Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2011/03/09 00:00

    Ella Korre Sola

    La presidenta argentina Cristina Fernández se consolida como candidata ganadora en las próximas elecciones presidenciales de su país.

COMPARTIR

Hasta ahora y sin oficializarlo aún, la única en la carrera presidencial al 23 de octubre de este año en Argentina es Cristina Fernández. La recurrente alusión al modelo basado en la generación de cinco millones de puestos de trabajo, sumado a la incertidumbre generalizada y los despliegues políticos de sus posibles contrincantes la consolidan hoy como candidata ganadora con una amplia ventaja sobre Mauricio Macri o Ricardo Alfonsín, entre otros factores.

Me pregunto si será suficiente el afecto, la incondicionalidad y el fanatismo de sus más cercanos como son Aníbal Fernández, Héctor Timerman o Amado Boudou, las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, los jóvenes de La Cámpora, y algún otro intelectual o periodista, no sólo para ganar las presidenciales en octubre sino además para volverla “eterna”. Creo que no y Cristina también lo sabe. De allí se explica el suave giro de los últimos días, el intento estratégico de acercamiento a la clase media con un único fin: un resultado electoral que le permita alcanzar más del 40% de los votos con diez puntos de ventaja sobre el segundo y anular cualquier posibilidad de segunda vuelta el 20 de noviembre. Son indicios de este cambio, su insistencia en buscar la “paz electoral”, su interés en suavizar las relaciones con el poder sindical, su reacción y respuesta ante la supuesta reforma constitucional, su deseo manifiesto en el discurso de apertura de sesiones ordinarias en el Congreso, de lograr la paz social manteniendo el control de la calle y procurando que las demandas salariales no disparen la inflación.

El panorama no es nítido todavía y Cristina corre sola. La interna del radicalismo, con o sin Cobos -programada para el 30 de abril- definirá si es Ricardo Alfonsín o el senador Ernesto Sanz el candidato presidencial. Por otra parte, Mauricio Macri por el PRO, Elisa Carrió y el Peronismo Federal siguen midiendo fuerzas y analizando la viabilidad y los costos de posibles alianzas.

Lo cierto es que el calendario electoral argentino empezó a moverse. El próximo domingo 13 de marzo la provincia de Catamarca (al norte) será la primera en elegir gobernador, vice, senadores, diputados provinciales, intendentes y concejales de un total de nueve provincias que celebrarán sus comicios antes de las presidenciales. El oficialismo K buscará triunfar o mantenerse en los principales distritos electores del país a pesar que se evidencia ya en un buen porcentaje un significativo distanciamiento provincial.

Y aunque Cristina sigue esquivando temas fundamentales como la inflación y no disimula sus sentimientos hacia el campo, la campaña ya empezó e insisto, hasta ahora, Cristina Korre Sola.

*Directora de Carrera Ciencia Política de la Pontificia Universidad Javeriana.
Twitter: @AleMonteoliva
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.