Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2008/03/12 00:00

    Estamos mamados

    Cuando el Presidente Uribe cuestiona un proyecto de integración regional que requiere un ente coordinador por su miedo a “más burocracia”, la bilirrubina sube.

COMPARTIR

Comienzo por pedir excusas a los lectores por utilizar este término que, aunque coloquial en el lenguaje nacional, es de difícil recibo por escrito; pero no hallo otro que exprese mejor lo que vivimos en el Caribe: estamos mamados de que en las alturas andinas y en el resto del país nos señalen como corruptos, narcotraficantes, paracos y, para colmo, ineficientes, rumberos y flojos.

Se han escrito muchas páginas en contra de los costeños y molesta, pero ya cuando el gobierno nacional por boca del Presidente Uribe cuestiona un proyecto de integración regional que requiere un ente coordinador y de seguimiento en nombre de su miedo a “más burocracia”, la bilirrubina sube.
 
Y si de ñapa, la superministra Cecilia Álvarez Correa —quien para más INRI es de Ciénaga, Magdalena— expresa que tal sueño es improcedente ahora porque los dirigentes costeños (así, generalizado) son un fiasco y el pueblo no tiene ni puede tener confianza en ellos, con base en unos guarismos de regalías durante los últimos cinco años, entonces ya espumamos con rictus en la boca.

Sorprende que el Presidente Uribe, desde la copa de frondoso árbol burocrático que contradice sus promesas de la primera elección, exprese temor de su propia hojarasca e irrita que la superministra se trague y repita el cuento falaz de que nuestros problemas residen en que “fallaron nuestros dirigentes que no supieron aprovechar las grandes posibilidades” refiriéndose a los tres billones de regalías que durante cinco años transfirió la Nación a ocho departamentos.

Si Uribe está por ser segunda vez en el podio y ya nos venden su nueva reelección en gran medida es y sería gracias a la burocracia aumentada y corregida por sus grandes electores, como en el caso de Barranquilla, el ex alcalde y hoy reo de la justicia Guillermo Hoenisgberg.

En cuanto a la estruendosa cifra que usa la superministra para darle descabelle a la integración regional, me remito al análisis del economista e historiador Adolfo Meisel Roca (El Heraldo 28-02-08 p. 2) situando el PIB per capita de esta región en lo que era en 2005: 73.6% del que estaba establecido en el resto del país, incluidas las famosas regalías. Estas son sus cuentas, en el escenario de que nuevamente la región reciba los tres millones de millones de pesos y esta vez los manejen impolutos y eficiente funcionarios finlandeses: el PIB per cápita de los costeños subiría sólo el uno por ciento.
 
Para poner un ejemplo cercano, es como tener un sueldo de $736.000, mientras el resto de los colombianos gana un millón, que nos aumentaría a $747.000, de donde la brecha que nos separa de ese resto se reduce en $11.000, lo que alcanza para dos almuerzos ejecutivos en el paseo de Bolívar de Barranquilla o una sarapa (pescado frito con yuca envuelto en papel de bolsa de azúcar) en el de Bazurto en Cartagena.

Apreciaciones de esta índole desde el altiplano hacen impostergable el proyecto de integración regional que, por cierto, no pretende la independencia ni se alza en contra de nadie. Se trata de trabajar unidos por el desarrollo social y económico del Caribe, con gestión unificada de proyectos desde lo local a lo regional y, desde luego, requiere un ente rector que garantice la institucionalidad, que no un fortín burocrático.
 
Ente que, por ejemplo, en el caso de las proyectadas carreteras nacionales del gobierno Uribe —“Ruta Caribe”, “Ruta del Sol” y “Marginal Caribe”— haga entender a los planificadores altiplanences que, sin vías transversales rápidas que conecten a todas nuestras capitales y las zonas de producción, nos quedaremos comiendo sarapa a la vera de esas autopistas; y que no olviden de cara al TLC, que tanto están pulseando en Washington con apoyo de Bush, que los ocho departamentos costeños participamos en 2007 con el 29.7 por ciento del total de las exportaciones (US$5.421 US millones contra US$18.235 nacional).
 
Si, como el resto del país tenemos funcionarios corruptos, pero el rezago del Caribe tiene sus raíces en otra parte.
 
losalcas@hotmail.com


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.