Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2000/10/02 00:00

    El relevo de Clinton

    Solo Clinton podía explicar lo que quiere hacer Pastrana en su gobierno...

COMPARTIR

Cuentan que cuando vino a Cartagena, F.D. Roosvelt por allá en la década de los 30, el pueblo se volcó a las calles maravillado. Pero no porque le llamara la atención el Presidente de Estados Unidos, sino porque se morían de ganas de ver por primera vez al presidente de Colombia.

Con la visita de Clinton nos sucede algo comparable. Obviamente no porque la gente no conozca la figura de Andrés Pastrana, sino porque solo Clinton podía explicar lo que quiere hacer Pastrana en su gobierno.

Por eso la popularidad del mandatario gringo; porque por fin alguien, con poder firme, con carisma, les mostró un norte, y les llegó al corazón, que es donde no llega ningún mandatario colombiano hace tiempos.

Lo que dejó en evidencia entonces la visita de Clinton fue la profunda falta de liderazgo del gobierno y, en general de la llamada clase dirigente colombiana. Los estadounidenses llegaron a apuntalar –como una especia de relevo– en la lucha contra la producción de narcóticos y contra sus aliados armados llámense paras o guerrilleros. Pero también a apalancar la defensa de los derechos humanos, el fortalecimiento de la justicia, la detección del lavado de dólares y el freno al contrabando. Eso es el corazón de la ayuda.

Sí hubo un éxito del gobierno colombiano: mostrarle la situación colombiana tan grave como es a la comunidad internacional y pedir ayuda. Y los Estados Unidos escucharon porque descubrieron que Colombia estaba demasiado cerca al abismo, con vecinos inestables e impredecibles, y que la dirigencia local no parecía saber hacia donde era la salida.

Ojalá el espaldarazo de Clinton y su equipo, sacudan los ánimos de los líderes colombianos. De lo contrario, lo que hoy es una verdad de a puño: que no habrá mayor intervención ni escala militar gringa en Colombia, podrá cambiar si no se ven resultados y el país sigue por el camino que va hoy, hacia una guerra civil abierta.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?