Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2010/03/06 00:00

    El nuevo Santofimio

    Evoco la historia de este antimodelo porque —por faltas muy diferentes a las de Santofimio— Andrés Felipe Arias empieza a transitar el mismo camino

COMPARTIR

Esa deslumbrante inteligencia y su habilidad oratoria convirtieron al joven Santofimio en una gran promesa para el futuro de Colombia. Muy pronto se convirtió en Ministro de Justicia y Presidente de la Cámara de Representantes. Su talento político resultaba evidente, pero también su anhelo por conseguir poder rápidamente. Los escándalos empezaron a rondarlo y las explicaciones a quedarse cortas, mientras que -durante las investigaciones- desaparecían misteriosamente pruebas contra él.

Tenía 35 años cuando fue apresado por primera vez, como resultado de una operación con dineros públicos en la que usó el nombre de su esposa de entonces. Los microfilmes de un banco que probaban el ilícito se esfumaron. Santofimio salió de la cárcel con un fallo de preclusión y, quien lo creyera, fortalecido políticamente.

Se convirtió en uno de los grandes electores de Colombia y – a pesar de su pasado, o tal vez gracias a el- fue dos veces candidato a la Presidencia y otras dos reo. Condenado en el proceso 8.000, hoy –a sus 68 años- espera que la Corte Suprema defina en casación, si tuvo o no responsabilidad en el asesinato de Luis Carlos Galán.

Evoco la historia de este antimodelo porque -por faltas muy diferentes a las de Santofimio- Andrés Felipe Arias empieza a transitar el mismo camino.

Negación de evidencias, intentos de borrar el rastro y otras actitudes semejantes, han caracterizado su reacción a las denuncias por la financiación de su campaña.

La Corporación Colombia Cambió, cuya relación con su campaña política ha negado Arias, recogió en escasos tres meses de vida más de 580 millones de pesos, como lo prueba un documento, hasta ahora inédito, que registra los movimientos contables de esa fundación paralela y que ustedes pueden ver en semana.com. (Ver documento)

No era pues, un simple ejercicio académico como dijo una de sus fundadoras, sino una operación masiva para recibir dineros por la puerta de atrás, al mejor estilo del fallido referendo reeleccionista. De acuerdo con la firma electrónica del Excel, la autora del documento contable es Katia Flórez. (Ver documento)

El nombre de Katia Flórez ya había sido mencionado en este asunto. Sandra Gaitán Ñungo, directora administrativa de la campaña de Arias, le escribió un mensaje electrónico a un donante indicándole que su aporte debería girarlo a la Corporación Colombia Cambió y enviarlo a Katia Flórez, a la carrera 5ª # 35-15 de Bogotá. (Ver mensaje)

Durante su efímera existencia, Colombia Cambió pagó gastos tan llamativos como una cuenta de restaurante por $25.453.141. (Ver pago)

Aún no sabemos a donde están hoy los millonarios recaudos que no alcanzó a gastar Colombia Cambió, en sus tres meses de vida.

Una pregunta interesante para hacerle al Veedor de esa Corporación que resultó ser César Serrano Morales, casualmente el padre de la esposa de Andrés Felipe Arias y –según comunicaciones oficiales de la campaña- coordinador del día de elecciones, una jornada en la que suelen efectuarse cuantiosos gastos en efectivo. (Ver veedor)

No se sabe tampoco por qué -sí nada tenían que ver con esa corporación- las gerentes nacional y del Valle de la campaña de Arias recaudaban fondos para Colombia Cambió entre varias empresas, algunas de las cuales han sido beneficiarias de Agro Ingreso Seguro. (Ver correos)

A propósito de eso, Ríopaila-Castilla –una de las empresas mencionadas como seguro aportante por las gerentes- figura por error del gobierno en los listados oficiales de beneficiarios de AIS pero no recibió plata de ese programa específico. Lo que si recibió fueron más de 300 millones de pesos, a través de dos de sus compañías, por Incentivos de Capitalización Rural, otorgados cuando Andrés Felipe Arias era Ministro de Agricultura.

Una verdad innegable, como es innegable que el trámite en la Cámara de Comercio para liquidar la Corporación Colombia Cambió, empezó cinco días después de que, aquí, fuera denunciada su existencia. (Ver recibo)

O que, tal como ustedes pueden verlo en el video adjunto, el slogan “Colombia Cambió” sea parte de la propaganda de Arias. Muchas casualidades, teniendo en cuenta que el candidato niega cualquier relación de esa fundación con su campaña. (Ver vídeo)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.