Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2010/09/18 00:00

    Entierros y bautizos

    El DAS (Departamento Administrativo de Seguridad) no es otra cosa que el mismo SIC (Servicio de Inteligencia Colombiano) creado en 1953 por el dictador Gustavo Rojas Pinilla.

COMPARTIR

No sabemos en qué va lo del DAS. El ministro del Interior Germán Vargas, al descubrir hace unos días que también él había sido blanco de sus 'chuzadas' telefónicas, pidió que se hicieran públicas las grabaciones. Y serían sin duda muy interesantes. Tanto o más que las de los adversarios del gobierno paranoico de Álvaro Uribe -los periodistas incómodos, los políticos de la oposición, los jueces-, las de sus amigos, a quienes por lo visto se espiaba para vigilar su grado de lealtad: entre otros, a Vargas y al actual presidente Juan Manuel Santos, que era entonces ministro de Defensa. Y al propio presidente Uribe: "Y ojalá me estén grabando" -le decía este a su amigo 'la Mechuda'- para que se supiera que "le voy a romper la cara, marica". Pero lo verdaderamente importante sería saber quién ordenó las 'chuzadas'. Lo sospechamos, claro: el propio Uribe. Pero no lo sabemos con certeza.
 
Y es que nada se ha sabido nunca con certeza del DAS. Cuando empezó a hablarse de estas 'chuzadas' de ahora, y tras declarar solemnemente que el organismo había sido infiltrado -a sus espaldas- por narcotraficantes y terroristas, Uribe anunció que en adelante las tareas de inteligencia y contrainteligencia que cumplía pasarían a la policía, en las manos del general Óscar Naranjo. Es de suponer que ahí siguen, pero de ellas no se ha vuelto a hablar.
 
No sabemos nada del DAS ahora, pero tampoco supimos nada hace tres años, cuando su director Andrés Peñate renunció por ignotas "razones personales". Ni hace cinco y diez, cuando bajo la dirección de Jorge Noguera daba a los narcoparamilitares listas de personas a las que debían matar. Ni hace 25, cuando tuvo tan destacada participación en los magnicidios de la época -el de los candidatos presidenciales Luis Carlos Galán, Bernardo Jaramillo, Jaime Pardo Leal, Carlos Pizarro- por los cuales está detenido y bajo investigación su director de la época, el general Maza Márquez. Ni hace 50, cuando nació.
 
O, más exactamente, cuando fue rebautizado. Pues el DAS (Departamento Administrativo de Seguridad) no es otra cosa que el mismo SIC (Servicio de Inteligencia Colombiano), creado en 1953 por el dictador militar Gustavo Rojas Pinilla. Hace un par de meses recorté de la sección de El Tiempo titulada 'Hace 50 años' una nota correspondiente al 23 de julio de 1960 de la cual cito un par de frases: "En esta forma (la conversión del SIC en DAS) se dio sepultura a una sigla que recordaba viejas actuaciones de funcionarios indeseables para la sociedad (...) ¡Aunque la transformación pareciera una cuestión sin mayor trascendencia, para el jefe del SIC era de gran importancia un cambio estratégico en el nombre".
 
Es cierto: el SIC tenía una fama negra de asesinatos y torturas, la misma de su antecesora la Policía Política (Popol) de los gobiernos conservadores de Laureano Gómez y Roberto Urdaneta Arbeláez, a la cual Rojas Pinilla le había cambiado el nombre por la misma razón. No sobra recordar que fue por honrar la memoria de un dirigente sindical torturado y asesinado por los agentes del SIC que Manuel Marulanda Vélez tomó como alias ese nombre cuando se convirtió de campesino liberal en guerrillero comunista. Pero si cito la nota de El Tiempo es por la coincidencia de su lenguaje con el del hoy presidente Santos en unas declaraciones de hace unos años, cuando era ministro de Defensa y propuso, ante los repetidos escándalos, cerrar el DAS:
 
"Está demasiado enfermo, y de pronto es mejor darle cristiana sepultura".
 
De inmediato le salió al paso el entonces secretario de Prensa del presidente Uribe, César Mauricio Velásquez, hoy hundido hasta el cuello en el asunto de las 'chuzadas' ilegales, diciendo:
 
"Ese organismo es importante. Es necesario dentro de la democracia, dentro de las agencias de inteligencia. Hay que reforzarlo".
 
Esto ocurría en febrero de 2009. En octubre de ese año circuló la noticia de que, una vez más, el DAS iba a recibir, no cristiana sepultura, sino nuevo bautizo estratégico. Y pasaría a llamarse ACI (Agencia Central de Inteligencia).
 
Pero tampoco volvió a hablarse de eso.
 
Y llegado a la cima del poder, la única decisión que ha tomado el presidente Juan Manuel Santos con respecto al DAS, cada día más sumido en el escándalo, ha sido la de confirmar en su cargo al último director nombrado por Uribe, Felipe Muñoz. Y tampoco sabemos por qué.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.