Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2011/04/29 00:00

    El tigre Falcao: rey de la selva

    No hacían falta los cuatro goles para darse cuenta de su habilidad. De su mentalidad ganadora.

COMPARTIR

No hacían falta los cuatro goles para darse cuenta de su habilidad. De su mentalidad ganadora. Y pensar que hubo, o hay algunos que lo discuten porque en la selección nacional no mete goles. Tiempo, paciencia muchachos. Porque anoche, Falcao, en el estadio Do Dragão hizo cuatro, óigalo bien, en una actuación fantástica y emocionante en la que Porto goleó 5 a 1 a Villarreal de España en el partido de ida de la semifinal de la Europa League, anteriormente llamada Copa UEFA. El otro gol lo hizo Freddy Guarín, otro colombiano con un rendimiento altísimo en la élite de la élite del fútbol. James Rodríguez también juega allí, y, cada vez que lo ponen, rinde. Mantenerse en el alto rendimiento, conseguir continuidad, es quizás más difícil que llegar al escalón superior.
 
¿Yo, un fenómeno?. Me falta mucho”, dijo Falcao hace unas horas, en plena embriaguez de la victoria. Para unos, palabras de pura humildad. Para otros, conocimiento del camino a seguir y el destino a llegar. Falcao, quien nació un día de febrero de 1986 en Santa Marta- suelos que contienen el halo misterioso del talento del “Pibe” Valderrama- es un jugador excepcional: así como el póker de goles contra Villarreal, se develó su analogía con el trébol de cuatro hojas. Un jugador ágil, competidor nato, goleador infalible, trabajador incansable, y autor de goles, de esos que valen oro. Su carrera, desde ya ejemplar, ha ido en franco ascenso. Perseverancia, garra, fe, siempre aferrado a Dios, y fútbol. Mucha concentración para jugar y dedicarse a hacer lo que mejor sabe. Y vaya si le sale. Porque en esa realidad en que vivimos, llena de leones y donde escasea el buen ejemplo, lo de Radamel es tremendamente valioso. Es el tigre, esta vez rey de la selva.
 
Con los cuatro goles llegó a 15 e igualó, durante una campaña, a Jurgen Klinsmann como máximo goleador en competiciones europeas. El rubio alemán los convirtió con Bayern Munich en la UEFA a mediados de los años noventa. "Vi muchos partidos de Falcao en River y me parece un delantero muy bueno, inteligente. Porto, en su historia, siempre se ha caracterizado por tener un delantero nueve de área, de referencia como Fernando Gomes, Juary o Mario Jardel", dijo Rabah Madjer, uno de los íconos de Porto que le dio el título de la Copa de Campeones en 1987 ante el Bayern Munich. La segunda ‘orejona’ de su historia. La otra fue en 2004 con José Mourihno como DT, ya con el nombre de Champions League. De cara a los libros, Falcao está tercero detrás de Gomes y Jardel como máximo artillero de esa divisa. El samario llegó a la módica suma de 69 goles. Además aventajó a Juan Pablo Ángel Faustino Asprilla y Hamilton Ricard, como el colombiano que más marcó en el Viejo Continente.
 
Alegria nao tem fim. Esa es la leyenda en portugués que aparece en la portal de la página oficial de Radamel Falcao García. Y esa alegría es también la sensación que vive todo el pueblo de Porto, el equipo donde juega desde la temporada 2009- 2010. “Quiero marcar una época en Porto”, declaró apenas llegó proveniente de River Plate de Argentina por un valor de casi cuatro palos de los verdes. “El tigre” heredó de su padre, exjugador profesional, zaguero él, la pasión, la voluntad y el sacrificio. Lo bautizaron con el nombre de una leyenda del fútbol brasileño de los años setenta y ochenta, Paulo Roberto Falcão, quien debutó en internacional de Porto Alegre y tuvo su momento de esplendor en la Roma en Italia. “El Rey de Roma” le decían. Cuando tenía 11 años cazatalentos de Ajax de Ámsterdam pusieron la lupa sobre Falcao y lo tentaron para ir a jugar a Holanda. Pero no prosperó el proyecto. En Colombia jugó en categorías aún aficionadas, en Fair Play y Millonarios, el equipo que simpatiza en Colombia que tiene los mismos colores de Porto, azul y blanco. En el año 2000 el samario se probó en la escuela de River y con 14 años quedó fichado por esa institución. Demostró destrezas con la pelota y también actitud. Mientras jugaba, allá en 2004, cursó algunas materias de la carrera de periodismo deportivo. Sabe que no todo es una pelota rodando. En 2005 debutó en el fútbol profesional.
 
Radamel tiene 49.822 seguidores en Twitter. Y contando. En la foto de perfil de su Facebook aparece un tigre muy parecido al del dibujo animado ThunderCats. Un tigre que, igual que Falcao, no para de crecer.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.