Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2002/07/15 00:00

    El poder de la informática

    La tecnología no va a terminar dominando la sociedad ni mucho menos va a remplazar al hombre.

COMPARTIR

Cuando empezamos Microsoft hace 27 años había mucha gente que ponía en duda el que una persona pudiera necesitar alguna vez una computadora. Estas eran enormes máquinas, difíciles de manejar y no hacían muchas cosas prácticas para la vida diaria o el trabajo. El primer modelo de desktop en el que trabajamos, el Altair, no realizaba mucho más que encender y apagar sus luces.

Desde entonces la computadora ha evolucionado y cambiado espectacularmente las vidas de las personas. Gran parte del aumento en la productividad que hemos visto en la década pasada es atribuible al poder de la tecnología del PC. Los negocios son más competitivos, la gente tiene mayor acceso a la información y está más capacitada para manipular información, así como para crear y editar grandes documentos fácilmente. El aprendizaje a distancia ha mejorado la educación en regiones que antes estaban increíblemente olvidadas. Hemos estado involucrados en algunos de estos proyectos en Colombia y creo que es uno de las trabajos más importantes que hemos hecho.

El poder de la informática seguirá creciendo a la velocidad actual por varios años. Pronto habrá pequeños artefactos que tendrán la capacidad de guardar, en su mano, los contenidos de las grandes bibliotecas del mundo. Piensen en el impacto que esto tendrá en la educación en países en vías de desarrollo.

Tendremos sistemas de software que adaptarán y aprenderán del usuario. Tendremos servicios en red que apalancarán Internet para proveer servicios a la medida que incrementen aún más la productividad y se ocupen de muchas labores cotidianas.

Aunque hemos recorrido un largo camino en estos últimos 27 años, no creo que hayamos siquiera empezado a liberar todo el potencial de la tecnología.



Mundo 'e-mail'

Desde la década del 90, cuando Internet se volvió de uso común, mejoró las comunicaciones y aún continúa haciéndolo. La adopción generalizada del e-mail ya ha revolucionado la forma en que nos comunicamos. Las compañías lo usan para comunicar estrategias, mantener a sus empleados informados y reaccionar rápidamente en situaciones competitivas. La gente lo usa para mantenerse en contacto con sus amigos, su familia y sus comunidades de manera informal y fácil. Creo que eso cambiará aún más drásticamente en el futuro.

Las tecnologías de banda ancha ya se han adoptado extensamente en muchos lugares alrededor del mundo y, aunque está pasando más lentamente de lo que yo esperaba, cada vez se encuentra en más hogares.

La gente empezará a usar el

e-mail para compartir no sólo palabras, sino también, cada vez más, video, fotografías, música y otros contenidos que todavía son difíciles de obtener a través de muchos sistemas.

Con todo este avance, y con los cambios que el PC y la informática han causado en nuestras vidas, no creo que la tecnología deshumanice a la sociedad. De hecho, creo que sucede lo contrario. La tecnología permite que las noticias y la información fluyan con increíble velocidad y precisión, de manera que nuestra habilidad para aprender y comunicarnos con otras culturas se incrementa.

Esto nos permite ser más eficientes, lo que significa que tenemos más tiempo para relacionarnos unos con otros y para dedicarlo a cosas que realmente importan.

No creo que la tecnología dominará la sociedad ni mucho menos reemplazará al hombre. En la actualidad las computadoras y muchos otros artefactos inteligentes son todavía muy difíciles de usar. En general, la gente debe adaptarse a la forma en que la tecnología trabaja, cuando en realidad la computadora debería adaptarse a usted.

Estamos trabajando en eso. En el futuro la gente podrá comunicarse y controlar la tecnología en formas más naturales para ella como, por ejemplo, a través del habla y de la escritura. Las computadoras serán omnipresentes, pero también lo suficientemente 'inteligentes' como para aprender de sus usuarios y adaptarse a la manera en que viven y trabajan.



Mucho por ganar

Creo que los países en vías de desarrollo tienen mucho qué ganar con la adopción de la tecnología. La democracia, la política, la educación, la participación social y el desarrollo económico son las áreas que más se beneficiarán. Actualmente es una lucha conseguir profesores calificados en muchas comunidades, pero con una computadora barata conectada a Internet los estudiantes pueden posiblemente acceder a las mejores bibliotecas y profesores de cualquier parte del planeta.

Los gobiernos pueden comunicarse más fácilmente con sus ciudadanos sobre sus servicios y ofrecerlos las 24 horas del día. Los negocios pueden mejorar la productividad de sus empleados y conectarse más libremente con compradores alrededor del mundo.

Desde luego, para los mercados en desarrollo esto supone un reto financiero y los beneficios aquí descritos requieren inversión. Lo bueno es que estas inversiones son altamente atractivas para el apalancamiento financiero. La infraestructura que el gobierno construye para comunicarse con sus ciudadanos también puede ser usada por negocios y escuelas, por ejemplo. Las habilidades informáticas adquiridas en la escuela benefician a las compañías que buscan contratar empleados en el futuro. La inversión en la educación de un niño paga toda una vida de dividendos a la sociedad.



El futuro

Es imposible decir cómo se verá el mundo en 20 años. El ritmo del cambio es increíble y cada adelanto crea oportunidades adicionales que a menudo no prevemos. Eso me entusiasma. Lo que puedo decirles es que estoy más optimista frente al futuro de lo que nunca he estado.

Paso mucho tiempo pensando sobre cómo la tecnología va a mejorar las vidas de las personas y creo que haremos mucho más en los próximos 20 años de lo que hemos hecho en los 20 últimos.

También paso mucho tiempo trabajando con mi fundación, enfocándome en cómo podemos resolver asuntos difíciles de salud y educación, y verdaderamente creo que seremos capaces de mejorar la calidad de vida que la gente lleva. Creo que mis hijos vivirán en un mundo muy emocionante y desafiante.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?