Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 1992/06/29 00:00

    EL PERFUME DEL MINISTRO

    Por encima del hombre "Red" habita uno de los mejores Ministros del régimen ...

COMPARTIR

LOS CIRCULOS JURIDICOS DEL PAIS ESTAN alborotados cual avispas. Pero al contrario de lo que pudiera creerse no los desvela ni la morosidad de la justicia, ni las ambivalencias de la tutela, ni las ingenuidades de la Constituyente, ni la controversia sobre los jueces sin rostro, ni una jurisprudencia nueva, ni una vieja.
No. Los círculos jurídicos del país están alborotados cual avispas, porque el Ministro de Justicia recibió la oferta de una compañía extranjera para que prestara su nombre con el objeto de promover una agua de colonia, y el Ministro aceptó.

Según dicen los círculos jurídicos del país, eso atenta contra lo que ellos llaman "la majestad de la justicia". Y cuando uno les pregunta eso qué es, lo primero que se les ocurre es decir a qué se parece: a un Ministro vestido con traje de paño negro, de rayas grises, que según ellos, es lo que mejor describe la majestad de la justicia.

Lo que es increíble es que el ministro Carrillo lleve casi dos años al frente de uno de los cargos más difíciles del país de pronto, sin exagerar, hasta del mundo y la única vez que a los círculos jurídicos del país les merece un comentario el desempeño de este Ministro es cuando resulta elegido el hombre "Red" de América Latina.

Pero resulta que por encima de ese hombre "Red" bien por encima habita uno de los mejores ministros del régimen, que si le pasa relativamente inadvertido a la opinión es por cuenta de un perfil bajo que asumió, creo yo que deliberada e inteligentísimamente, para cumplir con una misión en la que no sólo está sometido a un crudo análisis nacional, sino también internacional. El ministro Carrillo gerencia una de las responsabilidades más grandes del Gobierno, no sólo por categoría sino por coyuntura. En lo profesional, ha cumplido con extraordinaria discreción la dos funciones que le encomendó el "momentum" del país: sacar adelante los acuerdos internacionales de intercambio de pruebas, y además, conseguir efectivamente dichas pruebas, contra los narcotraficantes beneficiados por la legislación del 2047 de sometimiento a la justicia. Cuando Escobar se entregó, muchos apostaron a que no duraría más de cuatro meses preso. Pero ya lleva un año, y durante este, el trabajo de Carrillo ha consistido en construir lo que los gringos llaman un "strong case" contra Escobar, de tal manera que el juez sin rostro encargado de este caso no tenga más remedio que condenarlo por un número de años que muy probablemente será de doble dígito.

Para ello ha tenido que viajar secretamente a Cuba a traer expedientes, ha tenido que convencer a los norteamericanos de que entreguen las pruebas que poseen contra Escobar porque aquí tenemos una justicia seria que no lo va a absolver, y ha tenido que lidiar con una clase política española que interfiere misteriosamente la cooperación probatoria con Colombia por cuenta de una sospechosa pasividad ante los delitos que estamos intentando juzgar. Y todo ello con una lucidez jurídica y con un coraje muy difíciles de igualar.

También le ha correspondido organizar la nueva jurisdicción de orden público con la controvertida herramienta de los jueces sin rostro, y si el éxito de ella se mide por el porcentaje de procesos que efectivamente llegan a sentencia que es actualmente del 90 por ciento pues hay que concluir que aquí también se apuntó un "hit".

Eso en lo profesional. En lo personal se nos olvida que Carrillo no ha cumplido 30 años, y que en las horas en las que no ejerce como Ministro, es obvio, y apenas natural, que ejerza como joven. Cambia su vestido de "majestad de la justicia", de paño negro grueso de rayas grises, por una chaqueta de gamuza carmelita, sale con niñas de su edad y va a conciertos rock. Ah. Y se permite el lujo de aceptar que entre otros candidatos del continente, lo elijan como el hombre más sexy y mejor plantado para promover el nombre de una conocida agua de colonia, por lo que ofrecen pagarle 15 mil dólares que él invertirá en su obsesiva campaña a favor de los hijos de los reclusos.

Sin embargo, no es que el tema de esta controversia se justifique por al acto filantrópico que movió al Ministro a aceptar esta propuesta publicitaria. No. Es que Carrillo asumió, con su particular personalidad de Ministro joven, un riesgo que sólo se asume cuando "se tiene plata en el banco", por explicarlo en un sentido figurativo.

En otras palabras, que si Carrillo se da el lujo de que su figura sirva de promoción de un perfume masculino, algo que desde luego habría tumbado a otro ministro menos importante y sobre todo menos joven, es porque hasta ahora nadie ha demostrado que la "majestad de la justicia" no puede estar a la moda.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.