Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2015/03/07 18:18

    En busca de respuestas

    Como Jorge Pretelt y Alberto Rojas no quisieron ponernos la cara, dejo aquí algunas preguntas que aún siguen esperando una respuesta.

COMPARTIR

Una claridad conceptual para empezar: soy defensor a ultranza de la presunción de inocencia y el debido proceso de todo colombiano en el marco del Estado social de derecho en el que vivimos. Es verdad que los medios de comunicación no podemos convertirnos en jueces y no debemos condenar anticipadamente a quienes la justicia tiene la obligación de investigar con sus tiempos y su sabiduría. Lo que no nos pueden quitar a quienes trabajamos en el oficio periodístico es la función escrutadora frente a los personajes públicos en Colombia.

Lamentablemente el magistrado Jorge Pretelt no quiso o no pudo pasarle al teléfono a RCN LA RADIO, en cuya emisora trabajo todas la mañanas, aun cuando sí atendió al resto de medios radiales ese mismo lunes 2 de marzo.

Habría sido interesante, por ejemplo, preguntarle al doctor Pretelt si esa práctica confesada por él mismo a varios medios de comunicación de hablar sobre algunos de sus casos en sedes alternas y con las partes es acaso ética o ajustada a derecho. En una de sus entrevistas, Pretelt admitió que el abogado Víctor Pacheco se acercó en un restaurante de Barranquilla a hablarle del caso de Fidupetrol que ha desatado esta polémica y que él en tono enfático le dijo que no contara con su voto, refiriendo enseguida una conversación que había sostenido sobre este mismo tema con la excontralora Sandra Morelli.

¿No es acaso esa, doctor Pretelt, una violación al reglamento interno de la Corte que prohíbe la discusión por fuera de ella de negocios que cursan en ese tribunal? Todavía peor conducta parece la de revelar el sentido de su voto extemporáneamente a una de las partes involucradas en un caso, ¿o no, doctor Pretelt?

Cada vez que oigo a este magistrado hablar de su impoluta trayectoria, se me ocurre preguntarle por unos ocho casos en los que él y su colega Alberto Rojas constituyeron una curiosa mayoría en sala de revisión de tutelas.

En particular, habría querido cuestionar a Rojas y a Pretelt por una decisión que dejó sin efectos un laudo arbitral que versaba sobre una estación de gasolina. Para no aburrirlos con detalles sobre una sentencia que ha sido catalogada por expertos como antitécnica y violatoria de toda lógica jurídica, me habría interesado preguntarle si también fue discutida esa sentencia T-288 de 2013 en algún salón del Club El Nogal o si estuvo esa decisión engavetada por varios meses mientras llegaba alguien del perfil del magistrado Rojas que le permitiera sacarla del olvido y aprobarla en la dirección que Pretelt quería.

Entretanto, al polémico exmagistrado Rojas me habría gustado reiterarle las preguntas que dejé consignadas en este mismo espacio, volviendo al caso que surgió en las últimas semanas: ¿ha tenido contacto reciente con el abogado Víctor Pacheco? ¿Ha intentado persuadirlo para que no hable de este caso? ¿Por qué su interés en la selección de esta tutela que desató los presuntos hechos de corrupción que ahora se investigan?

Debo reconocer que Rodrigo Escobar Gil, otro exmagistrado mencionado en algunas de las versiones de Pacheco, ha salido a dar sus explicaciones. Al final, será la próxima semana cuando sepamos qué dirá Pacheco, cuyo testimonio es fundamental en toda esta ingrata historia.

Finalmente, no deja de ser curioso que este año el encuentro de la jurisdicción constitucional tenga como tema central el de la libertad de expresión y que sea el encargado de organizarlo, es decir Pretelt, el que se niegue a pasarle a un medio de comunicación y envíe a su ‘intermediario’ el doctor Abelardo de La Espriella a que hable en RCN sobre persecución o selectividad mediática.

Por mi parte, haré llegar este cuestionario al magistrado Pretelt a ver si, con suerte, por la vía de un derecho de petición, me contesta algo de lo que frente a frente habría querido preguntarle. 

@JoseMAcevedo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.