Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2006/04/05 00:00

    ¡Estoy mamada! (Ximena Gutierrez)

COMPARTIR

Antes era en octubre, ahora es abril. El disco rayado vuelve a sonar. Cada vez que celebramos el mes de los niños y las niñas, se disparan las noticias sobre ellos. Es como si durante todo el año no sucediera nada en contra de los menores. Y que esa información estuviera represada para que en abril se publicara por mil. ¡Estoy mamada! Ahora el cuento es que en las chiquitecas hay niñas haciendo desnudos. Lo peor es que con esas noticias no pasa nada, más allá del escándalo que provocan. Para rematar, desde Bogotá nos informan que hay 12 millones de niños pobres. El disco rayado sigue sonando. ¿Y?

Creo que en Colombia no hay una política seria para enfrentar la problemática de los niños y las niñas. Al nuevo Código del Menor le están mamando gallo. Los congresistas la tienen clara: Los menores de 18 no votan. Pero en medio de ese abandono, al menos hay un mes para recordarnos que existen. Y que esos niños están madurando biches. Que en la costa, las niñas menstrúan antes a los ocho años. Que los embarazos en adolescentes se multipicaron por tres en los últimos 10. Que en Cali, dos de cada 10 delitos son cometidos por menores de 15 años. ¡Y que los niños ya no son tan inocentes! Uhmmmmm.

Lo que más me preocupa es que en este país de extremos, hay una mediana atención para los niños y los ancianos… ¿Y los jóvenes? Listo, los niños son el futuro. El Bienestar Familiar medio los atiende. Lo mismo ocurre con los adultos mayores. Ellos tienen su día en agosto y en Cali se edita una revista para mayores de 50 (se llama “50&Más”), pero… ¿Qué pasa con los jóvenes? Si los niños son el futuro, y los adultos la experiencia, los jóvenes somos el presente. En Francia, están haciendo historia. Millones, entre los
18 y 26 años, tienen en jaque al Gobierno del presidente Jacques Chirac. ¿La razón?

Francia impone una reforma laboral dirigida a los menores de 26. Allí se incluye un periodo de prueba de dos años, al cabo de los cuales los pueden echar del trabajo sin indemnización. ¡Una zozobra de 24 meses!
Pero la sorpresa es saber que en Europa, donde las riendas del poder la tienen los veteranos, todavía hay jóvenes activos políticamente. ¡Qué berraquera! Los muchachos franceses nos dan sopa y seco. ¿Cuándo será que aquí protestamos por la dichosa flexibilización laboral? No olvidemos que la estructura jurídica de esa Ley, permite acabarla si en dos años no da resultado.
 


 
XIMENA GUTIERREZ
CALI -VALLE-


 
¡Estoy mamada!
Antes era en octubre, ahora es abril. El disco rayado vuelve a sonar. Cada vez que celebramos el mes de los niños y las niñas, se disparan las noticias sobre ellos. Es como si durante todo el año no sucediera nada en contra de los menores. Y que esa información estuviera represada para que en abril se publicara por mil. ¡Estoy mamada! Ahora el cuento es que en las chiquitecas hay niñas haciendo desnudos. Lo peor es que con esas noticias no pasa nada, más allá del escándalo que provocan. Para rematar, desde Bogotá nos informan que hay 12 millones de niños pobres. El disco rayado sigue sonando. ¿Y?
Creo que en Colombia no hay una política seria para enfrentar la problemática de los niños y las niñas. Al nuevo Código del Menor le están mamando gallo. Los congresistas la tienen clara: Los menores de 18 no votan. Pero en medio de ese abandono, al menos hay un mes para recordarnos que existen. Y que esos niños están madurando biches. Que en la costa, las niñas menstrúan antes a los ocho años. Que los embarazos en adolescentes se multipicaron por tres en los últimos 10. Que en Cali, dos de cada 10 delitos son cometidos por menores de 15 años. ¡Y que los niños ya no son tan inocentes! Uhmmmmm.
Lo que más me preocupa es que en este país de extremos, hay una mediana atención para los niños y los ancianos… ¿Y los jóvenes? Listo, los niños son el futuro. El Bienestar Familiar medio los atiende. Lo mismo ocurre con los adultos mayores. Ellos tienen su día en agosto y en Cali se edita una revista para mayores de 50 (se llama "50&Más"), pero… ¿Qué pasa con los jóvenes? Si los niños son el futuro, y los adultos la experiencia, los jóvenes somos el presente. En Francia, están haciendo historia. Millones, entre los
18 y 26 años, tienen en jaque al Gobierno del presidente Jacques Chirac. ¿La razón?
Francia impone una reforma laboral dirigida a los menores de 26. Allí se incluye un periodo de prueba de dos años, al cabo de los cuales los pueden echar del trabajo sin indemnización. ¡Una zozobra de 24 meses!
Pero la sorpresa es saber que en Europa, donde las riendas del poder la tienen los veteranos, todavía hay jóvenes activos políticamente. ¡Qué berraquera! Los muchachos franceses nos dan sopa y seco. ¿Cuándo será que aquí protestamos por la dichosa flexibilización laboral? No olvidemos que la estructura jurídica de esa Ley, permite acabarla si en dos años no da resultado.
 
Ximena Gutierrez

vozcomun@yahoo.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.