Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2017/06/10 09:52

    No es un simple “hello”

    El verdadero tono de las relaciones de EEUU con Colombia no será el del frío encuentro entre Santos y Trump sino el de la dura carta del embajador Whitaker a la Corte Suprema

COMPARTIR

Nunca sabremos con certeza si lo de Uribe, Pastrana y Trump en Maralago fue un simple "hello", como le tocó decir oficialmente a la Casa Blanca. Lo que, por el contrario, hoy está claro, es que la comunicación enviada por el embajador de Estados Unidos en Colombia al presidente de la Corte Suprema de Justicia es definitivamente mucho más que eso. 

Y es que en la misiva revelada en primicia por Noticias RCN, el diplomático noteamericano, Kevin Whitaker, no sólo cuestionó la libertad de alias "Nader" sino que aprovechó para dejar sentadas sus preocupaciones sobre la implementación del acuerdo de paz, cuestionando de fondo el régimen de libertades condicionales y poniendo en tela de juicio el ‘compromiso‘ de la antigua administración Obama de no ponerle pereque a los extraditables que fueran miembros de las Farc y se sometieran a la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) en Colombia. 

Todo aquello quedó en duda después de la nota que de diplomática tenía más bien poco y que, en cambio, abre serios interrogantes sobre el apoyo real de Estados Unidos a nuestro país en esta etapa decisiva del acuerdo.

Aunque es verdad que la autonomía de los altos tribunales colombinos debe preservarse, no deja de ser sintomático que el gobierno gringo exprese aquí y en otros escenarios su molestia con lo que está ocurriendo entre las Farc y el gobierno nacional.

Ahora sabemos que no solamente la libertad de alias ‘Nader‘ les preocupa. Así como el fiscal se dedicó en los últimos días a criticar el decreto 903, los norteamericanos también cuestionan, privadamente, la redacción del decreto 900 que habla de "la suspensión de las órdenes de captura con fines de extradición de los miembros de las Farc-EP incluidos en el listado aceptado por el Alto Comisionado para La Paz" y que en últimas le da sustento legal a la salida del guerrillero en cuestión autorizada por la Corte Suprema.

Tendrá que estar preparado el gobierno gringo para ver desfilar en las próximas semanas a varios líderes guerrilleros más que están en la misma situación de este caballero y habrá que ver si, como en esta ocasión, protestarán y anunciaran que seguirán persiguiéndolos por todos los medios legales que tengan a su alcance

Lo grave es que mientras cada día se conceden más libertades condicionales a quienes cometieron delitos execrables con el compromiso de presentarse a la JEP, la conformación de la justicia transicional parece todavía lejana. No existe una ley estatutaria que defina su funcionamiento y no hay mucha voluntad de acelerar el procedimiento de elección de los magistrados por parte de los nominadores designados para tal fin. De persistir la demora, los gringos tendrán razón en que las "libertades condicionales" pueden terminar salidas de madre y convertidas en patente de corso para que los guerrilleros gocen de incomprensible impunidad. 

Si a todo esto, le agregamos los diálogos que ha sostenido recientemente el embajador con algunos líderes políticos en los que se le oye quejar de temas tan espinosos como la lucha contra el narcotráfico y el aumento de los cultivos ilícitos, quedará claro que las relaciones bilaterales no pasan por su mejor momento, así el presidente Santos insista en que lo de Trump y él marcha divinamente y que "más claro no canta un gallo".

Así las cosas, es posible prever que el verdadero tono de las relaciones de EEUU con Colombia no será el del frío encuentro entre los dos mandatarios en la Casa Blanca sino el de la dura carta del embajador Whitaker a la Corte Suprema. Este, definitivamente, no es un simple "hello".

Twitter @JoseMAcevedo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.