Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2014/05/31 00:00

    La disputa por La Guajira (II parte)

    La disputa por las elecciones en La Guajira es una pelea de mafias. Las garantías son mínimas y las autoridades nacionales no hicieron nada para prevenir esta situación.

COMPARTIR

El próximo domingo serán las elecciones atípicas en el departamento de La Guajira. Dos candidatos buscan suceder al exgobernador Francisco Gómez Cerchar:  José María “Chema” Ballesteros, hijo del actual senador por el Partido de la U Jorge Ballesteros; y Wilmer González, quien pertenece a la estructura política liderada por el exgobernador Jorge Pérez Bernier, dirigente de Nueva Fuerza Guajira.

‘Chema’ Ballesteros es primo de Santander Lopesierra, conocido como el ‘hombre Malboro’, un contrabandista y narcotraficante que fue extraditado a los Estados Unidos. Además, es el candidato de Francisco Gómez Cerchar, exgobernador del departamento de La Guajira, acusado de cometer diferentes homicidios y además de ser socio del narcotraficante y jefe de una BACRIM Marcos Figueroa. 

Marcos Figueroa o ‘Marquitos’ cuenta con un largo prontuario criminal. Se le acusa de liderar aparatos armados en el sur y centro del departamento: ‘Los Curicheros’ y ‘los Criollos’.  'Los Curicheros' son una estructura armada, permanente pero poco visible, de contrabandistas, y su nombre se deriva de una ranchería denominada Curichí. Algo que llama la atención es que Chema Ballesteros ha logrado hacer campaña en las zonas de influencia de ‘Marquitos’, sin problema y sin necesidad de entrar con escoltas o aparatos de seguridad, cuando nadie puede entrar de esa manera.    

En la siguiente foto se ve a  ‘Chema’ con Tania Galván (de manta blanca y sombrero) quien es la mensajera política de ‘Los Curicheros’. Ella es esposa de Carlos Gómez alias ‘Carlos Curichi’, tío del extraditado narcotraficante Ignacio ‘Nacho’ Pana. Este último miembro de la organización de Marcos Figueroa y Kiko Gómez. 
 

En la siguiente foto se observa al mismo candidato con Hilder Mejía quien estuvo preso junto al exalcalde de Riohacha Wilder Rios por entregarle el manejo del sector salud a los paramilitares de ‘Jorge 40’ por medio de una EPS.

 
Pero las relaciones complicadas de ‘Chema’ no paran ahí. El periodista Gonzalo Guillén tuvo acceso a una fotografía reciente en la que aparece  ‘Chema’ Ballesteros junto al hermano del hombre Malboro, Carlos Lopesierra, quien fue condenado junto a su hermano por narcotráfico y regresó al país tras purgar cinco años de cárcel. En la fotografía, a la derecha está el exsenador Ángel Daza. 

 

El otro candidato es Wilmer González, quien pertenece a la estructura política liderada por el exgobernador Jorge Pérez Bernier, dirigente de Nueva Fuerza Guajira. Este movimiento gobernó el departamento por más de una década al mismo tiempo que la estructura paramilitar de ‘Jorge 40’ se expandía y consolidaba. Al menos dos relaciones dan cuenta de que la estructura de Pérez Bernier siempre  ha tenido un pie en la ilegalidad. 

En primer lugar, Dilger Becerra, quien era uno de los principales socios de ‘Los Rastrojos’ en el departamento fue el agente que lavó dinero para esta organización. La esposa de Becerra, Claudia Mesa, fue la secretaria de salud en la administración de Pérez Bernier. Becerra murió en el año 2011 poco antes de las elecciones locales a manos del propio Marcos Figueroa y sus hombres. Para ese momento Becerra y su esposa apoyaban a Bladimiro Cuello, candidato a la Gobernación en el 2011, quien era el candidato de Pérez Bernier.

Wilmer González fue parlamentario y exalcalde del municipio de Uribía. Su segunda esposa, Laura Andrioli, se desempeñó como Secretaria de Asuntos Indígenas del departamento de La Guajira. A ella le fue expedida orden de captura  en el 2006 por irregularidades en la construcción de jagüeyes en los resguardos indígenas. Literalmente saqueó el departamento. Igualmente, González fue sancionado por irregularidades en la contratación cuando se desempeñó como alcalde de Uribía. 

La exalcaldesa de Uribía Cielo Redondo es en la actualidad el principal apoyo de Wilmer González. Ella es considerada la jefa política de la estructura criminal de alías Pablo segundo comandante del frente contra insurgencia Wayúu, quien después de la desmovilización paramilitar se convirtió en el jefe de la bacrim de la Alta Guajira. Un hermano de Redondo,  Alfredo, y uno de sus sobrinos, trabajan para la banda de Emi Solano, quien maneja gran parte del contrabando de gasolina y de alimentos desde Venezuela hacia Colombia. Además Solano maneja dos puertos naturales para la salida de narcóticos en el norte del país. 

Redondo también fue cercana al narcotraficante Luis Segundo Polanco García y Fabio Gutiérrez Pacheco alías ‘Cañarete’. 

El candidato Wilmer González fue aspirante al congreso en el 2006 apoyado por la Chachi Hernández quien junto a su marido Víctor Ojeda eran los principales lavadores de dinero de ‘Jorge 40’ por medio de las empresas de Provisiones Candy y Micaela. La Chachi Hernández  fue asesinada, homicidio al que se le acusa al ex gobernador Francisco Gómez Cerchar, hoy acusado por ser el presunto determinador de 15 homicidios. 

La siguiente foto muestra el equipo de campaña de Wilmer González. González atrás con camiseta amarilla, la exalcaldesa Cielo Redondo adelante con blusa clara y Jorge Pérez Bernier adelante a la izquierda con gafas y camisa de cuadros.

 
La disputa por las elecciones en La Guajira es una pelea de mafias. Las garantías son mínimas y las autoridades nacionales no hicieron nada para prevenir esta situación. 

*Investigador de la Fundación Paz y Reconciliación. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.