Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2016/12/20 11:36

    Peñalosa haciendo puntos para la revocatoria

    Aunque en principio en Bogotá no ha prosperado ninguna revocatoria de mandato, ni siquiera con lo paquete que fue Petro como administrador, el alcalde Peñalosa hace puntos para alimentar ese movimiento.

COMPARTIR

En las elecciones de 2015 para la alcaldía de Bogotá Enrique Peñalosa obtuvo 906.058 (33.18%), Rafael Pardo 778.764 (28.52%), Clara López 499.598 (18.29%) y Francisco Santos 327.288 (11.99%). No fue una victoria mayoritaria ni mucho menos un respaldo irrestricto al ganador. Tampoco fue una votación que legitimara la visión de ciudad de Peñalosa. Ese octubre lo que se vivió en Bogotá fue un pulso para elegir a quien podría liderar la recuperación de la ciudad luego del descalabro de 12 años de los gobiernos de izquierda.

El que se confundiera con eso, iba a estar distanciado de la ciudadanía. Y eso, al parecer, le pasó a Peñalosa.

Según la última encuesta del programa Bogotá Cómo Vamos, el alcalde Enrique Peñalosa tiene un 22% de favorabilidad, uno de los índices más bajos desde que se realiza esta medición, superando solo a Samuel Moreno en 2011 cuando tuvo un pírrico 11% y 10 puntos por debajo de Gustavo Petro en su último año (32%).

Al discriminar los resultados por localidades, Peñalosa obtiene los porcentajes más bajos en Puente Aranda, Mártires, Candelaria, Santa fe, Bosa, Tunjuelito, Ciudad Bolívar, Antonio Nariño, Rafael Uribe, Usme y San Cristóbal. En estas mismas localidades perdió con Rafael Pardo o Clara López en las elecciones a la alcaldía. Y sin ser arrollador, logra una mejor imagen en Suba, Usaquén, Engativá, Fontibón, Kennedy, Barrios Unidos, Teusaquillo y Chapinero, localidades en las que ganó en 2015.

Estos resultados han hecho sonar con más fuerza las campanas de la revocatoria contra Peñalosa. Ya hay gente interesada y organizada para promoverla (ver noticias): “Los actuales promotores para iniciar el proceso deberán presentar mínimo 271.818 firmas, equivalentes al 30% de la votación que obtuvo el alcalde (…). La recolección de esos apoyos deberá comenzar en enero de 2017, un año después de la posesión, y el plazo es de seis meses. En las urnas deberán votar, como mínimo, 1’092.229 personas, y el alcalde será revocado si votan a favor unas 546.115 (la mitad más uno).”

Y aunque en principio en Bogotá la revocatoria del mandato no ha prosperado, ni siquiera con lo paquete que fue Petro como administrador, el alcalde Peñalosa se ha encargado de hacer puntos para alimentar ese movimiento.

Peñalosa no se actualizó. Los años que estuvo como consultor internacional al parecer se dedicó a vender lo que sabía y lo que había hecho en Bogotá como alcalde pero no a comprender nuevas formas de solucionar los problemas que enfrenta la ciudad. ¿Cuál ha sido la propuesta audaz y revolucionaría que el alcalde nos ha presentado para salir de la crisis en la que estamos? Ninguna.

Por el contrario, su desactualización ha generado una enorme desconexión del alcalde con una gran parte de los bogotanos. Desde los primeros días de gobierno llamó potrero a la reserva Thomas van der Hammen y anunció su parcial urbanización; cambió el trazado del metro y decidió que fuera elevado sin estudios serios; quiere hacer troncales de Transmilenio por cuanta vía hay en la ciudad; impulsó una reforma a la salud que no mejoró la calidad del servicio que reciben los ciudadanos; y para completar ha vendido la Empresa de Teléfonos de Bogotá, el 20% de las acciones que tenía la ciudad en la Empresa de Energía de Bogotá y su participación en la rentable Promigas.

Al parecer Peñalosa no se ha dado cuenta que la Bogotá de hoy es muy diferente a la que él ya gobernó. Que hoy hay muchos grupos organizados, de diferentes tendencias, para defender sus intereses; que las redes sociales han dinamitado el dominio de la información oficial; que hay una gran cantidad de bogotanos interesados en la ciudad, que la han estudiado, que han viajado y a los que ya no se los puede descrestar con maquetas.

No estoy de acuerdo con que revoquen a Peñalosa ni creo que sea la solución a los problemas de Bogotá. Creo que está a tiempo de corregir el rumbo y ayudar a la ciudad. Pero si no da un giro pronto, el alcalde se puede llevar una gran sorpresa.

*Politólogo con maestrías en gestión urbana e historia. Estudiante de doctorado en historia de la Universidad de los Andes. @ferrojasparra

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.