Opinión

  • | 2000/10/09 00:00

    FAUSTINO ASPRILLA

COMPARTIR

El nuevo escándalo protagonizado por el hábil jugador en su natal Tuluá lo puso en fuera de lugar: cada vez que él tenga que salir del país debe pedir un permiso en la Fiscalía. Por lo pronto anunció su renuncia a un jugoso contrato en el fútbol árabe y expresó su deseo de jugar en el Tuluá para iniciar su etapa de retiro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1821

PORTADA

Venezuela: los coletazos de la crisis

La invasión de 60 soldados venezolanos a territorio colombiano provocó una crisis que pudo terminar en tragedia. SEMANA relata cómo fueron las 24 horas de alta tensión diplomática y explica por qué puede volver a ocurrir.