Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2006/07/29 00:00

En defensa propia

Si al soldado israelí capturado se lo llama secuestrado, también hay que llamar secuestrados a los nueve mil palestinos (entre ellos 400 niños) que están presos sin juicio en las cárceles de Israel

En defensa propia

Los israelíes tienen derecho a defenderse, sin duda. Pero los demás también. Por ejemplo los palestinos, que empezaron a ser expulsados de sus tierras hace noventa años para que en ellas se instalaran los colonos israelíes como consecuencia de un pacto privado entre los sionistas y el Imperio Británico que se llamó la Declaración Balfour. Hay antropólogos que piensan que los palestinos actuales son los mismos antiguos filisteos de la Biblia, en cuyas tierras se instalaron hace cuatro mil años los israelitas de Josué como consecuencia de un pacto privado entre Moisés y Jehová que se llamó la Alianza. Así, la actual campaña del ejército israelí contra el enclave palestino de Gaza lleva el nombre de "columnas de Sansón", en recuerdo de aquel Sansón bíblico que, capturado por los filisteos, recuperó su fuerza para aplastarlos a todos derribando las columnas que sostenían el templo al grito de "¡Muera Sansón y con él los filisteos!"

A ver si alguien queda vivo esta vez.

Los israelíes, que en defensa propia aplastan a los palestinos de Gaza, están también, a la vez, machacando el Líbano, también en defensa propia. Pero esa campaña de destrucción -aviones, buques, tanques- es más que todo una maniobra de distracción. No pretenden acabar con el Líbano -ni tampoco, aunque les llegue el caso de atacarlos también en defensa propia-, pretenden acabar con Siria o con Irán. Con los palestinos sí.

Dice el gobierno de Israel que esto de ahora empezó hace tres semanas, cuando Hamás, un partido terrorista anti-israelí que fue elegido por los palestinos para sustituir a la OLP, otro partido terrorista palestino cuando su jefe Arafat falleció de modo misterioso tras ser sitiado durante un año por el ejército israelí en el enclave palestino de Ramala, secuestró a un soldado de Israel que...

Pero no. Las palabras no son inocentes. ¿Por qué se habla de "enclave" palestino, si antes del pacto sionista-británico todo el país era de los palestinos? ¿Por qué se habla de los "terroristas" de Hamás o de la OLP? También usaban métodos terroristas las organizaciones sionistas Haganah e Irgún, que, cuando ganaron, fundaron el Estado de Israel. Un estadista es un terrorista que ha tenido éxito. Y si al soldado israelí capturado se lo llama secuestrado, también hay que llamar secuestrados a los nueve mil palestinos (entre ellos 400 niños) que están presos sin juicio en las cárceles de Israel.

Por otra parte, en opinión de los palestinos esto no empezó hace tres semanas, con la captura del soldado. Sino que ésta fue respuesta a más de medio siglo de agresiones, de expulsiones, de destrucciones, de invasiones desatadas por Israel contra ellos. ¿Desde la construcción del muro, que empezó hace dos años? ¿Desde el incumplimiento de los acuerdos de Oslo? ¿Desde la guerra del 72? ¿Desde la del 67? ¿Desde la del 48? ¿Desde la Declaración Balfour, en el 19?

¿Y cuándo empezó la agresión contra los israelíes? ¿Cuando esa ya mencionada guerra del 48 de los países árabes contra el recién fundado (en tierra palestina) Estado de Israel? ¿Cuando el holocausto de la Alemania nazi? ¿Cuando los pogromos de la Rusia zarista? ¿Cuando las "judiadas" y la expulsión de la España de los Reyes Católicos? ¿Cuando Roma destruyó el Templo de Jerusalén y envió a los judíos sublevados a la diáspora? ¿Cuando salieron de Egipto perseguidos por el malvado Faraón?

No es fácil, pues, precisar desde cuándo se están haciendo agresiones en defensa propia en ese milenariamente ensangrentado Oriente Medio. Desde siempre. Pero ¿hasta cuándo?

Lo acaba de decir la secretaria de Estado de los Estados Unidos, Condoleezza Rice, en su defensa de la defensa propia de Israel: hasta cuando los palestinos (y de paso los libaneses, y los sirios, y los iraníes) dejen de resistir.

La cosa va para largo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.