Sábado, 20 de septiembre de 2014

| 2013/04/02 00:00

En la marcha por la paz deben participar Uribe, Pastrana y las FARC

por Óscar Sevillano

La movilización del 9 de abril solo sería novedosa si participan los dos expresidentes junto con las FARC.

. Foto: .

Una marcha resulta exitosa a los ojos de la opinión pública si y solo si en ella hay cosas novedosas, y al menos para mí no será nada nuevo ver el próximo 9 de abril otra de las tantas marchas que promueve la sociedad civil, así en ella participen Juan Manuel Santos, Piedad Córdoba y Gustavo Petro. Para nadie es un secreto que los tres están totalmente convencidos de que el camino ideal para que termine el conflicto armado en Colombia es por la vía del diálogo.

En cambio, sí sería bastante novedoso que en la próxima manifestación a favor de la paz en Colombia participen los expresidentes Andrés Pastrana y Álvaro Uribe Vélez, con un ingrediente más: las FARC. 

Es claro que el expresidente Álvaro Uribe, nunca asistiría una manifestación en compañía de quienes él considera como “los enemigos de Colombia, que es necesario derrotar”, pero también es claro que el país entero, necesita ver que sus dirigentes políticos, tienen toda la disposición para que nuestro país entre en un proceso de reconciliación nacional, proceso que va más allá de una simple desmovilización y entrega de armas, que es el único camino, distinto a la confrontación militar que considera el exmandatario.

Ante todo debe existir la suficiente madurez, para entender que todos y cada uno de nosotros debemos poner un granito de arena, si en realidad queremos que nuestros hijos crezcan en una Colombia en paz, por eso estimo que al expresidente Álvaro Uribe le llegó el momento de demostrarle al país entero, si desea que nuestro territorio continúe por la vía de ver morir a la gente en municipios y veredas, producto de los ataques indiscriminados de las guerrillas y las bacrim, o si por el contrario, quiere que esta sea una región próspera y atractiva tanto para sus nacionales, como para los extranjeros. ¿Si anhela lo segundo, como sería lo lógico?, es claro que esta situación se podría dar, sí y solo sí, es posible vivir en paz, como es también claro que para conseguir este propósito es necesario dejar a un lado actitudes guerrerista y de confrontación permanente, porque de esa manera a lo único que podemos aspirar es a vivir eternamente sumergidos en una cadena de odios y rencores que en nada bueno puede parar.

En parte entiendo la desconfianza de Uribe hacia las FARC, porque repito lo dicho en mi opinión anterior, no es posible que mientras un grupo reducido de guerrilleros hablen de paz en la Habana, el resto se dediquen a repartir bala y a cometer toda clase arbitrariedades en municipios y veredas en nuestro país, pero entiendo también, que es necesario que en una manifestación que pretende llamar a todos los ciudadanos para que salgan a las calles a pedir que cesen las acciones violentas en Colombia, y se le abra paso a una reconciliación nacional, estén también las voces como la del expresidente, demostrando que el también está dispuesto a poner un granito de arena, con tal de que este país logre un acuerdo que permita poner fin al cruce de balas, y que mejor si lo hace en compañía del grupo guerrillero que asesinó a su padre e hirió a su hermano, acto que de paso daría un ejemplo al país entero de reconciliación y perdón.

Por otro lado, pienso que el segundo elemento que haría más interesante la marcha por la paz, que se realizará el 9 de abril, es la presencia de las Farc en la manifestación. El país entero ha visto desfilar a la sociedad civil años tras año, pidiendo la paz y la reconciliación, y para nadie es un secreto del cansancio que padecen por estar en medio del fuego cruzado. Por tanto no será nada novedoso ver a la misma sociedad civil gritando por la carrera séptima la consigna de “No más FARC”. Más bien lo que creo es que ya es hora de escuchar lo que piensan las FARC, si están de acuerdo con ese anhelo del pueblo colombiano, y en el mismo escenario confirman si están dispuestas a ayudar para que éste se haga realidad en el corto plazo, o si por el contrario, ¿se harán los de los oídos sordos y seguirán cometiendo desmanes contra la población civil?

Por último creo que otro que se debe zafar de los sentimientos negativos que ha dejado salir a flote en los últimos días es el también expresidente Andrés Pastrana, quien ha sacado a reclamarle al primer mandatario un mandato por la paz, el mismo que él como primer mandatario, no supo utilizar, a pesar de que si lo tenía, y ahora pretende dar clases de cómo asumir un proceso de paz con la suficiente audacia y eficiencia que él, durante cuatro años no supo tener. Este sería un buen escenario para que exmandatario le demuestre al país, si sus anhelos de paz, eran una ambición política de tipo personal, o correspondían a un deseo de nación?.

Aunque se de antemano que juntar estos tres elementos en un mismo escenario no será posible, al menos por el momento, si creo que sería bueno que por menos lo consideraran. 

@sevillanojarami

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×