Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2010/04/02 00:00

El precursor del despeje

En una carta de 1997, Santos propone “ordenar el despeje de un área previamente acordada del territorio nacional a fin de facilitar (...) el encuentro (...) con los insurgentes”

El precursor del despeje

La campaña de Juan Manuel Santos está vendiendo la idea de que Colombia tiene que escoger entre un gobierno suyo o un nuevo despeje para la guerrilla que devolvería al país a “la oscura pesadilla del Caguán” (Ver mensaje conservadores). Desde luego la disyuntiva es falsa. Ningún candidato está pensando en reinstaurar una zona de distensión. El abuso criminal de las FARC acabó para siempre con esa posibilidad y convirtió su simple mención en un suicidio político.
 
Lo increíble es que Juan Manuel, hoy caracterizado como el más duro de los duros, haya olvidado -tan rápidamente- que fue él quien propuso por primera vez el despeje de una zona para dialogar con la guerrilla.
 
Lo hizo en 1997, después de haberse reunido secretamente en Costa Rica –y compartir algunas botellas de vino- con los guerrilleros Raúl Reyes y Olga Marín. El entonces precandidato presidencial por el Partido Liberal, Juan Manuel Santos, remitió una carta de cinco páginas a la Comisión Nacional de Conciliación que contenía su propuesta de paz.
 
La carta está fechada en Octubre 22 de 1997, es decir ocho meses antes de la primera reunión de Victor G. Ricardo con Tirofijo y de la subsiguiente elección de Andrés Pastrana como presidente. Para esas fechas, Pastrana no había hablado aún de diálogos con las FARC y mucho menos de la creación de una zona de distensión.
 
Ustedes pueden ver en Semana.com la comunicación firmada por Juan Manuel Santos. Allí dice textualmente, que como un paso necesario para la paz el próximo Presidente debería: “Ordenar el despeje de un área previamente acordada del territorio nacional en conflicto, o lo que es igual, a efectuar el retiro de la fuerza pública del espacio geográfico predeterminado. Esta área se convertirá en zona de distensión y diálogo a fin de facilitar, con plenas garantías y total seguridad, el encuentro de representantes del Gobierno, del Congreso, de la sociedad civil y de la Comisión de Conciliación Nacional con los insurgentes.”. (Ver Carta)
 
No fue la única vez que Juan Manuel Santos pidió despeje. Por esos mismos días le mandó una carta al entonces Presidente Ernesto Samper, en la que proponía que el siguiente mandatario convocara una Asamblea Nacional Constituyente, después de que el Estado discutiera con la guerrilla la composición de esa Asamblea y su duración.
 
De esa carta no pude conseguir una copia en papel, pero tengo algo mejor: El video de una conferencia de prensa en donde el propio Santos lee su carta a Samper. De viva voz y hablando de la discusión previa a su propuesta Constituyente señala: “Para que esta discusión pueda llevarse a cabo, el gobierno ordenaría el despeje de una zona del país previamente acordada”. (Ver video)
 
El video de Santos leyendo el texto íntegro de su carta -que no deja lugar a equívocos- está en semana.com para quien quiera verlo. (Ver video completo)
 
En la página web www.buengobi.org, hoy ya inexistente y que estuvo al servicio de la fundación de Santos, la propuesta estuvo publicada por más de un año. Incluso cuando ya Andrés Pastrana era el Presidente y Juan Manuel Santos aceptó ser parte de la comisión de acompañamiento y verificación de la zona de distensión, otro detalle olvidado por el hoy candidato de la mano dura.
 
Una pequeña exploración de arqueología informática muestra que bajo el vínculo “Propuesta de Paz Dr. Juan Manuel Santos” aparecía destacado su plan que repite conceptos como “despeje de un área”, “zona de distensión y diálogo” y la necesidad de garantías para el encuentro con “los insurgentes”. (Ver Propuesta Paz)
 
Por supuesto, esto no quiere decir que en un eventual gobierno suyo, Juan Manuel Santos pondría en marcha las ideas que tenía en ese tiempo. Claro que no, esa propuesta era producto de una época y de unas circunstancias totalmente diferentes a las de hoy. Distintas para el país, para Santos y también para quienes compiten con él en esta campaña.
 
Lo injusto y oportunista es que Juan Manuel Santos pretenda presentar a sus contendores como débiles y entreguistas frente a la guerrilla, mientras se mantiene calladito que él fue el primero en proponer la entonces popular iniciativa del despeje que se materializó después en el Caguán.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.