lo que ello supone. Adicionalmente, los países estarían obligados a reportar todas sus exportaciones de armas convencionales y a llevar un registro de sus transacciones hasta el destino final.

En suma, el logro de Colombia es bueno, pero no hay que olvidar que existen antecedentes que indican que el liderazgo de la Diplomacia colombiana respecto al tema de control de armas no ha tenido continuidad. Es más, se podría correr el riesgo de que dicho logro resulte irrelevante, salvo que vaya acompañado de una verdadera estrategia de liderazgo en las negociaciones en diversos foros internacionales, y de la necesaria coordinación entre las diversas instancias nacionales que tienen relación con el tema.

*Asesora en Seguridad y Defensa

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×