Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2016/12/24 14:07

    Feliz navidad para los soldados y policías de Colombia

    Cuando se ha iniciado la implementación de los acuerdos firmados por el Gobierno y las Farc, es justo hacer un nuevo reconocimiento a nuestra Fuerza Pública por su actitud respetuosa.

COMPARTIR

“Aunque no nos vean, siempre estamos ahí”, es la frase con la que se abre el portal web del Ejército Nacional. Así es, los hombres y mujeres que conforman la Fuerza Pública en Colombia, siempre han estado presentes en todos y cada uno de los días de historia independiente de nuestro país, y por supuesto en todas nuestras navidades. En las carreteras del país nos encontramos siempre con nuestros soldados y policías acompañando nuestros destinos. Cuando pasamos por sus puestos de control es siempre reconfortante recibir el saludo amigable que con su dedo pulgar nos hacen, para darnos la tranquilidad de que con su presencia estamos seguros.

Nuestro Ejército cumplirá en 200 años de historia en el 2019, la Armada Nacional cuenta con 193, la Fuerza Aérea con 97 y la Policía Nacional está celebrando su aniversario número 125. Con la excepción del periodo de Rojas Pinilla entre junio de 1953 y mayo de 1957, Colombia ha sido gobernada por instituciones democráticas respaldadas por el monopolio legítimo de las armas, bajo el mando y la dirección del poder civil. La democracia siempre ha prevalecido frente a los embates de los grupos insurgentes y de las organizaciones criminales que la han venido acechando sin descanso. Las garantías, derechos fundamentales y libertades constitucionalmente protegidas de las que gozamos los colombianos, no serían una realidad sin la fuerza pública.

Hoy, cuando se ha iniciado la implementación de los acuerdos firmados por el Gobierno y las Farc, es justo hacer un nuevo reconocimiento a nuestra Fuerza Pública por su actitud respetuosa, paciente y prudente frente a las difíciles negociaciones de la Habana, haciendo honor a su carácter “no deliberante”. Dicho lo anterior, y tomando en consideración que una paz estable y duradera nunca será posible sin el concurso de la Fuerza Pública, es indispensable escuchar e interpretar las inquietudes y preocupaciones, que si bien no son exteriorizadas directamente por sus miembros activos, si los son a través de la Mesa de Trabajo Permanente que agrupa 17 asociaciones del Cuerpo de Oficiales de la Reserva Activa, pertenecientes a las Fuerzas Militares y la Policía Nacional.

En una comunicación dirigida al Presidente Juan Manuel Santos, hecha pública en el portal de la “Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro de las Fuerza Militares” -ACORE-, firmada el 22 de diciembre por el General en retiro Jaime Ruiz Barrera, dicha organización manifiesta una serie de preocupaciones con respecto al “blindaje jurídico” que se espera para los miembros de la Fuerza Pública en el marco de la implementación del nuevo acuerdo del Teatro Colón. El 28 de noviembre pasado el Presidente Santos anunció que radicaría una reforma constitucional, para que en el marco de la implementación de la “justicia especial para la paz” -JEP-,  se “asegure la seguridad jurídica que tanto necesitamos para los hombres de nuestras fuerzas”. En el contexto de la presentación de la anunciada reforma constitucional, la misiva de ACORE incluye una serie de puntos muy concretos que reflejan la falta de claridad que aún existe en materia de justicia para los miembros de la Fuerza Pública, e incluyen cinco documentos anexos a través de los cuales las 17 asociaciones de retirados, han venido expresando sus puntos de vista y sus preocupaciones al Gobierno y sus negociadores.

Sin entrar en detalle sobre cada una de esas preocupaciones, hay una que puede resumir la mayoría de las inquietudes que hoy subsisten, afirma ACORE que “en el acuerdo anterior, se hacía referencia a los HECHOS motivo de investigación penal en los cuales el procesado podría resultar INOCENTE o CULPABLE.” En el nuevo acuerdo “Se ha cambiado inexplicablemente la palabra “HECHOS” por “Conducta punible”. En este contexto los militares retirados consideran que “La interpretación que se da al tratamiento DIFERENCIADO, induce claramente a la auto calificación de CULPABILIDAD por conductas punibles.” En palabras sencillas, aun reconociendo que se va a dar un tratamiento “diferenciado” a los miembros de la Fuerza Pública frente al que se aplicará a los miembros de las FARC en materia de justicia, el soldado o policía, alto mando o raso, que quisiera acceder a los beneficios de la justicia transicional creada como fruto de los acuerdos con las FARC, de entrada, tendría que reconocer su culpabilidad. ¿Cuándo se es culpable de ejercer el monopolio legítimo de la fuerza?

El camino que queda por recorrer no será fácil pues el Gobierno tendrá que garantizar un blindaje jurídico que no sea interpretado como una “auto amnistía”, y al mismo tiempo deberá establecer un preciso marco dentro del cual los delitos por los cuales vayan a ser procesados los miembros de la Fuerza Pública, de ninguna manera sean confundidos con el ejercicio válido y legítimo de su función constitucional, que implica el uso de la fuerza en el marco del respeto a los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario.

Ojalá que en el contexto de la navidad y en el espíritu renovador del nuevo año, el Gobierno Nacional atienda la solicitud de quienes interpretan el sentir de nuestra Fuerza Pública. La verdadera paz estable y duradera estará siempre en sus manos.
A los soldados y policías de Colombia, a sus familias, y a todos los lectores de la Revista Semana, una feliz navidad y un próspero 2017.

**Ex viceministro de justicia. Decano de la Escuela de Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Sergio Arboleda.
@ceballosarevalo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.