Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2002/02/26 00:00

El nuevo alvarismo

Mientras la posición de Serpa ha sido responsable pero impopular, la de Uribe ha sido arriesgada y radical. Y está a punto de ganar la apuesta

El nuevo alvarismo

Aunque la tremenda sorpresa protagonizada por Alvaro Uribe en las últimas encuestas ya tiene a varios pensando que no habrá segunda vuelta, es poco probable que no la haya: los expertos predicen que Serpa está en capacidad de subir a 35 puntos que, sumados —por mal que le vaya— a los mínimo 12 que puede retener Noemí, más los votos de los demás candidatos, los indecisos, los en blanco, etc., hacen improbable, por lo pronto, que Uribe recolecte el 51 por ciento necesario para convertirse de un solo golpe en el próximo presidente de Colombia.

Pero ello no le quita que se haya generado de la noche a la mañana el movimiento de opinión espontáneo más grande de la historia política reciente: ni siquiera Galán pudo romper tantos esquemas. Y en un comienzo sin maquinaria alguna: es improbable que Uribe no la consiga ahora, cuando la política colombiana está en pleno trasteo de lealtades por cuenta de los resultados de esta encuesta. Pero lo cierto es que Uribe llegó hasta aquí con sólo su carriel y su corrosca, y está a punto de romper históricamente la tradición colombiana de que el electorado no se inclina de manera masiva hacia la derecha: tentaciones las ha habido muchas, desde el general Valencia Tovar, pasando por Alvaro Gómez y por Harold Bedoya, tres ejemplos de candidatos de derecha que en su momento despertaron entusiasmo y jamás generaron mayorías.

Pero el único esquema que está a punto de romper Uribe no es sólo el del triunfo de la derecha: también el de haber producido una gigantesca movilidad electoral que no se esperaba en un país en el que la política tiende a ser inamovible: en ningún primerazo alguien había llegado tan cerca del triunfo. Lo usual es que los aspirantes a la Presidencia se lancen por lo menos una primera vez a manera de presentación, y si acaso en la segunda pueden ya aspirar al triunfo. Pero nunca había coincidido el primer resultado con el segundo. La fila india era hasta ahora un esquema implacable, y Uribe está a punto de saltársela.

¿Qué es lo que le ha salido bien? Haberse sentado bajo el reloj de la historia a esperar a que los hechos le dieran la razón, a diferencia de Serpa, que, asumiendo la posición contraria, se sentó a esperar, en una actitud a mi manera de ver tan legítima como patriótica, a que los hechos le dieran la razón a la política de paz de Pastrana. Así, mientras la posición de Serpa ha sido responsable pero impopular, la de Uribe ha sido arriesgada y radical: ha apostado en contra de la paz y está a punto de ganarse la apuesta.

Sería injusto decir que la posición de Uribe ha sido más coherente que la de Serpa. Tampoco podemos asegurar que Uribe tenga la razón, aunque por ahora las encuestas demuestren que la mayoría de colombianos piensa que la tiene. Pero lo que sí es evidente es que Uribe es el mayor fenómeno de los últimos 50 años de la historia política colombiana, en un país donde fenómenos políticos que surgen pero que no ganan abundan: a Gaitán y a Galán los mataron sin haber roto esta tradición, pero Mockus, Valdivieso, Rosso José, Navarro, Ingrid, y sobre todo la misma Noemí, son ejemplos de espontáneos que se lanzan por fuera de los partidos y se enfrentan directamente con el sistema sin que hasta ahora sus aspiraciones presidenciales hayan sido viables, y solamente pueden exhibir por el momento victorias morales.

Es tal fenómeno político Alvaro Uribe que ha logrado unir en torno a su nombre a la ciudad con el campo, a pobres con ricos, a jóvenes con viejos, a los independientes con la maquinaria, a los habitantes de regiones dominadas por paras con los habitantes de regiones dominadas por guerrilla, a hombres con mujeres, en torno a un solo concepto: autoridad.

Por eso, si Uribe llega a ganar las elecciones, más que el triunfo de un hombre, será el triunfo de una idea.,

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.